Los cuidados básicos de los perros en casa

Cuidar a un perro es una gran responsabilidad. De nosotros depende su supervivencia y calidad de vida. Afortunadamente, no es algo que no podamos superar.

Los puntos más importantes del cuidado de nuestra mascota son: dieta, ejercicio, aseo, espacio y prevención de enfermedades.

Si bien hay más aspectos, estos son los más importantes. Con eso podemos satisfacer sus necesidades más esenciales.

En esta publicación reflexionamos sobre los cuidados básicos de los perros en casa. Además, mencionaremos algunos tips para cuidar a tu mascota de manera correcta.

Cómo cuidar un perro

Como buenos propietarios, hay que saber qué necesitan nuestras mascotas. Primero que nada, la dieta. La alimentación juega un papel crucial en el mantenimiento de los peludos. No podemos darles de comer cualquier alimento: solo aquellos con nutrientes esenciales, vitaminas y minerales.

La hidratación también forma parte de una buena alimentación. Al igual que los humanos, necesitan estar hidratados para tener energía.

cuidados que todo perro necesita

En segundo lugar, el refugio. Debemos proporcionarles un lugar donde duerman, descansen, hagan sus necesidades y se diviertan.

En tercer lugar, el entrenamiento. No hay nada bueno en un perro sedentario. El ejercicio es fundamental para el bienestar general de los perros adultos y cachorros.

En cuarto lugar, el cariño. No podemos olvidarnos de pasar tiempo de calidad junto a nuestros queridos compañeros. Jugar con ellos, mimarlos, enseñarles nuevas cosas. El cariño creará ese vínculo mascota-propietario que durará para siempre.

Más allá de los aspectos básicos del cuidado para las mascotas, ten en cuenta algunos elementos que te ayudarán a proporcionales mejor calidad de vida.

Por ejemplo, no es lo mismo un perro adulto que un cachorro. Mientras que el primero comerá menos, debido a que su estómago ya no procesa los alimentos como antes, el cachorro necesita hasta 4 porciones de comida al día para crecer en óptimas condiciones.

Lo mismo sucede con el tamaño: si es pequeño, mediano o grande. Cada uno tiene necesidades específicas de dieta y aseo. Mientras más grande sea, más energía necesita. Por eso debemos asegurarnos de comprar el pienso para perros adecuado.

Tampoco olvides la raza. Antes de adoptar a tu mascota, averigua los antecedentes de la raza. Eso te ayudará a adelantarte a posibles enfermedades hereditarias.

El adiestramiento es vital. Especialmente a temprana edad. Un perro con conductas agresivas será un dolor de cabeza para ti y tus invitados. Enséñale modales, establece normas tanto en casa como fuera y fomenta su educación. 

Finalmente, queremos aconsejar que, a medida que pase el tiempo, compres productos para perros, como perreras, juguetes y correas, que te simplificarán el cuidado canino.

Consejos de cuidado básico de los perros

Ahora que sabes cuáles son los cuidados básicos de los perros, aquí algunas recomendaciones que cualquier propietario, sea novato o experto, debería tener en cuenta.

Dieta nutritiva

Muchas veces nos preocupamos por las porciones, o la marca fabricadora, y olvidamos lo más importante: la calidad de los alimentos. Si quieres que tu mascota se desarrolle en óptimas condiciones, necesitas darle comida para perros de calidad.

Siempre, pero siempre, antes de comprar un pienso, averigua cuáles son los ingredientes. Las fórmulas que vienen en los empaques desvelan si están equilibrados y contienen los nutrientes adecuados según la edad, raza y el tamaño de nuestras mascotas.

Los perros prefieren los piensos secos. Son más fáciles de digerir, sabrosos y compactan la cantidad de nutrientes. Sí, hay buenas opciones de piensos para perros húmedos, pero siempre que puedas, apuesta por los secos.

Los perros pueden comer comida humana, pero no cualquiera. Pregúntale al veterinario cuáles son, ya que algunos, como la leche, son letales para su estómago, el cual es más sensible que el humano.

Y puesto que estamos hablando de la dieta, evita sobrealimentar a tu perro. La exposición a altas proporciones puede conducir a enfermedades graves y preocupantes, como la obesidad. Un perro obeso reduce su esperanza de vida.

Dale su espacio

A diferencia de los gatos, que duermen y pasan tiempo donde sus cerebros les ordene, los perros prefieren pasar tiempo dentro del hogar. Son mascotas familiares.

Lo más inteligente es acondicionar un lugar especial dentro de la casa o el apartamento para que tu perro duerma. Por ejemplo: un cuarto que no estés utilizando.

Siempre que puedas costeártelo, y es lo más recomendado, compra una perrera, una jaula o una cama. Evita las sabanas y la almohada.

Lo mejor es que descansen y hagan sus necesidades en su propio santuario. Y ya que estamos hablando de hacer necesidades, no olvides incluir en tu lista de prioridades un lugar donde orinen y dejen sus desperdicios.

Aseo diario

Una de las principales preocupaciones de los propietarios de mascotas es el mantenimiento. Como ya mencionamos, el aseo dependerá de las características innatas de tu perro: si es grande, mediano o pequeño, tiene el manto corto o largo, sufre de algún problema o alergia.

Dota su inventario de productos personales con champuces especiales para caninos, cepillos para masajear, desenredar y esparcir los aceites esenciales del cuerpo, y un cortaúñas para aplacar las garras, ya que pueden hacerse daño si las tienen demasiado largas.

Ejercicio regular

El organismo de los perros les pide entrenamiento. Hay casos donde los peludos se enferman si pasan demasiado tiempo inactivos –de nuevo volvemos al problema de obesidad–.

Crea una rutina diaria de ejercicio. No necesitas ir demasiado lejos: en el patio de tu casa, en el vecindario o un parque cercano. Juega con él. Haz que busque la pelota o el palo. Eso lo mantendrá activo.

Te recomendamos leer sobre la cantidad de ejercicio que necesita tu mascota según su raza o tamaño. Hay perros que fueron criados para la caza y necesitan altas dosis de actividad física.

Prevención médica

Finalizamos con la prevención de enfermedades y las visitas regulares al veterinario.

Muchos propietarios se espantan cuando escuchan hablar del veterinario. Ciertamente, es un gasto, pero estamos hablando de la salud de tu perro. Tu compañero leal. No escatimes cuando se trate de su bienestar general.

consejos para el cuidado de tu perro

Las visitas regulares al veterinario descartarán posibles enfermedades y afecciones. Además, te dará ciertas directrices sobre cómo tratar con tu mascota.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies