Lakeland terrier: características, fotos, pelo y color

El Lakeland terrier es una raza canina que toma su nombre de su lugar de origen,​el Distrito de los Lagos de Inglaterra. Es un miembro de tamaño pequeño a mediano de la familia de los terriers.

En esa región, estos perros eran usados como cazadores de ratas, zorros y otros animales que representaban un problema para los agricultores. No se conoce con precisión el linaje de la raza, pero se piensa que el Lakeland tiene sangre de border terrier, bedlington terrier y fox terrier de pelo de alambre. Cuando la caza del zorro se convirtió en un deporte de las élites inglesas, muchos terrier se convirtieron en perros de caza muy apreciados. El Lakeland terrier no fue la excepción y sus grandes cualidades de cazador le dieron mucha popularidad en su región.

Características del Lakeland terrier

Posee una cabeza elegante y bien balanceada, el ancho hocico del Lakeland terrier no debe superar la longitud del cráneo, el mismo es plano, presenta una poderosa mandíbula, con dientes parejos. Mordida en tijera perfecta y completa La cara interna de los incisivos superiores está en contacto estrecho con la cara de los incisivos inferiores; los dientes deben ser implantados en ángulo recto en la mandíbula. Dentro de los Terriers se sitúa en una escala media, ni muy grande ni demasiado pequeño.

El promedio de vida de la raza en Reino Unido es de más de 10 años. Sin embargo, presenta cierta predisposición de padecer determinadas condiciones oftalmológicas, como son: cataratas,​ luxación del cristalino (desplazamiento del lente), microftalmia (ojos anormalmente pequeños), y membrana pupilar persistente.

Es una raza activa que necesita entretenimiento a diario o se lo buscará por sí sola. Una caminata moderada con correa o un juego resistente en el patio por lo general puede satisfacer sus necesidades, pero también disfruta de la oportunidad de explorar sin correa en un área segura. Goza pasando el día en un patio seguro, pero debe dormir en casa. Su cuerpo es profundo y estrecho, lo que le permite pasar por estrechos pasajes en busca de su presa. Su expresión refleja su estado de ánimo, que puede ir desde intensa a tranquila o traviesa. Su doble capa de pelaje consiste en una capa interna suave y una segunda capa exterior dura y áspera.

Lakeland terrier

Peso y altura

Su altura oscila entre los 35 y los 37 cm y su peso entre los 6,5 y los 7,5 kg.

Temperamento del Lakeland terrier

Lakeland saca lo mejor de cada día, siempre ocupado investigando, jugando y, si realmente consigue lo que quiere, cazando, corriendo o persiguiendo. Si se le da ejercicio a diario en una zona segura, se instala en la casa y se convierte en una mascota divertida y entrañable. Es reservado con los extraños y por lo general agresivo con otros perros y animales pequeños. Inteligente, independiente y obstinado, puede ser travieso. Sin embargo, es sensible y debe ser entrenado con paciencia, así como con sentido del humor.

Es reservado con los extraños, e incluso puede llegar a ser protector. Por eso es muy importante socializar al perro desde que es muy joven. Al igual que otros terrier, el Lakeland tiende a ser agresivo con los perros y otras mascotas. Por eso es importante socializarlo desde cachorro para convivir con otros animales.

Pelo y color

El pelaje es denso y duro, de colores negro y canela, azul y canela, rojo, azul o negro.

Su pelaje duro necesita peinarse una o dos veces por semana, además de recortarlo con tijeras y darlo forma (recorte para las mascotas y rebajado para los de exposición) cuatro veces al año.

Lakeland terrier

Hechos y curiosidades sobre la raza Lakeland terrier

El nombre originario de esta raza es el Patterdale Terrier. Otros con los que se le conoce son: Westmoreland, Cumberland Terrier y Fell.

En su mirada traviesa y alegre pueden llegar a esconder un ojo avizor donde se muestra su verdadera decisión e intensidad, misma que demuestran en cada acción que se les ordena –dada su disciplina-, como las aventuras que de por sí busca tener en cada oportunidad de ejercicio y esparcimiento.

Por naturaleza los Lakeland terrier no temen al agua, de hecho la natación es uno de sus entretenimientos y ejercicios favoritos, sabiendo mantenerse aseados al salir del agua. Es un perro que resulta su mejor y primer crítico tanto de actitud como de imagen. Si se siente avergonzado, se apartará hasta que su arrepentimiento cese.

Todas sus inquietudes y exceso de energía lo drenan excavando aunque ello parezca un sin sentido. Esto es debido a su genética de explorador, siendo un perro que perseguía presas que se incrustaban en madrigueras.

No es uno de los que inició la dinastía de los Terrier pero sí está entre los primeros de esta raza en el mundo, surgido en Inglaterra en la segunda mitad del siglo XIX, cruzado y criado por granjeros interesados en perros capaces de espantar o cazar y dominar zorros, mapaches, hurones que robaban tanto ovejas como gallinas. Por igual se les llevaba a las cacerías, dado su linaje de rastreador / cazador heredado del para ya ese entonces extinto English Black and Cinnamon Terrier.

Su estructura física le ayuda a adentrarse a espacios reducidos, sea para rastrear o simplemente para establecerse, por ser un animal muy independiente.

No importa la calidad de los caminos, el Lakeland terrier podrá transitarlos cómodamente ya que sus manos y patas poseen almohadillas muy resistentes y que soportan todo tipo de clima, acción que es apoyada por su duro pelaje. Sus piernas son muy fuertes lo que le permite trepar o tomar buen impulso para escalar o bajar con muy bajo riesgo.

En el hogar

Es una de esas mascotas recomendables para personas que han de dejar muchas horas solas su hogar. El temperamento tranquilo y el actuar meticuloso del Lakeland terrier le ayuda a estar calmado, no ladrar excesiva o inoportunamente y no desesperarse, so riesgo de tumbar los objetos del hogar o comenzar a escarbar en alfombras, camas, muebles, etc.

No se recomienda para hogares con niños pequeños ya que es algo celoso y el afecto compartido no es lo suyo, pudiéndose mostrar tosco con ellos (sin llegar a morder), pero sí tropezar, ladrar, quitarles sus cosas o ser indiferente a las acciones que éstos les soliciten, creando conflictos de interés dentro del hogar.

Es un perro idóneo para ambientes urbanos, más es recomendable darle mucha actividad. Al salir con él, se recomienda el uso de correa, podría internarse en lugares difíciles o mostrar una terquedad inapropiada, por exceso de adrenalina.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies