Grifón azul de Gascuña: características, fotos, pelo, color

Una raza inusual y rara que a menudo no se ve fuera de su Francia natal, se cree que el Grifón azul de Gascuña es un cruce entre un Azul de Gascuña y un Grifón Nivernais. Son sabuesos de tamaño mediano a grande y cazadores versátiles de todo tipo de juegos, capaces de cazar solos o junto a otros perros. Rápidos de aprender, son muy entrenables, aunque se pueden reservar con aquellos que no conoce.

Son tolerantes con los niños y otros animales. Cariñosos con su familia y, a menudo, son vistos cada vez más como animales de compañía en lugar de solo perros de caza. Se les reconoce por su llamativo pelaje y sus colores inusuales, lo hace una raza de perros hermosa, que seguramente solo se volverá más popular con el tiempo.

Acompáñanos a descubrir cada una de las cualidades y características que esconde esta gran raza.

Historia del Grifón azul de Gascuña

El Grifón azul de Gascuña es un sabueso que se originó en Francia a partir de la mezcla de un Azul de Gascuña y, muy probablemente, el Griffon Nivernais. Su nombre de raza contiene el área en la que se originaron: Gascuña. Esta es una región de los Pirineos en el suroeste de Francia.

En 1920, el primer estándar de la raza Grifón azul de Gascuña se escribió en Francia. No ha cambiado mucho en términos de su apariencia física desde entonces, excepto que el perro tiene a ser algo más alto hoy. Está raza se ha utilizado tradicionalmente para el juego de caza. Tienden a cazar principalmente jabalíes en Francia y en el norte de España. Aunque, también puede usarse para cazar otros animales, como liebres y ciervos.

Han sido criados como perros de trabajo y recientemente han encontrado un lugar como mascota familiar, por lo que tal vez no estén tan bien adaptado como otras razas para vivir dentro del hogar.

Características del Grifón azul de Gascuña

Grifón azul de GascuñaEste es un perro de raza mediana que mide 48 a 57 cm. Pesa entre 16 y 27 kg cuando estén completamente desarrollados. El color de su pelaje es blanco y negro moteado y tiende a adquirir un “tono azul”. Su pelaje es fibroso y más largo que las otras razas azules de Gascuña. Tiene un pelaje característico bien delimitado de cejas color marrón claro. La impresión general que esto da se llama “Cuatro ojos”. Este mismo color bronceado también se verá en sus piernas, mejillas y orejas, así como debajo de la cola.

Sus orejas son largas y caídas, aunque no tanto como muchos otros sabuesos. Sin embargo, han conservado la clásica expresión de perro sabueso suplicante en sus conmovedores ojos marrones. Su cuerpo es bien proporcionado y musculado, terminando en una cola larga que tiene una curva distintiva al final.

Temperamento del Grifón azul de Gascuña

Trabajando como perros por naturaleza, al Grifón azul de Gascuña le encanta estar en el campo cazando. Cazan por olor y son conocidos por tener un excelente sentido del olfato. Son inteligentes y conformes,  por lo que generalmente tienen éxito en su trabajo.

Cariñosos y amable, esta raza tiende a llevarse bien con otros animales y niños. Sin embargo, pueden ser excitables, por lo que deben controlarse con niños pequeños. Sin embargo, que lo anterior no te engañe, también pueden ser tímidos y reservados con aquellos que no conoce, por lo que una buena socialización y fomento de la confianza deberían comenzar desde una edad temprana. También tienden a ladrar, en voz alta, a los extraños.

Salud y Vida

Grifón azul de Gascuña perroTienden a ser una raza saludable que vive hasta los doce años. Hay una serie de condiciones a las que se cree que el Grifón azul de Gascuña está predispuesto, aunque solo hay evidencia anecdótica.

Cuidados Básicos

Siendo un perro de trabajo, el Grifón azul disfruta de estar activo y tiene un umbral de ejercicio relativamente alto. Disfrutan de largas caminatas o trotes, y aprecian cualquier oportunidad de cazar o participar en pruebas de olores.

En cuanto al aseo, mantienen un cuidado relativamente bajo que solo necesitará cepillarse una o dos veces por semana.

Su clasificación

Tomando en cuenta su altura a la cruz de 57 y 50cm como máximo y peso alrededor de los 35 y 32 kilogramos tope (en machos y hembras, respectivamente), acompañado de sus aptitudes como perro de caza de todo animal con o sin escopeta, este can ha recibido una clasificación general como raza de perros medianos, recibiendo de la FCI la clasificación en el grupo 6, perros tipo sabueso, perros de rastreo (exceptuando lebreles) y razas semejantes – perros tipo sabueso. De la AKC no ha obtenido calificación.

Una reflexión

La igualdad en el mundo canino debería ser respetada por la mayoría de amates y/o usuarios de los perros. No puede seguir siendo la estética la que mejore o desmejore una raza, en especial cuando la misma es efectiva y fiel como lo es el Grifón azul de Gascuña.

Verdaderamente no es tan vistoso y atractivo como otras razas. Pero este no es un animal de concurso o exhibición, es un animal de trabajo, mismo que cumple a cabalidad. Varias organizaciones europeas y americanas han realizado invitaciones a disfrutar el potencial y estimular el cruce y crianza de este can, procurando acabar con campañas nocivas pro – estéticas entre los perros.

Desde Amigos Perros les invitamos a no seguir y hasta denunciar  quien discrimine a los canes por su imagen y más sí éstos va en detrimento de valorarle como un can de habilidades específicas útiles para el hombre y más aún, como el ser vivo que es.

En el hogar

Quienes tengan afición por la cacería o vivan en zonas apartadas, lo que les hace requerir animales que puedan soportar la vegetación espesa o profunda, tienen en el Grifón azul de Gascuña el perro idóneo.

Acorde con los climas, puede estar fuera de casa sin amarres ni peligro de atacar a personas o animales domésticos.

Con un buen entrenamiento canino, este can puede socializar y trabajar específicamente en su área. Aunque no es un animal de guardia, bien puede alertar situaciones anormales en el territorio donde habita.

La raza Grifón azul de Gascuña estuvo a punto de desaparecer (en parte por lo descrito en la reflexión), más su resurgimiento, avalado por la FCI, se cimenta en sus nuevas directrices en provecho de sus dotes, pasando de la caza de animales pequeños a la caza del jabalí, ciervo y alces, pudiendo interceptarlos incluso en los montes más tupidos, protegido por su pelaje grueso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies