Kangal: características, fotos, pelo y color

Raza kangal

Es de tipo mastín inglés con un manto sólido de color crema o arena y una máscara negra. Es una raza de perro guardián, originaria del distrito de Kangal, en la provincia de Sivas, Turquía. Este perro no es un guía de rebaños, sino un guardián y protector de las ovejas.

Para la Federación Cinológica Internacional y para el Kennel Club Americano, no existe una raza denominada kangal. Este nombre es considerado solamente como un término coloquial para el pastor de Anatolia. Es reconocido como una raza diferente por otras sociedades caninas de menor peso como el United Kennel Club. Una teoría generalmente aceptada es que los perros turcos Kangal ya existían en tiempos del imperio romano y que los soldados utilizaban a estos molosos como compañía en sus marchas. Se cree que los romanos cruzaron a estos perros en busca de la raza perfecta para proteger sus rebaños. Fue después, en teoría, cuando el perro Kangal se exportó a Turquía y se empezó a desarrollar la raza.

En la antigüedad era un perro destinado a la protección y es una característica muy arraigada en su instinto, por lo que su familia será su manada. Necesita entrenamiento desde pequeño debido a su gran tamaño. No es un perro con un carácter complicado, si tira y es desobediente puede ser un gran problema.

Características del kangal

Tiene una altura de más de 80 cm, su peso es de 45 – 100 kg, esperanza de vida para esta raza es de 12 – 14 años, ideal para deportes, pastoreo, vigilancia. Es muy musculoso, fuerte y potente, de aspecto imponente. Tiene cierto parecido a los mastines, aunque no se le considera tal. Tienen un carácter reservado y desconfiado, pueden resultar agresivos con personas desconocidas y también con otros perros, especialmente los de su mismo sexo. Para evitar que esto ocurra, la socialización temprana es esencial.

La cabeza del perro Kangal es grande, ancha y larga, lo que le da gran fuerza y poder en la mandíbula. Tiene los ojos pequeños, bastante separados entre sí tiene un genial campo de visión y de color marrón oscuro. Sus orejas cuelgan a los lados de la cabeza, medianas y triangulares de extremo redondeado.

Hay que tener cuidado con el sobrepeso y también con el espacio. Aunque puede adaptarse a hogares más o menos reducidos, es un perro grande que necesita espacio y sobre todo salir a correr y socializarse. Es un perro con una salud por encima de la media, No te dejes intimidar por su tamaño porque es igual de cariñoso o más que un perro pequeño.

Suelen presentar dos problemas típicos de conducta, pero que son evitables con una buena educación del Kangal cachorro. Estos son los excesivos ladridos y la tendencia a destruir cosas.

El Kangal turco no es un perro para novatos, pero con paciencia, constancia, cariño y muchos premios aprenderán muy rápido a portarse correctamente, ya que es un animal muy inteligente. Es más alto que una persona si se pone de pie.

Pelo y color

El perro Kangal tiene el pelo corto pero abundante y denso, con una capa muy tupida de sub-pelo por lo que es normal que suelte pelo por casa. Los colores aceptados en la raza Kangal varían entre pardo y gris, pero sólo se admiten colores sólidos. Además, tienen una máscara negra en la cara. En ocasiones, presentan una pequeña marca blanca en el pecho. Sin embargo, si le cepillamos el pelo asiduamente va a dejar muchísimo menos pelo y nos ahorrará trabajo, además, los Kangal turcos suelen disfrutar de un buen cepillado.

Clasificación del Kangal

Considerando su altura a la cruz 81 y 79cm como mínimo y peso alrededor de los 65 y 55 kilogramos tope (en machos y hembras, respectivamente), acompañado de sus aptitudes como perro de custodia de rebaños, ganados y propiedades, perro de familia, perro guardián, este can ha recibido una clasificación general como raza de perros gigantes, recibiendo de la FCI la clasificación en el grupo 2, perros tipo pinscher y schnauzer molosoides, además de perros tipo de montaña y boyeros suizos molosoides y de la AKC el grupo 3, perros de trabajo.

Aclaramos que ésta no es una disparidad entre la FCI y la AKC, sino que ambos toman en cuenta las regiones donde el kangal hace vida y sus aptitudes, además de los lugares donde dichos centros pro canes tienen potestad.

Hechos sobre la raza

El kangal o Pastor de Anatolia (Pastor Turco) destaca por su extrema bondad y altísima nobleza. La hembra de la especie ha sido nodriza de otros perros o especies que han perdido a sus madres, simplemente por instinto, nunca por imposición del hombre.

El imperio Turco y sus aliados en Asia Menor utilizaban al kangal como perros de guerra, en especial para el ataque a lobos, osos o toros que se encontrasen en los caminos a pueblos a conquistar; luego se le aplicó a la caza mayor para alimentación, aunque algunos le daban uso a la caza para su divertimento en los inicios de lo que se conoce como cacería furtiva.

En Turquía y los países que aún son aliados del régimen actual, existen esas razas gracias a “tratos de buena voluntad” que son respaldados con la presencia del perro como una forma de buena fortuna.

Ante lo anterior, se han creado criaderos de perros kangal en Venezuela, en vanos intentos de cruzarlo con la raza autóctona (perro Mucuchíes).

Su adecuación al hogar

Actualmente es considerado perro guardián y de compañía, por lo que para ambas responsabilidades requiere de un entrenamiento canino especial desde muy cachorros, para que reconozcan y se atengan al rol el cual de ellos se espera.

Sí se le considera como animal de compañía, puede asistir a las personas como animal de apoyo emocional, ya que el kangal es muy sensible y estable, virtudes que profesa a quien le necesita.

Para perro guardián, requerirá un adiestramiento para saber discriminar entre un extraño hostil y un extraño amistad de la familia.

Aunque es muy paternalista, por su corpulencia y algo de tosquedad puede ser de riesgo para niños pequeños, personas mayores o personas con capacidades reducidas.

El costo de su manutención es de moderado a alto ya que transforma la comida en músculo y si no se le permite salir a correr y cavar con frecuencia, lo compensa comiendo mucho más.

Te recomendamos profundizar en otras razas como el Mastín Inglés.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies