Bichón frisé; características, fotos, pelo, color…

El perro bichón frisé es un can de tamaño pequeño, que es usado como animal de compañía, debido a su actitud alegre, activa e incansable.

Origen e historia del bichón frisé

Estos canes son de origen europeo y tiene como descendiente al bichón maltés. Se piensa que los mismos tienen un origen francés, pero también que tienen orígenes en el Mediterráneo. No obstante debemos mencionar que algunos historiadores creen que en realidad estos canes, son originarios de las Islas Canarias y luego fueron introducidos en Europa por marineros. De ser esto cierto lo más probable es que haya ocurrido entre el año 1.200 y 1.300.

Independientemente de cual fuese su origen, lo que sí podemos mencionar es que desde sus inicios estos canes fueron reconocidos como perros de compañía. Esto de debido a que tienen un temperamento alegre y tranquilo.

Debido a estos su popularidad entre la nobleza europea, fuer mucha, hasta que la llegada del siglo XIX que su popularidad descendió. En este punto el bichón frisé, pasó a ser un perro callejero y en algunos casos, terminaron siendo usados en compañías de circo.

Con el pasar del tiempo y luego de la Primera Guerra Mundial, esto canes recuperaron su popularidad. Luego para el año 1956 fueron introducidos en Estados Unidos, por la familia francesa Picault.

Características del bichón frisé

Características del bichón frisé

Empezando por sus medidas podemos decir que estos animales llegan a los 23 o 30 cm, con un peso que está entre 3 y 6 kg. Son perros que se caracterizan por su robustez, pero también por su cuerpo compacto y también por ser estéticamente bonitos. No obstante, su gran físico lo hace un perro ágil y rápido.

Su cabeza es achatada en la parte superior, mientras que el cráneo es más largo que el hocico. Al mismo tiempo tienen unas orejas pequeñas y caídas, ojo redondeados, expresivos y de color oscuro y una nariz negra y redondeada.

En cuanto a su pelaje podemos decir que este es fino, sedoso y un poco rizado. Con respecto a los colores aceptados para su manto, tenemos el blanco puro, pero algunos ejemplares pueden llegar a ser aceptados en color crema.

Temperamento del bichón frisé

Como mascota este perro es estupendo, ya que es juguetón, dulce y suelen llevarse bien con otro tipo de mascota. Pero también son muy amigables con los niños, sin embargo se recomienda prestar atención mientras ambos juegan para evitar accidentes.

Por otro lado podemos mencionar que esta raza de perros no es nerviosa, ni se caracteriza por ser muy ladrador. Debido a esto pueden vivir sin problemas en la ciudad, y departamentos. Cuando se trata de socializar, no están complicado, ya que el temperamento de estos canes es muy agradable y equilibrado.

Cuidados 

Cuidados con el bichón frisé

Debido a que son canes pequeños no necesitan de un gran espacio donde correr, por lo que pueden vivir en departamento sin ningún problema. Teniendo esto en cuenta podemos decir que estos canes no requieren de grandes cantidades de ejercicio. De hecho bastará con que saques a pasear como media hora al día.

En cuanto a la alimentación, es importante saber que estos perros tienen un metabolismo rápido, así que queman energía muy rápido. Debido a esto deben comer poco pero a menudo. Su alimentación debe estar basada en alimentos específicos para perros pequeños, ya que aportan todos los nutrientes que el perro necesita para mantenerse sano.

Pasando a lo que es el cuidado de su pelaje, este es el que más demanda tiene. Lo primero es realizar cepillado y peinado a diario, luego de cada cierto tiempo debemos cortarlo para evitar que crezca demasiado. En específico debemos recurrir con un peluquero profesional cada cinco o seis semanas.

Un punto importante es recortar el cabello en la zona de sus ojos y limpiar las lagañas, para evitar que sufran de alguna infección ocular.

Vídeo sobre el Bichón frisé

Su clasificación

Tomando en cuenta su altura a la cruz de 25 y 23cm como máximo y peso alrededor de los 4 y 3 kilogramos tope (en machos y hembras, respectivamente), acompañado de sus aptitudes como perro de compañía, este can ha recibido una clasificación general como raza de perros pequeños, recibiendo de la FCI la clasificación en el grupo 9, perros de compañía y perros de juguete, bichones y razas semejantes y la AKC le ha considerado en el grupo 6, perros de compañía.

Hechos y curiosidades sobre la raza

El Bichón frisé es un can de capa blanco puro, que con el sol se hace más brillante y pareciera un peluche vivo es por mucho uno de los perros más laureados por coquetos y pintorescos en exhibiciones y también en muestras de talento, siendo luego de los Caniches uno de los canes de talento más aplaudidos (y suspirados) que existen, especialmente en Norteamérica.

Su estilo es como decir “afro” con toques fashion y vanguardistas. Y eso lo decimos en su estado natural, no con los arreglos fáciles a los que se le puede llevar con los desenredos, usos de shampoo para perros, cremas de hidratación y cepillos especiales de acero.

El cabello realmente es de un rizado natural, de allí su nombre (frisé) que significa rizado. Son bastante suaves con forma de tirabuzón que se estiran y encogen y fungen de relajante divertimento para sus propietarios, acción que el can asume con cariño porque además de ser útil, termina siendo prácticamente masajeado, lo que lo relaja.

La forma de su cabeza se nota más redondeada precisamente por el pelaje rizado que le bordea. Naturalmente no es tan circular como a simple vista parece ser.

En el principio de su historia y como todos los de la raza Bichón, eran objeto valioso para cambio con los marinos mercantes por sedas, alimentos e incluso en parte de canje por joyas de menor valor.

Son parte de los ejemplares caninos que poblaron tanto a las Islas Canarias como las Baleares y que en principio le dieron el nombre de Bichón Tinerfeño, can amado en un principio por monarquía y aristócratas y caído en decadencia hasta el punto de vagabundear sin ser tomado en cuenta ni por los más humildes. Esto por creer que el perro era una especie de trampa de parte de quienes detentaban el poder para luego acusarles de robo y quitarles sus pertenencias. Otros, porque creían que el perro había sido expulsado por algo malo que ellos no querían recoger.

No fue sino hasta culminada la Primera Guerra Mundial que los criadores belgas y franceses decidieron rescatar a la raza, labor que llegó a la internacionalización del Bichón frisé luego de terminada la Segunda Guerra Mundial, cuando ya había obtenido el estándar de la raza ante la FCI (en 1933).

También te puede interesar; Caniche y Boston terrier

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies