Münsterländer grande: características, fotos, pelo, color

El Münsterländer grande es una raza de trabajo versátil de la región de Müster de Alemania, donde se desarrolló como un perro de caza. Aunque sus antepasados realizaban tareas similares en la edad media, el gran Münsterländer solo ha sido reconocido como una raza por derecho propio desde principios del siglo XX, y no llegó al Reino Unido hasta la década de 1970.

Si bien los cazadores lo valoran más por sus excelentes habilidades de trabajo, también es un maravilloso perro familiar una vez que está bien ejercitado y estimulado mentalmente. Sin embargo, pocos criadores acreditados venderán a sus cachorros en hogares no cazadores, ya que es difícil lograr este equilibrio si el perro se ve privado de su salida natural para su presa.

A continuación desglosaremos cada una de las cualidades y características de este gran perro. ¡Acompáñanos!

Historia del Münsterländer grande

A través de obras de arte y literatura, podemos ver que los cazadores germánicos han usado perros puntiagudos y blancos en gran parte durante los últimos 1000 años. Sin embargo, el Münsterländer grande solo surgió como subtipo distintivo del puntero de pelo largo alemán a fines del siglo XIX, y se le negó el registro de pedigrí bajo el estándar de raza del puntero debido a sus marcas negras, en lugar de marrones. Los primeros fanáticos de la raza posteriormente introdujeron la sangre de spaniel en la línea y trabajaron para estandarizar esta nueva derivación, con el resultado de que el Kennel club alemán la admitió como una raza nueva en 1922, ingresando 83 individuos en su registro.

Si bien nunca ha sido el más común de los perros de caza, el atractivo perdurable de la raza radica en su versatilidad. En lugar de especializarse en una faceta de la caza, el Münsterländer grande es experto en rastrear y señalar, y especialmente en la recuperación.

Característica del Münsterländer grande

Münsterländer grandeEl Münsterländer grande tiene un cuerpo fuerte y musculoso, pero que es picante, en lugar de voluminoso. Posee una cabeza alargada y noble, con un ligero tope entre la corona y el hocico ancho, cuya parte superior es plana. Sus mandíbulas y dientes son fuertes y los labios están limpios y bien ajustados. Sus ojos ovales muy oscuros están bordeados con párpados negros y orejas colgantes que se encuentran justo encima del nivel de los ojos.

De acuerdo con su aspecto atlético, la raza tiene un cofre profundo y ancho, un abdomen delgado y bien plegado. Su cola se lleva en, o justo encima, horizontal, y se utiliza señalar al cazador cuando olfatea a su presa.

  • Los machos generalmente miden alrededor de 60 a 65 cm, mientras que las hembras miden entre 58 y 63 cm.
  • De peso, los machos suelen alcanzar unos 27-30 kg, mientras que las hembras pueden medir entre 58 y 63 cm.
  • El pelaje largo y grueso suele ser de color blanco y negro y se conoce tres variaciones: blanco con negro, azul roan y negro.

Temperamento del Münsterländer grande

El Münsterländer grande es un perro inteligente que tiene niveles de energía extremadamente altos, lo que significa que puede no alcanzar su potencial cuando se lo tiene como mascota, y es probable que se sienta frustrado e inquieto. Un perro bien trabajado, es tranquilo y alegre, aunque tiene la independencia necesaria para trabajar a distancias de hasta doscientos metros de un cazador en el campo, donde responde adecuadamente a su dueño.

Münsterländer grande perroLa raza es muy tolerante con los niños, pero, cuando está excitada, puede ser demasiado bulliciosa para los muy pequeños. Se mezcla muy bien con otros perros, pero es probable que vea a los gatos y otras mascotas como alimento en lugar de familia.

Salud y Vida

La mayoría de estos perros son caninos sanos. No podrían participar en su trabajo si no lo fuesen. Sin embargo, la encuesta de salud de razas más recientes realizadas identificó una alta incidencia de enfermedades alérgicas de la piel y problemas en las articulaciones.

Cuidados Básicos

El pelaje largo y ondulado debe cepillarse dos o tres veces por semana para mantenerlo elegante y sin nudos, así como para eliminar las semillas de hierbas y otros detritos que parece atraer.

Hechos y curiosidades sobre la raza

El Podenco de Münsterländer o Münsterländer grande comenzó su furor en el siglo XIX, tomándose como asidero para tal hipótesis el encontrarse entre los ejemplares canino marrones o rojizos o blancos que eran los estándares para la época. Gran parte de la documentación sobre este can se perdió en las dos guerras mundiales y lo que quedaron fueron las especies y algunas referencias orales que al irse hilvanando, daban algunos resultados no concluyentes.

Por ende, en Amigos de los Perros nos adherimos a la narrativa de origen que os ofrecimos al principio de este artículo, por ser la más apropiada y por ende, la que nos da el responsable gusto de ofrecerles.

Entonces por tener pelaje blanco que bien conjuga con el negro, aunque la raza ha obtenido otros matices en el tiempo fue bien estimado, pero sólo eran asuntos superficiales que quedaban para los no amantes de los perros. Los conocedores y quienes estimaron –y aún estiman con razón- los valores del Münsterländer grande, saben que son veloces, astutos y abnegados cazadores. Que al salir en solitario o en jauría, su único deseo es lograr objetivos.

Algunos piensan que el animal sale a cazar para satisfacerse a sí mismo primero y luego a los demás; que lo que caza son regalos para quienes le brindan un hogar y cuidados debidos. Un extraño sentido paternalista de este animal, tan independiente y estoico, como pocos cazadores hay.

El Münsterländer grande gusta de la caza de aves, sean corzos, faisanes, patos silvestres, ya sea en matorrales como en pantanos. No teme al agua e incluso sabe esconderse entre la vegetación acuática para sorprenderlos.

Usa su fino olfato para encontrar los nidos. Por igual, sí así lo requiriere el cazador, el can esperará el disparo para ir a cobrar la pieza. Sea él quien vaya adelante cobrando piezas o asistiendo, en bosques o humedales, existirá en cada jornada donde haya qué cazar, productividad para los involucrados.

Sea por costumbre desde cachorro o ya desde su etapa adulta, el Münsterländer grande bien puede acostumbrarse a la vida hogareña y comportarse como un perro guardián obediente, respetuoso y vivaz, pero siempre comportándose de manera formal aún en los momentos más divertidos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies