Shar Pei: características, fotos, pelo y color

Shar Pei

El Shar Pei es una raza milenaria, se habla de su origen hace más de 20 siglos, durante el reinado en China de la dinastía Hang (206 a.c. y 220 después de Cristo). Entre sus antepasados se encuentran perros Tibetanos (tipo mastín) y más recientemente el Chow Chow.

En la actualidad es considerado fundamentalmente como perro de compañía. Con el establecimiento de la República Popular China los animales de compañía entre ellos el Shar Pei fueron considerados un lujo, lo cual llevó a estas razas chinas al borde de la extinción. Esta raza se utilizó como guardián de tumbas en sus orígenes; posteriormente fue empleado como perro de defensa, en peleas de perros, y finalmente como mascota.

Los Shar Pei en 1978 fueron nombrados como la raza de perro más rara del mundo por Time y el Libro Guinness de los Récords . Por suerte en los años setenta un grupo de personas encabezado por Matgo Law se dedicó a conservar ejemplares en Hong Kong y Taiwán y después se exportó a otras partes del mundo. En los años 80 debido al éxito que la raza alcanzó en Estados Unidos se logró finalmente librar al Shar Pei de la extinción.

Shar Pei

Características del Shar Pei

Es una raza mediana de aspecto compacto, casi cuadrado. Cuando es cachorro, el Shar-Pei tiene las arrugas abundantes en su cabeza, cuello y cuerpo, aunque pierde algunas de ellas a medida que envejece. Su manto es sumamente corto y áspero, y su lengua es de color azul-negra. Tienen un hocico peculiar (parecido al de un hipopótamo) que lo hace único. Su cabeza debe estar bien proporcionada, sin ser excesivamente grande, destacando en ella las arrugas de la frente, las cuales representan el signo chino de la longevidad y son como la garra de un dragón. Los labios y la parte superior del hocico son carnosos y dan a veces origen a un pequeño bulto en la nariz. Sus ojos oscuros, siendo indeseables los de colores claros, la función de los párpados no debe ser interrumpida por las arrugas. Su pelo es corto y el color uniforme, pudiendo ser negro, rojo o beige (el más común).

Peso y altura

El Shar Pei mide entre 48 y 58 cm, con un peso de 18 a 29 kilos.

Temperamento del Shar Pei

El Shar Pei es un perro leal a su familia, equilibrado y tranquilo. En ocasiones son difíciles de entrenar por su personalidad independiente. Son desconfiados con los desconocidos, posesivo con lo suyo, y dominante con otros perros. No se le debe tratar agresivamente, pues pueden volverse un tanto agresivo. Son cariñosos e incluso pueden ser afectivos con otras razas si se les enseña desde cachorros.

Puede resultar algo desobediente al inicio del adiestramiento. Esto, sin embargo, no debe echarnos atrás. Como cualquier otro perro, el shar pei necesita socialización y aprendizaje de al menos órdenes básicas desde que es un cachorro. De este modo, nos aseguraremos de que sus relaciones futuras sean pacíficas y correctas, tanto con personas como con otros animales. Este perro necesita una alimentación adecuada y de calidad. Lo más recomendable es que coma pienso a base de arroz y pescado. Tiene un estómago muy sensible y otros ingredientes típicos de los alimentos caninos, como pollo o ternera, pueden sentarle mal.

Pelo y color

El pelo en sí, por otro lado, también es bastante peculiar. Es un tipo de pelaje denominado “horse coat” (piel de caballo), muy suave, corta y pegada al cuerpo. Puede ser de diversos colores, como azul, gris, blanco, crema. Suelen tener más oscura la zona del hocico.

Shar Pei

Su clasificación

Considerando su altura a la cruz de 51 y 44cm como máximo y peso alrededor de los 25 y 17 kilogramos en su adultez, sin que su estándar marque el peso (en machos y hembras, respectivamente), acompañado de sus aptitudes como perro de compañía, luego de haber sido perro de combate, este can ha recibido una clasificación general como raza de perros grandes, recibiendo de la FCI la clasificación en el grupo 2, perros tipo pinscher y schnauzer molosoides y de la AKC el grupo 6, perros de compañía.

Aclaramos que ésta no es una disparidad entre la FCI y la AKC, sino que ambos toman en cuenta las regiones donde el Shar Pei hace vida y sus aptitudes, además de los lugares donde dichos centros pro canes tienen potestad.

Hechos y curiosidades sobre la raza Shar Pei

Una de las más recurrentes fallas al tener un Shar Pei es sólo considerarle como perro de concurso o exhibición, lo que podría paulatinamente extinguir a la raza.

Afortunadamente los grupos de protección animal y organizaciones no gubernamentales protectoras de los perros, más asociaciones de usuarios, especialmente de la raza, se han enfrascado en promover su cuidado como un perro de compañía, que sea valorado por sus dotes para: animar, apoyar emocionalmente, vigilar, mantener aseo y disciplina propias, para que así la afición por lucrarse o lucirse con ellos culmine como único interés y la raza pueda seguir en boga.

En sus cruces entre la misma raza y con otras donde su gen dominante prevalece, para los último diez años ha dejado de ser falta el color blanco sólido que otrora era falta grave en sus capas, gracias a las campañas emprendidas pro adopción del Shar Pei.

La comparación mundial ha sido de la de un hipopótamo pequeño y arrugado, ya que sus facciones faciales se asemejan.

El impulso por la adopción de la raza llevó a los miembros de la AKC moverle de la categoría de perros de razas raras a perros de compañía, gracias a la catapultada popularidad que ha tenido, incluso por ser uno de los favoritos en las redes sociales como Instagram y TikTok.

El ancestro de este perro chino acompañó a los habitantes civiles de Dah Let convertidos en soldados para defender sus intereses y al imperio, gracias a sus mandíbulas potentes, capaces de rasgar las protecciones de los invasores o arrancar sus escudos.

La China comunista dio al traste la crianza del Shar Pei, llevándolo casi a su extinción. Pero algunos inversores americanos de la primera mitad del siglo XX se interesaron en el animal como estrategia publicitaria, llevando 27 canes 19 hembras y 8 machos a Estados Unidos para la crianza y reproducción que se multiplicó en menos de 10 años.

Para 1970 ya la raza había hecho méritos para ser documentado como un estándar, comenzando así su historia en concursos.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies