Sloughi: características, fotos, pelo, color…

Sloughi: características, fotos, pelo, color…

El Sloughi fue criado por los bereberes y beduinos en el norte de África como un cazador adaptado a la dureza del desierto. A pesar de que es la vista el sentido más importante para los galgos en esta tarea, el Sloughi tiene una particularidad añadida y es que es un magnífico rastreador.

Esta raza era respetada por la tribu de los Beduinos, que decoran a sus Sloughis con talismanes y amuletos. Cuando un beduino va de visita, su Sloughi recibe el mismo trato de respeto que cualquier otro invitado distinguido, y los miembros de la tribu cederán encantados su manta al Sloughi cuando haga frío. Cuando este muere, el beduino sufre una pena evidente y se les guarda un luto digno. Algunas evidencias de la existencia de los Galgos Árabes se remontan a la época del Antiguo Egipto, llegándose a hallar el cuerpo momificado de un Sloughi en una tumba.

Características

El Sloughi  vive entre 12 y 16 años, es un sabueso de tamaño mediano a grande. Es muy elegante y veloz, pero también fuerte y musculoso. Los machos adultos miden aproximadamente 66-72 cm y, las hembras, 61-68 cm. El peso de esta raza varía entre los 20 y los 27 kg. Es de ojos grandes y oscuros, con las orillas pigmentado. En los perros de manto claro, se admiten los ojos ambarinos. Las orejas no son muy grandes, tienen forma triangular y a su extremo son redondeadas, y están pegadas a ambos lados de la cabeza. El hocico es alargado con la nariz negra y mandíbulas muy fuertes con una mordida en tijera. Es de cuello largo y bien delineado sin papada y finalmente la cola es larga y delgada con la punta curva hacia arriba.

Las patologías que pueden afectar al Sloughi son:

  • Degeneración visual progresiva de la retina.
  • Degeneración de la mandíbula.
  • Soplos cardíacos.
  • Dilatación o hinchazón gástrica.
  • Torsión de estómago.
  • Problemas de equilibrio.
  • Deficiencias en el Sistema Inmunológico.
  • Hipersensibilidad a la exposición de compuestos químicos.

Estos perros son fáciles de criar y entrenar, claro si sabe cómo hacerlo, ya que el Sloughi es un poco sensible, en su preparación para formarse no se deben utilizar castigos.

También se puede decir que es un perro que es muy tímido y sensible por lo que es muy importante que cuidemos su sociabilización desde cachorro para favorecer su faceta de perro equilibrado y estable. La timidez con los extraños es algo más acentuado que en el resto de razas hermanas, es tanto así que llega a confiar en un solo humano, siendo con él un perro leal y protector. A pesar de todo esto se puede conseguir que sea más abierto y receptivo a otros si se procura una buena socialización, presentándole extraños y nuevos ambientes con tranquilidad y suavidad. De igual forma es un perro muy independiente, le gusta la compañía tranquila donde también pueda disfrutar de su propio espacio.

Por otra parte no debemos olvidar que su instinto cazador es fuerte, tiene mucha potencia física y se focaliza en la presa. La interacción con otros animales debe ser segura para que aprenda a socializar entre ellos y se acepten como parte de los suyos, sin embargo esto no hace que pudiera ver a otros animales o mascotas como presa, por lo que no es recomendable dejarlos en espacio abiertos si no estamos seguros de su obediencia.

Pelaje y color

Su pelaje puede ser de diferentes colores. Admiten todos los matices desde el color arena claro hasta la arena rojo, con o sin máscara negra, manto negro, atigrado o sombreado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscríbete Gratis a nuestro Boletín si eres amantes de los PerrosTrucos, consejos, libros, productos..