Pequeño perro león; características, fotos, pelo, color…

El pequeño perro león o lowchen como también es conocido se trata de un perro cuyo origen es un poco misterioso, pero tiene la distinción de ser una de las razas más antiguas del mundo. De hecho se pueden encontrar esculturas del mismo que datan del siglo XIII.

Historia y origen del pequeño perro león

La historia de estos perros es un poco confusa y desconocida, de hecho su origen se desconoce, aunque la Federación Cinológica Internacional (FCI), indica que son de Francia. Sin embargo, esto no está del todo claro puesto que otros países como Alemania y Rusia también se adjudican su nacionalidad.

Aunque su origen no esté del todo claro si podemos decir que estos canes son muy antiguos, ya que podemos encontrar esculturas de estos en la Catedral de Amiens, la cual data del siglo XII. De igual forma se haya muchas representaciones en tapices y cuadros franceses.

Aparte de esto podemos mencionar que estos canes estuvieron a punto de desaparecer durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, los esfuerzos de criadores aficionados dieron frutos y no permitieron que estos canes desaparecieran.

No obstante, la cantidad de estos ejemplares desde sus inicios era baja, por lo que en la actualidad fuera de algunos países de Europa estos perros no son para nada conocidos. Esto no quiere decir que estén en peligro de extinción, ya que poco a poco se está logrando que estos canes ganen popularidad.

Características 

Características del pequeño perro león

Algo muy característico sobre estos perros es su manto el cual se encuentra distribuido de forma uniforme. Pudiendo ser largo, ondulado y sedoso, de diversos colores y tonalidades. En la mayoría de los casos, el pelo de estos canes se rasura en la región posterior de su cuerpo, patas traseras y dejando pechado en el extremo de la cola y pies.

Con relación a sus medidas, la FCI señala que estos canes deben tener una altura de la cruz de 23 a 26 cm, con un peso que ronde los 6 kilogramos. Si tenemos esto en cuenta podemos decir que son canes pequeños, aunque con un cuerpo robusto, silueta delgada y un perfil cuadrado.

Otras características de esta raza serian cabeza pequeña, ancha y corta, cráneo aplanado, nariz de color marrón oscuro o negra y ojos grandes, redondos y oscuros. Al mismo tiempo tiene orejas de inserción alta, largas y colgantes y una cola por debajo de la línea de la espalda y curva.

Carácter del pequeño perro león

Estos perros destacan por ser una raza leal y apegada con su amo. Por lo que están bien adaptadas a la vida en familia y a los pisos pequeños.

Es importante resaltar que los problemas de comportamiento de estos perros suelen ser ladridos excesivos y ansiedad por separación. Sin embargo son problemas que se pueden evitar, con una socialización a edad temprana y con ejercicio físico y mental.

Educación del pequeño perro león

Educación del pequeño perro león

Como mencionamos antes la educación de esto canes es importante para evitar posibles problemas de conducta. Afortunadamente estos canes responden bien al adiestramiento canino.

Obviamente cuando vayamos a adiestrar lo mejor es hacerlo con refuerzo positivo, de hecho la mejor opción para su educación es el adiestramiento con clicker. Bajo ningún motivo debes usar castigos o algún método ortodoxo en su entrenamiento.

Cuidados 

Lo primero que podemos decir sobre esta raza de perros es que son muy sanos en términos generales. De hecho no se les conoce enfermedades que puedan afectarlos a menudo. Esto no quiere decir que no necesiten de cuidados, ya que como todos los canes, debemos cubrir sus necesidades.

Empezando con el ejercicio podemos decir que estos perros necesitan jugar y hacer ejercicio a diario. Con relación al pelaje este debe ser cepillado a diario, y cada dos meses llevar al peluquero, para que corte y sea más fácil de cuidar.

Su clasificación

Tomando en cuenta su altura a la cruz de 32 y 26cm como máximo y peso alrededor de los 6 y 4 kilogramos tope (en machos y hembras, respectivamente), acompañado de sus aptitudes como perro de compañía, este can ha recibido una clasificación general como raza de perros pequeños, recibiendo de la FCI la clasificación en el grupo 9, perros de compañía y juguete y de la AKC el grupo 6, perros de compañía.

Hechos y curiosidades sobre la raza

En el Pequeño perro león se admiten todos los tono de blanco, cualquier unicolor y si están manchados de negro. Está entre los atractivos canes con capa color limón, aunque en los últimos años se han visto tonos azul plomo que sin ningún miedo han sido inscritos en concursos y los jurados no han encontrado protestas ni han puesto peros para evaluarlos. Es así como poco a poco están evolucionando las razas y quienes crean y evalúan los estándares han ampliado positivamente sus criterios, disminuyendo la discriminación contra los canes.

Su nombre oficial es Löwchen, al cual en algunos países europeos y América del Norte y Canadá llaman Petit Chien Lion. Ese corte leonino no es sólo respaldado por la estética para perros a la que es llevado, es un detalle natural por el cual se le da el nombre, aunque simplemente su rostro es más afable pese a verse algo indiferente, pero no tanto como el rey de la selva.

Los pelos en sus pies y cola son reales adornos. Lamentablemente no le sirven de mayor protección contra el frío y calor como por igual en sus zonas sin pelo. Sucede que la subcapa es tan delgada que casi es inexistente. Por eso, en lugares donde existan nevadas, bien vale no tener a un Pequeño perro león, por su salud e integridad.

Es un familiar lejano del Perro Bichón. Su llegada a Francia fue en el siglo XIV, regalo de los monarcas a sus más cercanos colaboradores de la aristocracia. Se hizo moda entre barones, duques y condes. Obviamente, fue una de las razas perseguidas por quienes suscitaron la Revolución Francesa, al equipararles como símbolos de sólo gente pudiente. Pero a diferencia de las razas autóctonas, el Pequeño perro león pudo volver a Francia cuando la república se consolidó, gracias a que estaba diseminada ya en otros países.

En el hogar

Hay que darle el entrenamiento para perros debido para que aminore su  ímpetu por ladrar sin tener un motivo valedero o salir del stress cavando hoyos sin razón.

Afortunadamente, el Pequeño perro león aprende rápidamente y es muy obediente, tanto que luego procura que los demás se comporten igual (ejemplo, si usted le dice que no debe arrojar nada en cierto lugar, él procurar que tampoco alguien lo haga). Por ende, enséñele cuál es su sitio para sentarse, como una cama para perros, porque sí le dice que se pare de los muebles, él querrá que usted haga lo mismo.

Aprende con prontitud, pero le cuesta aplicar en el sentido de jerarquía

También te puede interesar; Boston terrier y Bichón maltés

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies