Cocker: características, fotos, pelo, color…

El Cocker, a pesar de encontrarse dos razas de este tipo, es una familia de perros que tiene sus orígenes en tierras inglesas. En algún tiempo, tuvieron una estrecha relación con la familia de la realeza, pero sus usos se limitaron a otro tipo de labores. Conocido también como Cocker Spaniel, su lugar de proveniencia es de la zona de Gales, donde al parecer es donde se le observó por primera vez. Sin embargo, sus raíces provienen del año 500 a.C., ya que es un descendiente de los Spaniel, aunque con modificaciones, con el tiempo fue reduciendo su tamaño, con lo que surgió esta raza.

En un principio, era utilizado para la caza, como un cobrador que traía las presas a sus amos. Luego pasó a ser entrenado para perseguir aves, siendo el preferido al momento de cazar becadas o el faisán. Y a pesar de su tamaño pequeño, nunca se propuso como un ejemplar para excavar en las madrigueras. Pero con el tiempo, los cazadores vieron mayor potencial en otras razas, y pasó a segundo plano, terminando en los corrales para perseguir gallinas. Pero durante el siglo XIX, es que empezó a ser adoptado como una mascota familiar.

Cocker

Pero tuvo un declive con la Primera Guerra Mundial, que conllevo a un descenso drástico de la población del Cocker. Pero tras este periodo, como era un ejemplar popular, comenzaron nuevamente los procesos de cría y reproducción, llevando a la población nuevamente a un buen número. En la actualidad, se pueden encontrar dos razas de este tipo: el Cocker Spaniel Ingés, y el Cocker Spaniel Americano, aunque este es descendiente del ejemplar de Gales, se modificó para adaptarse al nuevo territorio.

Características del Cocker

Los Cockers se han destacado por ser razas de tamaño pequeño a mediano, por lo que lo máximo que pueden llegar a ser de altos es hasta 41 centímetros. Pero su peso, es bastante liviano, oscilando entre 10 y 15 kilos, dependiendo de su tamaño. Su contextura es fornida y atlética, notándose piernas musculosas. Su cabeza es pequeña, siendo lo más llamativo de esta zona, es que sus orejas peludas comienzan cercanas a la altura de los ojos, y estas siempre se mantienen abajo.

Se ha considero como una buena opción para mascota, y aunque se trata de un perro dócil, no se muestra muy cómodo ante la presencia de otras personas o animales que socialicen con sus amos. Esto se debe a que es muy territorial, lo que puede provocar que ladre mucho, y en algunos casos puede llegue a morder. Con entrenamiento adecuado, puede evitarse estos inconvenientes. Pero su proceso de amaestramiento puede llegar a ser duro, ya que es una raza terca desde que son muy pequeños. Hay que ser pacientes y demostrar autoridad.

Cocker

Es inteligente, por lo que acatar órdenes no será un problema.Aun así, el Cocker es muy cariñoso y demuestra mucho afecto a los que conforman su entorno. Se destaca sobre todo por ser enérgico y juguetón. Pero también tiene su lado rebelde, ya que si se le deja mucho tiempo solo, tiende a destruir cosas.

Además, es un ejemplar saludable y en su genética no se registran enfermedades más allá de afecciones a nivel de los ojos, pero son causadas por la vejez. Se destaca glaucoma, cataratas y atrofia progresiva de retina. De la misma  manera, las orejas necesitan un cuidado especial, ya que pueden llegar a presentar infección. Su esperanza de vida es de 10 a 12 años.

Pelo del Cocker

Ambas razas de Cocker presentan un pelaje brillante, liso y sedoso, con ciertas ondulaciones en las puntas. No es necesario bañarlo con regularidad, siendo recomendable cada dos meses. Pero si es indispensable cepillarlo varias veces a la semana para eliminar el pelaje caído.

Cocker

Color

Los colores es que se encuentran estos perros, por lo general son: negro, crema y marrón, siempre que sea unicolor. Si se tratan de dos colores, se incluye a la lista el blanco como base, y se mezcla con lunares de otro color.

Hechos y curiosidades sobre la raza

Los Cocker son la raza que busca hacer lo que quiere por los demás así como por sí mismo. Se mantienen en profunda y constante actividad. Aunque podríamos quedarnos cortos o se pensaría que exageramos al ponderarle en sus virtudes, en Amigos de los Perros nos atrevemos a mostrar las bondades de estos canes de una manera positivamente global.

Tanto los Cocker americano como los Cocker spaniel inglés son actitudinalmente útiles pero bastante diferentes en sus métodos. Mientras el primero se le ve un rostro afable, su personalidad es bastante fuerte y en el caso del segundo (llamado el cascarrabias), le es difícil demostrar que es de simpático porque le juzgan por cómo se ve y no por quien es. Cuando esto se logra, encuentran a una simpatía de perro.

Ambos pueden ser muy dominantes; sí se les controla, canalizan tal actitud en ser mejores acompañantes y usar sus celos para ahuyentar a quienes tengan malas intenciones para con sus familiares.

Pueden manifestar una soberbia tranquilidad que parecieran no mover un músculo y teniendo la más ligera y seguras de las respiraciones.

Las dos razas, con sus debidas diferencias territoriales, son famosas y queridas por sus habitantes.

Cuando es hora de entretenimiento, los Cocker son muy juguetones, aupando que el tiempo lúdico se expanda hasta que ellos se sientan reconfortados.

Son animales que inspiran confianza y que les gusta confiar en las personas y otros animales.

El entrenamiento de todos los tipos de esta raza es relativamente sencillo, siempre que se haga con palabras suaves y que cada enseñanza tenga un propósito práctico y o monótono; de lo contrario, el Cocker dejará de participar y se echará a dormir. Si no hay reto, no estarán activos.

Comenzaron como perros de casa, pero su forma de ser (física y actitudinalmente) les llevó a ser tomados en cuenta como perro de compañía o para exhibiciones.

Aunque pueda parecer tierno o divertido, el Cocker (al menos el americano) se fastidia cuando las orejas le tapan los ojos. Por eso es que procura evitar las carreras en bajada, que es cuando más les sucede.

Los perros Cocker son considerados aptos para todos los estratos sociales, ya que su manutención alimenticia es de baja a moderada. El cuidado de su pelaje es el que más requiere atención y sí es para exhibición, una inversión mayor.

Hay que prestar atención cuando el can se intranquiliza, podrían ser tanto las garrapatas como el garrapaticida que se utilice, muchos de éstos les causan alergias. Para mejor información, consulte con su veterinario.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies