Saltar al contenido

Consejos para viajar con perros grandes

julio 15, 2021
como viajar con perros

Si bien viajar con perros es una experiencia divertida, íntima e incluso enriquecedora para tu bienestar, hay que planificar bien las vacaciones con mascotas para evitar que estos se sientan abrumados por el cambio abrupto y repentino.

Los perros no procesan los viajes de la misma manera en que hacemos los humanos. De hecho, a algunos –gran parte– ni siquiera les gusta subirse a un coche. Mucho menos a un avión.

Ahora, si a la ecuación le agregas el tamaño del perro, el problema es mayor. Tienes que lidiar con el espacio y garantizar la comodidad de tu mascota durante el trayecto.

Si ya tienes apuntada una escapada, y quieres llevarte a tu perro para pasar tiempos juntos desconectados de la rutina diaria, o no quieres dejarlo solo durante un largo periodo –estos pueden desarrollar ansiedad por soledad– te encuentras en la publicación indicada.

Aquí algunos consejos para viajar con perros grandes para que tus vacaciones sean memorables y confortables, tanto para ti, como para tu mascota.

Consejos para viajar con perros grandes

Planificar un viaje con perros grandes no tiene que ser un dolor de cabeza siguiendo estos consejos sobre mascotas:

¿Es lo que realmente necesita tu perro?

Aunque viajar con nuestra mascota puede parecer una experiencia formidable, pregúntate: ¿también lo será para tu perro?

Solo nosotros conocemos a nuestra mascota. Sabemos qué es lo que le gusta, qué no le gusta y qué tipo de situaciones lo someten a altos niveles de estrés.

Por ejemplo, hay perros que reaccionan de manera negativa a los paseos. No soportan estar lejos de la comodidad de su hogar.

Por tanto, unas semanas antes de planificar el viaje, analiza el comportamiento de tu perro. Si el viaje es en coche, primero llévatelo a comprar productos al súper y prueba cómo les sienta el viaje. Si en trayectos cortos no logra mantenerse tranquilo, es una señal.

viajar con perros grandes

Otra cosa, si es la primera vez que viajan, evidentemente es algo a lo que no están acostumbrados. Es una experiencia nueva para ellos. Habrá ruidos nuevos, olores nuevos, personas desconocidas para él, y así sucesivamente.

Tienes que evaluar cada uno de estos escenarios antes de siquiera irte de vacaciones con tu perro.

Medio de transporte, ¿qué saber?

Otro aspecto a tener en cuenta cuando viajas con perros grandes es el medio de transporte. No es lo mismo en coche que en avión. No solo cambia el contexto, también las nomas para viajar con mascotas.

Si es tu coche propio, es más sencillo, pero igual debes tener algunas cosas en cuenta. Por ejemplo, el tamaño del asiento donde estará tu compañero: ¿en el trasero? ¿De copiloto? Debes asegurarte que el cinturón sea lo suficientemente grande para mantenerlo sujetado al asiento.

En caso de que viajes en avión, las cosas se complican un poco. Primero investiga las normas de la aerolínea. Algunas te permiten viajar con tu perro siempre que utilices una jaula que no supere el tamaño máximo aceptado.

Mientas más grande sea el canino, menores posibilidades tendrás de que te acompañe en el asiento. Y aquí volvemos al punto anterior: ¿tu perro está preparado para viajar solo hasta que el avión llegue a su destino? ¿Soportará el ruido? ¿Está acostumbrado a la jaula?

También deberás estar al día las vacunas, pasar las normas sanitarias, tener la aprobación de un veterinario y certificaciones médicas.

Alimentación del perro

Lo ideal es empacar provisiones para mantener a tu perro abastecido durante el trayecto, pero ojo al momento de alimentarlo.

Si bien lo lógico es que coma antes de partir, no es recomendable por la siguiente razón: el movimiento puede ocasionar estragos en su estómago y acabar en el peor escenario posible -vómitos-.

Lo mejor es alimentarlo durante las paradas –en caso de que vayas en coche– con comida fresca, mantenerlo hidratado y, en medio del viaje, consentirlo con golosinas.

Comodidad

Es importante que el canino esté lo más cómodo posible antes, durante y después del viaje. Aquí hay varias cosas que puedes hacer:

  • No lo dejes en la caja de la camioneta. La poca libertad lo someterá a ansiedad.
  • Abre las ventanas, aunque sea un poco, para promover la circulación del aire, el calor y la humedad.
  • Colócale un almohadón para que descanse durante el viaje y, si tienes suerte, duerma. Si hace frío no olvides empacar una manta.
  • Si vas a viajar en avión, la casita o jaula para perros tiene que ser lo más grande y profunda posible. Esto garantizará mayor movilidad.

consejos para viajar con perros grandes

Alojamientos dog-fiendly

La industria hotelera siempre busca cubrir las necesidades de los turistas. Saben perfectamente que hay propietarios de mascotas que no viajan sin sus fieles compañeros y, precisamente por ellos, cuentan con servicios orientados al bienestar de los caninos.

Son conocidos como ‘alojamientos dog-friendly’; instalaciones acondicionadas específicamente para perros-dueños.

¿Qué tienen? Un lugar donde el canino puede descansar placenteramente, exteriores donde pueden estirar las piernas y respirar aire fresco y áreas de encuentro con otros perros –siempre que estén bien socializados– para que interactúen con otros de su especie.

Incluso hay restaurantes a los que puedes acceder con tu perro y pedir comida canina. Si no quieres despegarte de tu amigo, no hay nada mejor que alojamientos pet-friendly.

Kit para mascotas

Empaca todo para tu perro: desde su tazón, hasta sus juguetes y el suministro de comida.

Si bien esperamos que las vacaciones ocurran de manera satisfactoria, lamentablemente habrá incidentes y accidentes. Lo mejor es adelantarse a las emergencias.

Recuerda llevar:

  • Primeros auxilios
  • Medicamentos
  • Número del veterinario. También es buena idea averiguar el número de veterinarios al lugar de destino en caso de emergencias que no pueden esperar por volver a casa.

Empaca una bolsa para recoger los excrementos y desperdicios. Siempre hay que promover la higiene.

vacaciones con perros

Finalmente, una carpeta con la copia de todos los documentos del perro, incluyendo su identificación que por nada del mundo puede olvidarse, ya que te lo pedirán –especialmente en aeropuertos– y responder a cualquier duda de las autoridades competentes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies