Saltar al contenido

Pastor ganadero australiano: características, fotos, comportamiento…

julio 24, 2019
Pastor ganadero australiano aparencia

El pastor ganadero australiano es una raza de perro muy querida con cualidades formidables para el entrenamiento avanzado, pastoreo y deportes caninos. Son excelentes, pero no la mejor opción para cualquier propietario. Con grandes requisitos de actividad física y mental, necesitan una motivación constante y capacitación extensa.

Pastor ganadero australianoA menudo se les llama “taloneros” debido a la forma en que pastorean el ganado mordiendo sus talones. Pueden desconfiar de los extraños y proteger a su familia, ya que son perros leales y muy inteligentes que presumen de una devoción implícita a cualquier trabajo que se les indique.

Como cualquier raza de perros, tienen sus propios desafíos y cualidades que lo hacen únicos. Acompáñanos a descubrir todo lo que oculta este perro de actitud amistosa.

Origen del pastor ganadero australiano

Los pastores ganaderos australianos son un tipo de perro Boyero que ha existido desde los años 1800 en su Australia natal. Fue una raza desarrollada por los ganaderos debido a que los perros de pastoreo que existían en la época no pudieron hacer frente a las condiciones climáticas extremas ni a los tipos de trabajos que se les exigía.

Con el tiempo, los criadores desarrollaron esta raza de perros incansable, inteligente y valiente, capaz de arrear el ganado más testarudo en condiciones extremas. No son muy populares en todo el mundo, pero las personas afortunadas que comparten su vida y trabajan con los pastores ganaderos australianos son fieles seguidores de la raza y siempre elogian sus increíbles cualidades.

Hoy en día, el pastor ganadero australiano sigue siendo muy apreciado y considerado como un perro de trabajo muy hábil en su Australia natal, pero también se han hecho un nombre en todo el mundo por ser maravillosos compañeros y mascotas familiares. Sin contar que han sido utilizados para crear otras razas australianas de ganado.

Nacimiento y evolución

Datan de principios del siglo XIX en comunión con el crecimiento de la actividad ganadera australiana gracias a sus amplias extensiones de terreno fértil. Más el ganado también había evolucionado a bestias más salvajes e indomables a las cuales la raza de perros Smithfields que fungía hasta esos tiempos como perros de pastoreo no podían encarrilarles, siendo ignorados o atacados a muerte por los mamíferos vacunos.

Además, los Smithfields eran débiles ante el calor y el recorrido de distancia, aparte del terreno. Su fuerte eran los borregos y corderos a quienes dominaban mordiendo y ladrando, más no las vacas y toros. Dicha evolución del ganado no era exclusiva de Australia: en Estados Unidos ocurría lo mismo, pero la solución fue crear a los cowboys y sus capataces o caporales, mientras que los australianos comenzaron a crear esta raza de pastor ganadero australiano, misma que domina al entorno donde nace y no se amilana ante animales mayores.

Para lograr el nacimiento de la raza, realizaron la cruza de los perros Collie barbudo de Escocia con los Dingos que son un tipo de perro salvaje de las praderas australianas y que se ocupaba de cazar, acechar y matar a las reses. De tal forma aprovecharon los talentos natos de ambas trazas para crear una –en su momento- al pastor ganadero australiano, subraza que luego fue evolucionando para ser una raza principal. Este es un procedimiento que ha devenido en muchas excelentes razas, demostrando un mayor sentido táctico, de fidelidad, control y resistencia.

El cruce continuó entre los canes ya nacidos con razas como el Dálmata para procurar su fidelidad y armonía con razas de granja (caballos, patos, gallinas), además de los Kelpies quienes dieron un nuevo potencial genético de laboriosidad.

Llegada del pastor ganadero australiano a otros países

En las postrimerías del siglo XIX fue llevado a Inglaterra y luego de 13 años fue aceptado el primer estándar de la raza. El motivo fue que la sangre del Dingo que corre en los genes del pastor ganadero australiano le hace superior a muchas otras razas en el pastoreo de todo tipo de ganado vacuno o animales mayores y su evolución le ayudaba a ser más resistentes a climas adversos (no nevados).

Pasaron décadas antes de que fuera aceptado del todo en el resto de Europa y América. Más su aceptación ha ido en constante crecimiento gracias a su ya natural instinto para dominar a grandes bestias y evitar que estas se desboquen y/o causen accidentes; además el propio animal se sabe salvaguardar al contrario de sus predecesores australianos y muchas otras razas que no pueden con las lides del arreo de vacas, bisontes, búfalos, emú y toros.

Características físicas del pastor ganadero australiano

Los pastores ganaderos australianos son fuertes y compactos, dando la apariencia de tener un gran equilibrio y mucha potencia. Su cabeza es ancha y bien proporcionada en relación a su cuerpo, con una ligara curva entre las orejas. Sus mejillas son notablemente musculosas y cuentan con fuertes mandíbulas y hocico que no es ni demasiado corto ni demasiado largo.

En resumen, son simétricos, fuertes, imponentes y con una hermosura inusual, propia de un perro que pareciera ser tosco, pero es elegante y altamente resistente a las adversidades del clima y al trabajo constante en el que enfoca toda su energía y fidelidad.

  • Color: Los colores comunes y, aceptados, son el azul, azul y bronce, azul negro, rojo, rojo tostado y moteado.
  • Tamaño y altura: Los machos miden alrededor de 46 a 51 cm, mientras que las hembras 43-48 cm. En cuanto peso, oscila los 15-22 g tanto para machos como para hembras.

Los ojos son de forma ovalada y de color marrón oscuro con un aspecto inteligente y tranquilo. Sin embargo, se sabe que los pastores ganaderos australianos tienen un poco de “brillo sospechoso” en sus ojos, especialmente cuando están cerca los extraños.

Están acostumbrados a los terrenos amplios ya por naturaleza, por lo cual es recomendable que sí elige un pastor ganadero australiano como compañía hogareña, le brinde un bue espacio de terreno para que el mismo drene sus ímpetus y no pierda su condición física natural que él mismo sabe cuidar y alentar manteniéndose activo, alerta y fiel.

Rasgos prominentes del pastor ganadero australiano

Cabeza: Cráneo ancho y ligeramente curvo entre sus orejas. Mejillas fuertes y prominentes, boca simétrica y lisa. Nariz negra.

Ojos: De común son ovalados, medianos, al ras, en extremo expresivos tanto de su salud como de instinto de detección de peligro o de afinidad latentes. El color café oscuro es característico, pero ya han ido mutando a colores claros.

Orejas: Son pequeñas y de base ancha; puntiagudas, inclinadas hacia afuera. Gruesas carnosas y con pelo en su interior.

Dientes: Incisivos muy fuertes, capaces de hacer sentir dolor al ganado vacuno de morderle en una de sus patas gracias a su mordida de tijera.

Cuello: De allí parte su musculatura aunque es bastante flexible, permitiéndole voltear y ver su cuerpo. No existe flacidez natural en el pastor ganadero australiano a menos que esté perdiendo peso por razones no saludables.

Cuartos delanteros: Su antebrazo se une al hombro casi en 90%. Su muscularidad atípica es propia de la raza, difícil definir un estándar, salvo que no posee la extensión suficiente; de suceder ello, su velocidad sería ampliamente superior.

Cuartos traseros: Con notoria propensión a ser musculoso de forma prominente. Muslos anchos, largos, paralelos correctamente. Gran soporte y apoyo para sus carreras o al sentarse.

Proporción: El pastor ganadero australiano es un perro quizá corto, lo que limita sus movimientos. Algo que cubre a la perfección con porte y muchísima seguridad, resultando intimidante y de esa manera no ser él quien deba huir y pueda tener traspiés.

Patas: Dedos largos y juntos. Son redondas y de cojinetes duros, uñas cortas y fuertes. Poseen mayor resistencia a caminos irregulares y calientes.

Cola: Moderadamente hacia abajo con el contorno del muslo y grupa de largo que alcanza a sus corvejones. De buen y vistoso pelaje.

Pelaje: El área corta es densa y la menos densa es cerrada y dura en los machos adultos y rizados u ondulados en hembras adultas.

Pastor ganadero australiano perro

Temperamento del Pastor ganadero Australiano

Son conocidos por ser muy leales, enérgicos, incansables, valientes, tenaces y extremadamente inteligentes. Se dice que solo pueden “perros de una persona” porque tienden a desarrollar un vínculo muy profundo con su propietario. Presumen su excelente habilidad como guardianes feroces al defender lo que ven como suyo. Su temperamento los hace muy adecuado para trabajar como ganaderos, pero también cumplirán otros roles.

Debido a que estos perros son un poco agresivos, no se recomienda que sea el primer perro de un hogar. Sin embargo, su personalidad es divertida, activa. Con una capacitación adecuada será sociable como cualquier otro perro. Otra cosa a tener en cuenta, es que fueron creados para pellizcar y, como tal, esto es algo que naturalmente hacen, especialmente cuando están entusiasmados.

El pastor ganadero australiano además de controlar y dominar a animales más grandes que ellos han sido entrenados también para la búsqueda y rescate de personas en zonas intrincadas. El motivo es que pueden enfrentarse con animales salvajes como el oso, puma, lobos y además crear un ladrido bastante incisivo y molesto para algunas aves como el halcón o cóndor.

Están entre los animales elegidos para la detección de bombas o drogas en aeropuertos y puertos y defensa de grandes mansiones. Requiere estar en compañía de animales calmos (como de granja o perros pequeños) y de personas para mantenerse equilibrado. De no hacerlo, su lado salvaje les insta al desespero. Por ello es que el ejercicio y rutinas de apoyo le hacen estar dinámicos, activos y con propósitos.

Importancia del ejercicio

Aunque se sugiere tener espacio para su desenvolvimiento, bien puede tenerlo en un apartamento. Pero debe crearle rutinas de ejercicio diarias insalvables. Dedicarle tiempo es hacerle sano y drenar sus ímpetus.

De no ayudarle a canalizar su energía, el pastor ganadero australiano se descargará en los jardines, tanto excavando hoyos como atacando a las plantas. Y en interiores descargará su energía con alfombras, macetas, artículos al ras del sueño y /o muebles.

En los ejercicios también se les enseña a convivir, para ello el uso de la correa e interacción con el entorno. Así evitará que el perro se defienda de quienes no les están atacando ero entraron a su territorio. Son muy afectos a quienes están en casa; si sus hijos van a jugar con otros, mejor alejar al pastor ganadero australiano porque entraré en modo defensivo por naturaleza.

Salud y Vida

Conocido por ser un perro robusto y saludable, el pastor ganadero australiano tiene un grupo genético bastante pequeño y, como resultado, es propenso a desarrollar algunas enfermedades hereditarias que valen la pena repasar como:

  • Displasia de cadera
  • Displasia de codo
  • Sordera congénita
  • Atrofia progresiva de la retina.

La esperanza de vida promedio de un perro australiano para el ganado de 12 a 14 años cuando se cuida y alimenta adecuadamente con una dieta balanceada, equilibrada y de buena calidad.

La salud del pastor ganadero australiano se une genéticamente al lado materno. La salud de las hembras garantiza en mayor probabilidad una camada sana.

La alimentación balanceada es imprescindible. Como bien sabemos, muchas razas de perros desconocen cuándo dejar de comer. Y el pastor ganadero australiano no es la excepción en esta regla, ya que el mismo trata de compensar el desgaste de energía que él mismo se genera. Por ende se recomienda consultar con el veterinario la dieta adecuada según la edad del perro. Y una gran hidratación y saber qué croquetas para perro fungen como golosina y recompensa.

Aseo del pastor ganadero australiano

  • Baños ocasionales en caso de ensuciarse mucho. Baño obligatorio cada 15 días.
  • Cepillado continúo para eliminar el pelaje muerto.
  • Llevarlo ante un profesional de la peluquería canina cada año para que reduzca el tamaño de su pelaje.
  • Revisión continúa de los oídos, en especial del pelo en los mismos para comprobar que no haya pulgas o garrapatas y que no exista alguna infección en los mismos.
  • Corte de uña semanal con piquetas profesionales, ya que las mismas son gruesas y fuertes como sus patas.
  • Cepillado interdiario de sus dientes. El pastor ganadero australiano disfruta de ese tipo de atenciones como pocas razas lo hacen.

Otros nombres

El pastor ganadero australiano puede ser conocido en su país o región de otras formas, sin ser esas subrazas derivadas. A saber:

  • Blueys (azulitos).
  • Blue dogs (perros azules).
  • Heelers (taloneros, esto por su manía de morder talones).
  • Queenland heelers (taloneros de Queens).
  • Blue heelers (taloneros azules).
  • Red heelers (taloneros rojos).
  • Pequeños dingos (poco usual).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies