Saltar al contenido

Ventajas del Pet sitting frente a la residencia canina

julio 16, 2021
Pet sitting o residencias caninas

¿Tienes planificada unas vacaciones? ¿Te preocupa la cantidad de tiempo solo que pasa tu perro cuando estás trabajando? Te encuentras en la publicación indicada.

En esta situación, la mayoría de propietarios te recomendarán un hotel para mascotas. Pero, ¿y si existe una alternativa a la residencia canina más económica, íntima y personalizada?

Estamos hablando del Pet Sitting.

Sabemos que no es una decisión fácil, donde hay muchos elementos que considerar, y precisamente por eso diseñamos esta publicación como una herramienta que te ayudará a decantarte por la mejor opción de cuidado  canino.

Veremos las ventajas del Pet sitting frente a la residencia canina y te daremos razones convincentes para elegir canguros de mascotas antes que residencias compartidas.

Ventajas del Pet sitting frente a la residencia canina

Antes de mencionar las ventajas, aclaremos los conceptos para tener una base donde trabajar. También para identificar las diferencias entre uno y otro, ya que muchas veces son usados como sinónimos cuando no representan lo mismo.

Pet Sitting son, básicamente, niñeros que se encargan de cuidar mascotas en ausencia del propietario. Y, una residencia de mascotas, son instalaciones diseñadas para el cuidado de los perros mientras el propietario se encuentra ocupado.

Pet Sitter

¿Y cuál es mejor? Conozcamos las ventajas del Pet Sitting, o cuidadores a domicilio de mascotas, frente a las residencias caninas.

Precio

La ventaja más evidente. Contratar un niñero para perros es más económico que alojar a un perro en una residencia.

Claro, dependiendo de las instalaciones.

Un internado de mascotas lujoso te puede costar, fácilmente ente 80-100 euros el día.

En cambio, los canguros de mascotas 15-30 euros por cada día de atención.

Si no puedes costearte el presupuesto mensual, o semanal, de alojar a tus compañeros en residencias, elige Pet Sitting.

Flexibilidad

Hay dos tipos de Pet Sitting a elegir según tus necesidades. La primera es que los niñeros asistan a tu casa y cuiden al canino mientras te encuentras trabajando o de vacaciones.

La segunda es que ellos busquen a tu mascota, la instalen en su propia residencia y, cuando vuelvas a casa, lo regresen.

Cuando se trata de internados para perros, solo puedes llevarlo a las instalaciones y buscarlo –gastando gasolina y tiempo en el proceso–.

Atención personalizada

Los cuidadores de perros atenderán a tu compañero de manera personalizada.

No se trata de desmeritar el trabajo de las residencias caninas, pero es un hecho que tienen bajo su cuidado a varios perros –y otros animales– y no invierten la cantidad de tiempo y esfuerzo que nos gustaría como propietarios.

Los niñeros caninos estarán las 24 horas –si es necesario– y 7 días de la semana vigilando, atendiendo y manteniendo a tu mascota en óptimas condiciones.

Cuando se trata de un perro consentido, o hembra en celo, contratar a huéspedes es mejor, ya que no saldrán del entorno familiar del hogar.

También puedes darle instrucciones sobre lo que necesita tu perro: la alimentación, la higiene, los paseos, etc., y estos las seguirán al pie de la letra.

Adaptación al medio

Hablando de perros consentidos, e instrucciones, el Pet Sitting no expone a tu mascota a un nuevo entorno. Los perros son como los humanos; seguramente llegaste a un lugar al cual no te sentías totalmente cómodo. Ahora imagina despojar a tu mejor amigo de su casa, donde tiene todas las comodidades, e internarlo en una residencia nueva con otras mascotas.

Ventajas del Pet sitting frente a la residencia canina

Si optas por un niñero, que se interne en tu hogar, no expondrás a tu perro a altas dosis de estrés y ansiedad mientras se adapta –si es que termina de hacerlo– a la residencia.

Incluso si es en el hogar del niñero, sigue siendo un entorno familiar -una casa, un apartamento, jardín- para el peludo.

Bienestar General

Si bien las residencias caninas implementan un riguroso protocolo de enfermedades, hay situaciones que se escapan de las manos.

Si te preocupa que tu mascota se infecte con parásitos, pulgas u otras patologías, mejor dejarlo en casa para minimizar el riesgo de contraer enfermedades.

Comunicación cuidador-propietario

Los cuidadores de Pet Sitting están en la obligación de proporcionar uno, o dos números, para que el propietario se mantenga en contacto durante el servicio.

Te estarán enviando fotos, vídeos y audios para reducir las preocupaciones. También confirmarás si está siguiendo la rutina y las instrucciones proporcionadas.

Compañía de otras mascotas

Cada perro es un mundo. Si está bien socializado, y acostumbrado a tener compañía, no tendrá problemas en internarse en residencias caninas.

Pero, si nunca ha convivido con otras mascotas, y luego lo alojan en residencias compartidas, puede que no lo acepte del todo, experimente estrés o desarrolle comportamientos no deseados. Si es el caso de tu mascota, el Pet Sitting es mejor.

Profesionalidad y experiencia

Aquí, objetivamente, hay empate. Ambas cuentan con equipos profesionales capacitados para cubrir las necesidades de tu mascota.

De hecho, muchos de los niñeros de mascotas son veterinarios y cuidadores certificados que reaccionarán rápidamente ante accidentes y ofrecerán la asistencia adecuada.

Es común pensar que se trata de personas que desean un ingreso extra y carecen de experiencia, pero no es así. La mayoría trabajan como especialistas en alguna rama canina.

Plazas disponibles

Si has probado residencias caninas, sabrás que en ocasiones es complicado encontrar una plaza para alojar a tu perro.

Peor en plenas vacaciones, cuando los propietarios planifican su viaje y necesitan dejar a sus perros y llaman con anticipación para reservar una plaza.

Por tanto, cuando la demanda es alta, encontrar disponibilidad en residencias caninas es un reto.

En tu casa no necesitas esperar que abran plazas, solo contratar el niñero que se encargará de atender a tu mascota mientras no te encuentras.

Extra

Si bien no es un beneficio relacionado con tu compañero, al menos no directamente, seguramente significará una ventaja para ti frente a residencias caninas.

¿En qué sentido?

Los huéspedes o niñeros de mascotas se asentarán en tu vivienda mientras te encuentras de vacaciones o en el trabajo y vigilarán tanto a tu peludo, como a tu propiedad.

Los hurtos en vacaciones son comunes. Los delincuentes aprovechan la ausencia de los propietarios para entrar a hurtadillas y robar.

Incluso dañarán a tu mascota si oponen resistencia.

Niñeros de perros

Si un familiar, amigo o vecino no puede echarte una mano, los cuidadores de mascotas, mientras atienden a tu compañero, estarán atentos a cualquier emergencia en casa –como una variación de electricidad o incendio por fuga de gas–.

De hecho, algunos niñeros incluyen dentro de su tarifa trabajo de jardinería, recoger la correspondencia, revisar el estado de la calefacción y otras tareas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies