Perro de agua español: características, fotos, pelo, color…

El Perro de agua español es una raza originaria de Andalucía, España, aunque posiblemente sus ancestros sean provenientes de la Península Ibérica. Se dice que para el año 711, durante las invasiones islámicas, este can se asentó en el territorio Al-Andalús, y empezó a cruzarse con otras razas de la zona, dando a lugar a los descendientes de la nueva especie.

Existen pruebas de que entre el siglo XIV y el siglo XVII hubo actividad del Perro de agua español en la ciudad de Sevilla, sobre todo en el puerto del Río Guadalquivir y las marismas. Con el tiempo, también fue reconocido bajo otro nombre, el turco andaluz. Inicialmente, los españoles le vieron como un perro pastor, pero con el tiempo, los cazadores lo cogieron y lo hicieron parte de su jauría.

Los pescadores también llegaron a admirar su inteligencia y audacia, y lograron encontrarle utilidad en sus actividades, ya que se trataba de un perro que le gustaba nadar. Pero su popularidad se centraba nada más en las tierras españolas. El resto del mundo ignoraba su existencia o no sentía ningún interés por la raza.

Perro de agua español

Sin embargo, los comerciantes de barco lo sumaron a su tripulación, y logro expandirse a otros lugares de Europa gracias a estos viajes. A medida que se expandía su presencia en el continente, también ayudó a la reproducción de otras razas, ya que se apareaba con perros de otras tierras. Los españoles se esmeraron en que fuera oficialmente reconocido, y no fue sino hasta 1999 que se registró.

Desde sus inicios, se reconoció como un digno perro de tareas, logrando desempeñarse en labores como pastoreo, caza y pesca. Con los años, las familias lo adoptaron, pasando a ser considerado como mascota doméstica. Aunque no es el ejemplar más popular, si se ha logrado destacar en exposiciones y concursos.

Características del Perro de agua español

Se trata de un perro mediano, de una altura entre 40 y 5 cm, y un peso de 14 a 22 Kg. Estas medidas varían entre hembras y macho, siendo siempre las primeras más pequeñas. SU cuerpo es de contextura atlética y robusta, donde destaca por ser musculoso. Su cabeza es mediana y un poco ancha, presentando un hocico corto y no tan prominente.

Las orejas de este animal son relativamente largas con mucho pelo, y de forma triangular. Sus ojos destacan por ser redondos y de marrón oscuro, variando a tonalidades mucho más claras, dándole una mirada más penetrante.

Perro de agua español

Aunque en la actualidad muy poco ejercen como guardianes, sino se le entrena adecuadamente, permanece con ciertas actitudes, que lo vuelven desconfiado  defensor hacia su entorno, llegando  a mostrarse reacio a la presencia de personas extrañas y hasta otros animales. Aun así, presenta una personalidad dócil y alegre, que le permiten convivir en una casa con personas de distintas edades. Los niños disfrutan de su compañía, y que puede llegar a ser muy juguetón.

Su adaptación a los hogares le permitió desarrollar una actitud cariñosa y afectiva hacia sus amos. Aunque no se trata de un ejemplar excesivamente amoroso, sabe perfectamente cuando debe mostrar cariño. Cuando no se sienta en confianza, va a mostrar signos de estrés o desconfianza. Sin embargo, nunca lo verás mordiendo, ya que esto no es parte de su naturaleza.

Pero ha sido de gran utilidad en otras labores, formando parte de la policía, los bomberos y el ejército como perro rescatista o de detección antidrogas. Es inteligente, y entrenarlo no debe presentar ningún impedimento pero hay que destacar que es necesario ejercitar su mente, así como no hay que olvidarse de la actividad física. Es un ejemplar bastante saludable, y su tiempo de vida ronda de 12 a 14 años.

Pelo del Perro de agua español

El Perro de agua español cuenta con una melena rizada pero densa. Esta le ha permitido tener resistencia sobre climas muy fríos. No es necesario cepillarlo ya que no desprende pelaje. Sin embargo, para evitar los nudos, después de cada baño, con las manos se debe arreglar el pelo.

Perro de agua español

Color

Su aspecto varía de unicolor: pudiendo ser marrón, negro y blando, a bicolor: presentando combinaciones blanco y negro, gris y negro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies