Perro de montaña de los Pirineos; características, fotos, pelo, color…

El perro de montaña de los Pirineos es un animal muy fuerte, que en su momento fue usada como perro para guarda, perro de carga y perro guardián de rebaño.

Origen e historia del perro de montaña de los Pirineos

Estos perros se originaron en la cordillera montañosa del Pirineo, en España, Andorra y Francia. Su historia exacta no se conoce con exactitud, pero se sabe que llevan milenios protegiendo los rebaños franceses.

Muchos piensan que la historia de este animal se remonta antes de la Edad Media. Sin embargo no fue hasta entonces que ganó una gran popularidad, por sus habilidades como perro guardián de castillos.

Su primera mención la hizo el conde y vizconde Gastón III de Foix-Bearne en el siglo XVI. Luego de un tiempo en el siglo XVII estos animales ganaron popularidad entre los nobles franceses, tanto así que el mismísimo rey Luis XIV lo nombró como perro real de la Corte Francesa.

Aunque no se conoce que razas de perro contribuyeron al desarrollo de este animal, lo más probable es que sean el Kuvasz Húngaro, el Pastor de Maremma Italiano y el Pastor de Anatolia Turco.

Si nos remontamos en la actualidad, tenemos que estos perros siguen siendo usados en Francia para cuidar rebaños y ganados. Incluso en otros países como Estados Unidos y Australia.

Características del perro de montaña de los Pirineos

Característica del perro de montaña de los Pirineos

Aunque este es un perro del tipo moloso, encontramos rasgos más estilizados y menos redondos, algo que es habitual en los canes de este tipo. En cuanto a su tamaño podemos decir que un adulto llega a los 70 y 80 cm, llegando a pesar uno 50 o 60 kg.

Debemos tener en cuenta que las hembras son un poco más pequeñas, en específico podemos decir que llegan a los 65 y 75 cm, con un peso de 40 y 50 kg.

Su cuerpo por otro lado se caracteriza por tener el cuerpo más largo que alto, con un perfil rectangular. La cola por otro lado es larga y puede alcanzar por la punta del corvejón.

En cuanto a su pelaje, podemos decir que es tupido, liso y largo, siendo áspero en la espalda y hombros. Mientras que en la cola y en el cuello podemos encontrar un pelaje ligeramente ondulado.

Su coloración por otro lado es blanco sólido o de color blanco con manchas en la cabeza, orejas y nacimientos de la cola. Estas manchas pueden tener distintos colores como gris, amarillo pálido o anaranjado.

Temperamento del perro de montaña de los Pirineos

Temperamento del perro de montaña de los Pirineos

Leal y valiente así es cómo podemos definir a este animal, dispuesto a defender a sus seres queridos si siente que son amenazados. Sin embargo, esta no se considera una raza peligrosa o agresiva. Solamente son precavidos y les gusta cuidar de su familia.

Son animales muy inteligentes, capaz de llevarse bien con los niños y con otros animales de compañía. No obstante, se recomienda educar desde una edad temprana para evitar problemas de comportamiento.

Educación del perro de montaña de los Pirineos

Como con otras razas de perros, se recomienda que estos socialicen desde cachorros, para ello debemos presentarlo con niños, perros y otros animales y entornos. Gracia a esto se logra que sea un buen compañero, y aunque puede seguir siendo desconfiado con los extraños, no se tornara agresivo.

Debemos tener en cuenta que estos animales pueden presentar problemas de conducta, como destructividad o conducta ladradora.

Cuidados del perro de montaña de los Pirineos

Debemos tener en cuenta que estos animales no pueden adaptarse bien a la vida en la ciudad. Esto se debe a que no le gusta estar encerrado y necesita de espacios grandes donde hacer ejercicio todo los días.

Por otro lado como tiene un pelo largo, debe llevar una rutina de cepillado, de al menos dos veces por semana. En cuanto al baño se debe hacer cada 2 o 3 meses aproximadamente.

Aparte de todo esto necesitan de estimulación regular con juguetes de inteligencia, para evitar que se aburran.

Vídeo sobre el perro de montaña de los Pirineos

https://www.youtube.com/watch?v=uiDRqJsQKm4&vl=es-419

Su clasificación

Considerando su altura a la cruz de 80 y 75cm como máximo y peso alrededor de los 600 y 50 kilogramos tope (en machos y hembras, respectivamente), acompañado de sus aptitudes como perro defensor de rebaños y perro de guarda con actitudes de disuasión, este can ha recibido una clasificación general como raza de perros gigantes, recibiendo de la FCI la clasificación en el grupo 2, perros tipo pinscher y schnauzer molosoides, además de perros tipo de montaña y boyeros suizos molosoides y de la AKC el grupo 3, perros de trabajo.

Aclaramos que ésta no es una disparidad entre la FCI y la AKC, sino que ambos toman en cuenta las regiones donde el Perro de montaña de los Pirineos hace vida y sus aptitudes, además de los lugares donde dichos centros pro canes tienen potestad.

Hechos y curiosidades sobre la raza

Uno de los más comunes –por su capa- es el blanco con manchas grises, al cual llaman pelo de tejón.

El Perro de montaña de los Pirineos era aguerrido por naturaleza y de ello se aprovechaban criadores y granjeros, ayudándole con atavíos especiales que constaban de collar y esclavas con púas de acero, realizados en hierro forjado, que les ayudaban en sus cruentas y frecuentes batallas con osos y lobos. Era una “igualdad de condiciones” que garantizaba una posible vuelta victoriosa y con menos heridas e injurias al can.

Luego de una feroz batalla, si el animal quedaba muy mal herido pero llegaba a recuperarse, pasaba a la vida reproductiva en cautiverio. Esto parecería bueno, pero el animal se deprimía al faltarle mayor propósito. No era raro que muriera por sentirse inútil y relegado.

Es el perro más antiguo que ha habitado en la zona francesa de los Pirineos. Además de defender de animales salvajes y guardián, fungía como perro de carga y arrastre.

Las habilidades de guarda del Perro de montaña de los Pirineos son mayores durante la noche. Por eso no es extraño verlos dormir durante el día, lo que hizo que sus dueños tuvieran que ser asistidos por otros boyeros.

Aunque demuestre una pasmosa tranquilidad, todos sus sentidos están en alerta completa. Goza de muy buena salud, especialmente la visual y auditiva que parece más desarrollada que muchos de su especie.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies