Saltar al contenido

Terrier de Norfolk: características, fotos, pelo, color

agosto 16, 2019
Terrier de Norfolk

La familia de los terriers es muy extensa y entre ellos destaca el terrier de Norfolk, dentro de esta raza es uno de los más pequeños, de carácter amistoso, muy activo y valiente, se considera el compañero más adecuado para el hogar. Su naturaleza de cazador lo emparenta con el terrier de Norwich.

Un perro de orígenes británicos, que se ha considerado una excelente adición a la familia. A pesar de considerarse que ladra mucho, es sociable, y le encanta jugar.

Características del terrier de Norfolk

Cuando vemos el terrier de Norfolk, estamos ante un perro de cuerpo pequeño y compacto, sin embargo, esto no afecta en nada su excelente estructura ósea, además de músculos fuertes. Sus patas son totalmente proporcionales a su tamaño, siendo de longitud corta, y con pequeños pies redondos que tienen gruesas almohadillas.

Terrier de Norfolk

La cabeza es ancha y redondeada, y dentro de sus facciones se destacan ojos ovalados y de gran expresión. Esto le brinda un aspecto inteligente y vivaz. Tiene un hocico acuñado, con mandíbula fuerte. En la parte más alta, podemos encontrar las orejas en forma de V, que caen hacia las mejillas. Tienen poco pelo y su tamaño es mediano.

Tiene una cola bastante llamativa, en la base es gruesa, y siendo más adelgada a medida que se acerca a la punta. En el pasado, muchos solían solicitar que esta fuera cortada, para mejorar su estética, ya que por su longitud esta se curvaba hacia adelante. En la actualidad, se ha convertido en una actividad prohibida.

El terrier norfolk goza de fama por su excelente salud, no obstante no hay que descuidarse al respecto, manteniendo los cuidados ordinarios que los perros necesitan, de tal manera de reforzar las defensas naturales de dicha raza. En tal sentido, se aconseja mantener una revisión constante con un veterinario, y tener al día cada una de las vacunas, para evitar cualquier afección. Además, no hay que olvidar realizar tratamientos antipulgas y antigarrapas.

Asimismo, es un animal fácil de entrenar, gracias a su inteligencia. Por tal razón, la rapidez de aprendizaje puede ser contraproducente, ya que puede aprender hábitos inapropiados. Se recomienda no descuidar el entrenamiento reforzado con felicitaciones, caricias y premios.

Terrier de Norfolk

El norfolk terrier es un perro fiel y de una personalidad amigable. Su carácter extrovertido le ha permitido adquirir a cualidad de ser juguetón, siendo ideal como acompañante de niños. Fácilmente socializa con otras especies, aunque siempre alerta ante cualquier actitud amenazante. Al encontrarse en un entorno desconocido puede llegar a gruñir debido a la incomodidad que siente.

A diferencia del resto de terriers, el norfolk no acostumbra a ser pretencioso ni agresivo, aunque sí puede tornarse ladrador sin la educación adecuada. Eso sí, debido a que fue criado y seleccionado para la caza de animales de madriguera, en su instinto está el perseguir a pequeñas presas como conejos e, incluso, gatos pequeños, de manera que es crucial socializarlo también con estos animales para evitar posibles persecuciones durante su etapa adulta.

Pelo del terrier de Norfolk

El pelo del norfolk terrier es corto y fuerte, que va pegado a todo el cuerpo. Se presenta de forma recta, acompañado de una textura áspera, excepto en la zona de la trompa donde aparenta un bigote y en las cejas.

A pesar de lo áspero del pelo, éste tiende a enredarse, sin embargo es fácil de cuidar y mantener con un cepillado 2 o 3 veces a la semana. Hay que considerar el aspecto de la pérdida frecuente del pelo, lo cual puede quedar reflejado en muebles y ropas.

Terrier de Norfolk

Color

Su manto va de la tonalidad roja hasta el gris, pasando por tonos negros, fuego y trigo, en algunos terriers aparecen manchas blancas, aunque para algunas personas no son deseables.

Hechos y curiosidades sobre la raza

Con unas orejas menos erguidas que las del Terrier de Norwich y que ayudan a los adoptantes a identificarlos, este Terrier se presenta como una opción para la caza del zorro, aunque también podría cazar alimañas como su símil.

Al parecer la diferencia es que esta raza Terrier de Norfolk derivó del Terriers Trumpington pero no fue iniciada como perro para apuestas como el de Norwich, quizá porque no fue comenzada su cría en derredores de la Universidad de Cambridge a manera de conductor de entretenimientos a cambio de dinero.

El carácter del Terrier de Norfolk es distinto al del de Norwich. Es como decir que es su congénere travieso y a su vez más decidido, intrépido y que se enfrenta a animales que podrían ponerse de tú a tú, como lo hace en la actualidad, que se le toma en cuenta en el listado de perros aptos para la cacería del jabalí.

Por ello, quienes se dedican a la cinología de manera profesional o tienen fundaciones de amantes de los perros apoyaron las causas para que desde los años 60 del siglo XX fuera tomado como una raza única y se decretara su separación del Terrier de Norwich; las evidencias son contundentes, aunque a simple vista bien que podrían engañar.

Al ver de frente a un Terrier de Norfolk se tiene la grata sensación de que le está sonriendo. Mejora el impacto al notar sus ojos oscuros con forma de almendra que van en sutil armonía con cualesquiera de sus colores de pelaje (gris, dorado, rojo y el cromatismo entre negro y gris).

Las patas / manos de estos canes son bastante resistentes y de buen agarre. Por ello es que gustan de caminar en la arena caliente frente al mar sin mayores quejas y si se sienten acalorado, sin resquemor alguno se lanzan a nadar.

En el hogar

Son realmente testarudos y de carácter fuerte. Si a muy corta edad no se lleva a una escuela para perros y se le brinda disciplina con o sin correas, se pondrán toscos y si decide no moverse, de ninguna forma agradable usted lo logrará. Por ende, si va a adoptar un Terrier de Norfolk que ya está crecido, compruebe antes que está dispuesto a obedecerle o tendrá que comenzar el proceso educativo desde cero y no hay garantía de que será 100% obediente.

La mejor forma de estar de buenas con ellos es darles mucha actividad física así como actividades mentales, como la búsqueda de objetos o hacerle adivinar en dónde está la bolita o el atrapar. De esa manera estará más a gusto y retribuirá ese cariño con mayor devoción a todos en el hogar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies