Setter irlandés rojo y blanco: características, fotos, pelo

El Setter irlandés rojo y blanco fue el perro de caza irlandés original, criado por la nobleza terrateniente para ayudar en las cacerías. Durante más de cien años, la raza fue el perro favorito en Irlanda. Su popularidad no duró y la raza casi se extinguió cuando el Setter Irlandés rojo sólido se convirtió en el favorito.

Afortunadamente, la raza experimentó un renacimiento en la segunda mitad del siglo XX. Aunque la población aún es baja, la raza se ha extendido a países fuera de Irlanda y el trabajo de mejoramiento ha funcionado. Los Setter irlandeses rojos y blancos son conocidos por ser excepcionalmente leales y amigables. Se llevan bien con otros perros, niños y cualquier persona que juegue con ellos o les dé la interacción social que aman. Son una raza atlética que ama un estilo de vida al aire libre.

A continuación, desglosaremos cada una de las cualidades de este gran perro de caza. ¡Acompáñanos!

Historia del Setter irlandés rojo y blanco

El Setter irlandés rojo y blanco ha existido durante muchos siglos como perro de caza. Su propósito es indicar dónde se esconden las aves de caza. Una vez que hayan captado un olor, lo seguirán hasta la maleza donde se esconden las aves. En lugar de entrar inmediatamente en la maleza y asustar las aves, el perro indicará su ubicación congelándose y señalando hacia las aves. Esto les daría a los cazadores el tiempo suficiente para preparar sus halcones o pistolas antes de dar la orden para que el perro entre y elimine el juego.

Los propietarios de tierras que disfrutaban disparando, comenzaron a adaptar los perros a su entorno particular y condiciones de trabajo, lo que resultó en la amplia gama de perros de arma modernos.

Características del Setter irlandés rojo y blanco

Setter irlandés rojo y blancoEl Setter irlandés rojo y blanco es una raza grande con una altura de 57 a 61 cm para las hembras y de 62 a 66 cm para los machos. Deben pesar entre 23 y 32 kg. Son perros atléticos con una forma corporal adecuada para la actividad. Tienen piernas largas musculosas y un cofre profundo. Tienden a tener una constitución más pesada que el setter irlandés, pero siguen siendo perros delgados. También, cargan cabezas anchas y orejas que cuelgan del cuello pasando la línea de la mandíbula.

Su pelaje es corto y plano sobre la mayoría de la cabeza y el cuerpo. Hay un plumaje extenso con pelaje sedoso en las orejas, el abdomen, la parte posterior de las piernas. La pluma debe ser recta en lugar de rizada. Como su nombre lo indica, el Setter irlandés rojo y blanco debe ser, valga la redundancia, rojos y blancos.

Personalidad del setter irlandés

Si estás buscando un perro alegre, el setter irlandés es una buena opción. Resaltando en términos de personalidad y siendo un canino inteligente, con muchísima voluntad para realizar payasadas y motivar a sus dueños. Una característica que combina perfectamente con el aspecto de estos perros deslumbrantes.

De hecho, el setter irlandés recibirá a los extraños –siempre que haya buena voluntad– con buen temperamento. No es un perro que responda agresivo, especialmente con cualquier persona que no sea sus familiares. Claro, evidentemente, debe existir una socialización temprana para que se vaya adaptando a los humanos.

En conclusión, cuando se habla de personalidad, el setter irlandés es un extraordinario animal doméstico, en especial para las familias grandes y con pequeños en el hogar, ya que es de los pocos ejemplares que se lleva excelentemente bien con los niños. Sin embargo, hay que tener una cierta expectación con algunos setters irlandeses ya que despiertan un fuerte instinto cazador.

Temperamento del Setter irlandés rojo y blanco

El Setter irlandés rojo y blanco es un perro amigable con un buen temperamento. Son buenas mascotas familiares, ya que buscarán el afecto y la atención de sus dueños. Los Setter irlandeses rojos y blancos son una raza activa, por lo que se asentarán mejor con los propietarios que cumplan sus altos requisitos de ejercicio. Muchos siguen siendo perros de trabajo y se comportan como tales en los paseos.

Setter irlandés rojo y blanco perroLes encanta deambular por sus alrededores buscando aromas, idealmente en el bosque. A pesar de que podrían adaptarse a un entorno urbano, necesitarán una salida para perfumar el comportamiento y muchas actividades para mantenerlo ocupado.

Salud y Vida

Esta raza es generalmente saludable con una vida media de 10 a 12 años. Su limitada diversidad genética los ha puesto en desventaja, por lo que algunas enfermedades hereditarias están presentes en la población.

Cuidados básicos

El Setter irlandés rojo y blanco debe cepillarse un par de veces a la semana para mantener su pelaje buenas condiciones y eliminar y arrojar pelos. Se debe prestar especial atención a las plumas para evitar la formación de esteras. En general, no requieren recortes, excepto el cabello en las almohadillas.

Nutrición del setter irlandés

El setter irlandés es un perro que debe ser alimentado con comidas de elevada calidad, siempre siguiendo la recomendación de los profesionales veterinarios asignados. Hay que tener en cuenta varios factores, como la edad –cambia drásticamente si son cachorros, adolescentes o adultos–, dado que su sistema digestivo trabaja de forma diferente. No es lo mismo darles alimentos pesados difíciles de procesar a los adultos mayores, que ya están acostumbrados al procesamiento de comidas complicadas de digerir, que a un cachorro que se encuentra desarrollando las funciones del intestino. De hecho, hay que tener especial cuidado con la nutrición de los animales, ya que puede derivar en hinchazón –enfermedad que se caracteriza por el hinchamiento del intestino o estómago–.

Por otro lado, otro factor a tener en cuenta es la actividad de los perros. Normalmente damos golosinas a nuestros cachorros porque somos buenos propietarios, amorosos con nuestros compañeros. Pero, si no tienen buen acondicionamiento físico para quemar la grasa que se acumula por esas recompensas, es posible que los setters irlandeses tiendan a desarrollar la enfermedad de obesidad.  Así pues, la recomendación es dar alimentos de muchísima calidad, balanceando la dieta entre golosinas y comidas con componentes para potenciar el intestino y el estómago y prevenir muchas enfermedades, como las que hemos mencionado.

Ejercicio del setter irlandés

Aunque son animales acostumbrados al entrenamiento físico exigente y de acondicionamiento pesado, el setter irlandés está bien con un programa de entrenamiento promedio, ideal para los propietarios que no sean activos o sumamente atléticos. ¿A qué nos referimos con promedio? Bueno, una larga caminata, por nombrar un ejemplo. Si tienes un parque cerca, o vives en una urbanización, es buena idea sacar a pasear al setter irlandés para que vaya moviendo los músculos del cuerpo.

Por otro lado, algunos juegos sencillos, donde no tienes tanta actividad o desenvolvimiento físico, como tirar la pelota o el palo, es bueno para el acondicionamiento del setter irlandés. Puedes descansar en un banco y posteriormente lanzar la bola para que el perro lo vaya a buscar. Así está constantemente en movimiento, estirando las piernas y quemando la grasa acumulada de alimentos pesados.

Lo bueno del setter irlandés es que es un perro obediente, así que estará constantemente atento a las indicaciones y limitaciones de los dueños en un entrenamiento deportivo. Si lo vas a dejar a la deriva, para que corran y se desenvuelvan en campo abierto, con cualquier llamado de atención y subiendo rápidamente la entonación de voz, bastará para que estos animales vuelvan a nuestros pies. Finalmente, vale la pena mencionar que son buenos para entrenamientos mentales, como ejercicios que involucran el pensamiento y procesamiento de cogniciones mentales, ya que son muy ágiles cuando de mentalidad se trata.

Setter irlandés cachorros

Formación del setter irlandés

Una de las principales preocupaciones de los dueños primerizos es el proceso de formación de los setters irlandeses. ¿Cómo adoctrinar a un animal para que obedezca nuestras órdenes? Esa es una buena pregunta. La buena noticia es que estos caninos están deseosos de complacer a sus dueños. Por lo que, de buenas a primera, notaremos a un animal que constantemente buscará la aprobación de sus familiares, cumpliendo las actividades y acatando las órdenes sin mostrar descontento.

Por otro lado, las sesiones de entrenamiento deben ser inteligentes y muy entretenidas para no alejar a los perros. Es decir, sesiones cortas, que van aumentando paulatinamente la duración hasta que los caninos se van acostumbrando. No es buena idea saturar de sesiones de entrenamiento prolongados a los irlandeses, ya que, aunque tienen mucha energía, son susceptibles al cansancio.

Finalmente, evitar en lo posible llamados de atención alzando la voz y usando palabras hirientes, ya que son sentimentales.

Setter irlandés, ¿buenos perros vigilantes?

Muchos propietarios buscan perros que, durante la noche, se encuentren constantemente vigilando la vivienda. Hay que tener cuidado eligiendo o seleccionando un perro vigilante, ya que algunos ejemplares son demasiado hostiles con los extraños, incluyendo los miembros de la familia. Pero, este compañero irlandés es un buen perro vigilante que sabe diferenciar entre los extraños y los miembros de la familia.

Lo ideal es que se entrenen primero y luego vayan adaptándose al trabajo de vigilancia, ya que estos perros suelen ser demasiados amigables y dejan completamente de lado el trabajo de vigilancia. Lo bueno es que son bastante instintivos y cuentan con uno de los oídos más desarrollados entre caninos vigilantes. Una vez que notan movimientos extraños, comenzarán a ladrar automáticamente, alejando a los extraños antes de que entren a los hogares familiares.

Datos interesantes sobre el setter irlandés

El setter irlandés es un canino especial e interesante, por lo que hemos aprovechado el siguiente apartado para mencionar la información que nos enamoran de estos perros de origen europeo.

  • Si un setter irlandés está acostumbrado a la compañía de dueños y propietarios, es posible que sienta ansiedad por separación cuando momentáneamente pasen tiempo alejado de sus familiares. Es una inteligente idea trabajar ese apartado para que no se enfermen en las vacaciones.
  • Suelen ser muy traviesos cuando son cachorros, paseando y corriendo constantemente por el hogar. También son obstinados, y cuando se enfrascan con una situación, no lo dejan hasta que sacian todas sus necesidades.
  • Son perros que van bien con todos los tipos de familias, las que son pequeñas –novios o recién casados- o las grandes, con muchos niños pequeños. 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies