Saltar al contenido

Pastor de Karst; características, fotos, pelo, color…

agosto 7, 2019
Pastor de Karst

El pastor de Karst se caracteriza por ser un perro pastor y guardián de ganado. Sin embargo el mismo también fue usado como compañero familiar.

Historia y origen del pastor de Karst

Estos perros son del tipo molosoide y se consideran una raza muy antigua, por lo que se cree que su llegada a Eslavonia y Dalmacia, se relaciona con los molosos romanos. Estos últimos fueron canes usados por los ejércitos alejandrinos y que tienen su base en el Dogo del Tíbet.

Se piensa que estos animales fueron usados como perro pastor y perro guardián del ganado en la zona de Karst, de la cual reciben su nombre.

Las teorías sobre esta raza nos dice que estos perros, provienen de la raza “canis molossus” los cuales tienen un origen asiático y el cual probablemente llegó a Grecia. Sin embargo, otros piensan que los antepasados de estos animales llegaron de la Península Itálica.

Debemos tener en cuenta que estos perros fueron originalmente llamados Pastor de Iliria, en este momento se encontraba agrupado con el pastor el Macizo de Sarplaninac. Pero en el año 1968 fue renombrado como Krasevec.

Sin embargo luego de un par de meses la Sociedad Central de Yugoslavia, separó al Pastor del Macizo de Sarplaninac y al Krasevec en dos razas independientes, las cuales fueron llamadas; Sarplaninac y Pastor de Karst.

Fue en el año 1968 cuando los esfuerzos de los cinologos eslovenos dieron frutos y estos perros fueron reconocidos por la Federación Cinológica Internacional como una raza eslovena.

Características del pastor de Karst

Características del pastor de Karst

Estos perros tienen un tamaño mediano, con una altura que va de 55 a 60 cm, llegando a pesar de 30 a 40 kg. Sin embargo las hembras son más pequeñas. La cabeza de estos canes por otro lado es ancha, y tiene un cráneo un poco alargado. Además tiene un hocico con una medida de 11 a 12 cm.

En cuanto a los ojos estos suelen ser marrones o castaños, mientras que las orejas son bajas. La cola suele ser larga, algo parecida a un sable.

Otra característica destacable de este animal, es que tiene una fuerte mandíbula, con una mordedura de tijera.

Temperamento del pastor de Karst

Lo que más caracteriza la personalidad de este animal es su confianza, pero aparte de esto son independientes y valientes. Sin embargo, también son prudentes y confiables con un temperamento sumamente estable.

Debemos destacar que esta es una raza de perro muy dominante, la cual necesita de un dueño con experiencia para demostrar su liderazgo. También podemos describir a estos perros como tranquilos, listos y vivaces.

Aparte de todo lo mencionado estos animales son desconfiados con los extraños. Es por ello que necesitan de una temprana socialización. En caso de que sea usado como perro de trabajo, destaca por ser obediente, fiel y territorial.

Convivencia del pastor de Karst

Convivencia del pastor de Karst

En cuanto a la convivencia de este animal con niños, es muy positiva ya que tienen mucha energía. Aparte de esto puede devolverles a los niños todo el cariño que ellos le dan. Si hablamos de la convivencia con otros animales y perros, podemos decir que estos perros son dominantes.

Debido a esto estos perros no suelen relacionarse bien con otros canes o animales. Sin embargo cuando se les enseña a socializar desde muy cachorros pueden convivir perfectamente con ellos.

Cuidados del pastor de Karst

Si hablamos de los cuidados de esto animales podemos decir, que necesitan de ejercicio diario. Pero esto no es todo ya que, también debemos tener en cuenta su higiene y cepillado. En cuanto al cepillado este debe hacerse semanalmente con un cepillo o peine de metal. El baño por otro lado debe hacerse dos veces al año.

Hechos y curiosidades sobre la raza

Como sucede con una aplastante mayoría de razas caninas, el origen del Pastor de Karst se basa en estimaciones. Aunque respetamos la que comentamos al principio de este artículo, queda como curiosidad que fuera la tribu de los lirilianos cuando migraron en búsqueda de un mejor porvenir –que no consiguieron- a través de Estiria y de las Islas Dálmatas, estableciéndose en la región eslovena del Macizo de Karst. Sobre su cultura como pueblo no quedaron legados, más sí la trascendencia a esta raza como se conoce hoy día. Un suceso atípico para un pueblo.

En el libro La Gloria del Ducado de Carniole se hace alusión al Pastor de Karst (no con este nombre, pero sí como “un perro que pareciera de este macizo”). Corría el año de 1689.

No fue sino hasta 1939 que la Federación Cinológica Internacional le reconoció su estándar, pero con el nombre de Pastor Iliria del Macizo de Karst para 1948 se completó su estándar y volvió a ser reconocido, esta vez como Pastor del Macizo de Sarplanina  ejemplar existente y algo similar. Para no tener dos razas distintas con el mismo nombre, la Sociedad Central Yugoslava decidió que el can que nos atañe tendría el nombre de Pastor del macizo de Karst o Pastor de Karst. Allí se fijó entonces la independencia y valores de ambas razas.

Cómo diferenciarlos

Tomando en cuenta lo anterior y que aún pasadas las décadas es un error frecuente confundirlos –especialmente desde cachorros-, diremos el cómo diferenciar al Sarplanina del Karst.

Tan sólo note que siempre serán ligeramente más pequeños y con la cabeza más grande, los dientes más grandes y los músculos de sus piernas desde un principio denotan fuerza, algo que el Sarplaninac comienza a desarrollar en su etapa joven. Además los ojos del Pastor de Karst  son de color almendra y perfectamente redondeados en comparación con el Sarplaninac; esto en todas las etapas de su vida.

En el hogar

Es un tremendo perro guardián. No sólo obedece a las pautas limítrofes para actuar y convivir, sino que es muy analíticos de dónde puede moverse o por donde podrían ocasionarse problemas. Con el entrenamiento canino adecuado, este can puede guiar a sus propietarios a fallas estructurales de las propiedades o por donde presuma que se mete algún depredador, sea animal u hombre.

Es muy independiente y proteccionista de lo que cree suyo, además de territorial. No acostumbra a morder, pero sí a demarcar sus límites y hacerlos respetar. En el hogar, el Pastor de Karst sigue a quien considera líder, pero presenta profundo respeto por los demás miembros de la familia.

Mantiene a raya a los extraños, por lo que es importantísimo llevarlo a socializar con el entorno cercano, tanto de personas como de otros animales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies