Saltar al contenido

Terrier ruso negro: características, fotos, pelo y color

agosto 5, 2019

Terrier ruso negro

Es una raza de perro desarrollada como perro guardián y policía, originario de Rusia. Se encuentra muy pocas veces fuera de su país de origen y apenas se está empezando a reconocer en otros países. En 1968, se entregó el primer estándar de la raza a la Federación Cinológica Internacional, pero esa organización reconoció oficialmente al terrier negro ruso recién en 1984. En 2001, la raza fue reconocida también por el Kennel Club americano. Hoy en día es una raza poco conocida, pero que goza de un círculo de aficionados y admiradores, especialmente entre la gente adepta a los deportes con perros de protección.

Las razas que más destacaron en la creación del terrier negro ruso fueron el schnauzer gigante, el airedale terrier y el rottweiler. Para 1957, los perros resultantes de esos cruces fueron presentados al público y se entregaron los primeros terrier negros a pobladores civiles.

Características del Terrier ruso negro

Llevan el nombre de terrier por la participación del airedale en la creación de la raza, pero son perros de trabajo tipo Schnauzer. Estos perros de talla mayor a la de un perro promedio, son robustos y rústicos. De patas largas, el cuerpo musculoso es ligeramente más alto a la cruz que largo, en una proporción largo alto de 100-106. La cabeza del terrier negro es larga, moderadamente ancha y con la frente aplanada. El bigote y la barba le dan al hocico una apariencia cuadrada. Los ojos son pequeños, ovalados, oscuros y están dispuestos oblicuamente. Las orejas son pequeñas y triangulares, de inserción alta y cuelgan desde su base.

No pierde mucho pelo cuando su manto está bien cuidado. Para esto, hay que cepillar regularmente el pelo dos o tres veces por semana, y se recomienda llevar al perro a la peluquería canina cada dos meses aproximadamente. También es recomendable bañar al perro regularmente, pero no más de una vez por mes. Necesitan mucho ejercicio y mucha compañía. Aunque son perros de trabajo, no son perros de canil y sufren mucho cuando se quedan solos por mucho tiempo. Además de tres paseos diarios, necesitan hacer algún ejercicio más intenso. Tienen cierta facilidad para el adiestramiento y la educación en general.

Las enfermedades más comunes en esta raza se encuentran la displasia de cadera, la displasia de codo y la atrofia progresiva de retina.

Terrier ruso negro

Peso y altura

Los machos alcanzan una altura a la cruz de 66 a 72 centímetros, similar a la de un _-Dobérman. Las hembras alcanzan una altura a la cruz de 64 a 70 centímetros.

Temperamento del Terrier ruso negro

Son excelentes perros de defensa, tanto por su poderosa estructura como por su carácter asertivo y valiente. Son enérgicos, desconfiados con los extraños y agresivos, es muy importante socializar a temprana edad a estos perros, porque tienden a ser desconfiados y agresivos con los extraños. Con su familia, y especialmente con niños conocidos, tienden a ser excelentes mascotas y muy amigables. Pueden causar problemas a los propietarios inexpertos. Aunque pueden convertirse en excelentes mascotas, hay que considerar que son perros de trabajo, con predisposición a reaccionar agresivamente ante amenazas reales o ficticias. Por tanto, no se adaptan bien a la vida en ciudades grandes y densamente pobladas, a menos que su propietario sea un conocedor de perros de protección.

Pelo y color

El pelaje del terrier negro ruso está cubierto en todo el cuerpo por una capa densa y bien desarrollada que aparentemente no bota su pelaje. Tiene una apariencia de tener un bigote espeso en el labio superior y una barba en los labios de abajo. Dándole una apariencia de melena es más largo en el cuello y la parte de la cruz (hombros), mientras que el resto del cuerpo está cubierto de un pelaje áspero y largo.  Puede ser negro o negro con pelos grises.

Hechos y curiosidades sobre la raza Terrier ruso negro

Desde 1953 el Kremlin se encargó del cruce genético de las razas más poderosas en ataque, instinto, guardianes natos, ferocidad, velocidad, defensa, rastreo y peso para crear al Terrier ruso negro, con fines militares. Una especie de súper soldado.

Entre las razas que intervinieron con sus alelos se encuentran: Rottweiler, Terranova Caucasiano, Dobérman, Schnauzer gigante, Airedale Terrier, Moscovita, Perro Pastor de Rusia, entre otros perros de rastro.

Su entrenamiento se asemejaba al de los soldados: Resistencia a la intemperie, carencia de insumos, manipulación psicológica e ideológica, ataque –dominio, heridas y letal-, rastreo, cacería (incluyendo de personas), derribo de animales de carga (caballos, camellos).

Fueron destinados al control poblacional durante la llamada “Guerra Fría” entre Moscú y los Estados Unidos, para sofocar levantamientos o reclamos poblacionales que trascendieran a los medios.

Su uso en Rusia para situaciones de control ciudadano descendió durante la época presidencial de Mijaíl Gorbachov. En la actual presidencia de Vladimir Putin se ha podido ver al Terrier ruso negro en dos situaciones disímiles: Cachorros entre la población común con modo económico alto, para guarda, defensa y compañía, inspirados por el amor de dicho Presidente hacia los perros, lo que refleja un aminoramiento en el carácter guerrero del can;

Y con grupos de mercenarios rusos quienes los usan para incursiones en Ucrania, Bielorrusia y en la zona minera del Estado Bolívar – Guayana – Venezuela, donde han creado campamentos ilegales.

Una reflexión

Toda vida es valiosa y mucho más cuando los humanos están en el deber de preservarla, cuidarla, darle la educación para ser útil y agregar mucho de afecto.

El Terrier ruso negro –lamentablemente- ha llegado a carecer de ello estadísticamente, ya que fue un perro diseñado para la agresividad, el dominio, la intimidación, la neutralización, en fin, para la guerra, incluso las que no hay.

Países como Rusia que tienen peso en la Organización de los Derechos Humanos y dicen defenderles, se avocan a la creación de armas de guerra, lo que ya es ominoso. Pero que utilicen a los perros para hacer compañía de ellos en sus planes bélicos de toma de países o colaborar con causas injustas, lo hace aún más deleznable.

Damos loas para aquellas personas y organizaciones no gubernamentales y de protección de derechos animales quienes han podido rescatar, reeducar y cruzar nuevas camadas del Terrier ruso negro entrenadas para la vida en sociedad, demostrando que no se nace con maldad, sino que esta se enseña. Y la bondad más que enseñarse lo que se hace es multiplicarse.

Si usted ve a un ejemplar de esta raza, no les tema si no están en manos de los militares o guerrilleros rusos. Deles el afecto que otros no han podido recibir.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies