Saltar al contenido

Terrier de Norwich: características, fotos, pelo, color

agosto 16, 2019
Terrier de Norwich

El terrier de Norwich o Norwich Terrier está considerado como uno de los terriers de menor tamaño conocido actualmente en el mundo. Estaba destinado para ser un perro de caza de roedores, pero termino siendo u excelente acompañante de familia. Su cara recuerda a la de los zorros. Debido a la popularidad que tuvo esta especie, a finales del siglo XIX llegó a convertirse en la mascota de los estudiantes de Cambridge. Se ha considerado una de las razas más vivaces y activas, por lo que siempre se le ve corriendo y excavando cada vez que se encuentra en espacios abiertos naturales.

Terrier de Norwich

Características del Terrier de Norwich

Estos son unos perritos muy pequeños, vigorosos y llenos de energía; intrépidos, fuertes, osados e independientes. Cuentan con una personalidad simpática y amigable, pero a veces resultan testarudos. Su mansedumbre y fidelidad los convierten en una compañía adecuada tanto para niños como adultos. Si bien sus patas son bastante cortas y conforman un cuerpo bien constituido, es lo le brinda armonía, además de un andar ligero.  La cabeza es grande si se la compara con el resto del cuerpo. Los ojos son ovalados y pequeños de color oscuro, casi negro.

La cola es de tamaño medio y antiguamente había la costumbre de recortarla, hoy en día ya no es así. Lo mismo sucedía con las orejas, pero en Reino Unido prohibieron realizar estas intervenciones. La altura de los perros ronda entre los 23 a los 30 centímetros y nunca excede los 8 kilos. Siempre mantiene un estado de salud envidiable. Para mantener ese estado se requiere frecuente ejercitación de al menos una hora al día. Si está al aire libre y las condiciones lo permiten se aconseja permitirle que excaven hoyos.

La espalda y extremidades del terrier de Norwich son cortas. Las patas están bien rectas y musculosas. Su cabeza tiene un cráneo amplio, compuesto por un hocico fuerte y unos ojos vivaces que irradian picardía y cierta maldad. En cuanto a las orejas, éstas son duras y puntiagudas, que le da un aspecto de siempre estar alerta. La pelambre es dura y abundante hacia el cuello, donde forma una melena, el color puede ser rojo o trigo y a veces negro.

Terrier de Norwich

A nivel metabólico los terrier de Norwich procesan con rapidez los alimentos, ya que su constante actividad los hace quemar mucha energía. Esto obliga a cuidar su alimentación mediante el consumo de proteínas adecuadas a sus pequeñas bocas, lo que los induce a una masticación adecuada en beneficio de una digestión eficiente.

Los terrier de Norwich no son aptos para vivir solos en espacios abiertos o al aire libre, ya que requieren de la compañía para su bienestar. Son animales muy recomendados para acompañar a los pequeños de la familia.

Pelo

El pelo de los terrier de Norwich tiene una longitud media, formando dos capas; la capa externa es suave al tacto a pesar de su dureza y aspereza. Por otro lado, posee una capa interna densa e igualmente suave, muy parecida a la lana. Cuidar de sus capas es sencillo y se realiza mediante el cepillado frecuente, con lo que se elimina el pelo inerte y se evitan los nudos.

Los baños deben realizarse cada 6 u 8 semanas. También es necesario cepillar boca, orejas y la zona de los ojos con regularidad. Muy recomendable resulta la extracción manual de pelo dos veces al año, pero esta tarea debe hacerse en una peluquería de perros para mayor seguridad.

Terrier de Norwich

Color de Terrier de Norwich

Los colores de los Norwich terrier varían del negro al rojo, pasando por el fuego y el trigo. Se dan casos, pero muy escasos, en los que el manto tiene varios colores al mismo tiempo.

Hechos y curiosidades sobre la raza

El Terrier de Norwich nació de las apuestas. Podría decirse que las necesidades lúdicas a cambio de dinero fueron el motivo principal para crear una raza de Terrier ratonera que fuese rápida, pudiera ahuyentar o intimidar a sus contrincantes y seguir las directrices de sus dueños. Como las otras razas de Terrier ya estaban genéticamente condicionadas para acciones más loables que el divertimento de los jóvenes, éstos se ocuparon de cruzar varias razas de Terrier de Yorkshire e Irlanda para desarrollarlos.

Tenemos que aclarar que esos jóvenes no eran precisamente de los pueblos, sino estudiantes que residían cerca o llegaban a la East Anglia of England, exactamente a la Universidad de Cambridge; sépase que tenían bien estudiadas a las razas. Pudieron brindarles hogares dignos y mucho más sí éstos les hacían ganar dinero rápido.

Lo  que fue un acto clandestino, prontamente se transformó en juego de aristócratas. En varias ocasiones muchos tuvieron que intervenir por el bienestar del perro, en especial los que eran posesión de malos perdedores, por lo cual el uso del Terrier de Norwich para dichos juegos fue mermando, pero sus habilidades quedaron intactas y muy útiles, en especial en Inglaterra donde el problema con los roedores duró hasta los años 80 del siglo XX al menos en las capitales, porque en algunos poblados, sigue siendo necesaria la asistencia de un perro ratonero para ello o para la caza de la liebre, que también es bastante fructífera y positiva.

En un principio, éstos canes no eran llamados Terrier de Norwich, sino Terriers Trumpington, porque aún faltaban cruces que llegasen al can que nos atañe (léase el principio de este artículo); siendo unos pequeños canes de color negro o rojo o bronceados que tenían el espíritu de competencia y rivalidad a flor de su pelaje.

El cruce de este Trumpington con el Staffordshire Terrier y otros Terriers de alelos compatibles, dotaron de nuevas habilidades a la raza, al aumentar sus niveles de cazador e ir contra las zorras, incluso pudiendo adentrarse a sus madrigueras y extraerlas.

Aunque se puede creer que la raza Terrier de Norwich ya estaba lista para ser documentada, se encontraba otro dilema: el Norfolk Terrier estaba estrechamente relacionado con la raza que describimos, salvo algunas diferencias tan mínimas que pueden poner a trabajar a cualquier conocedor.  Les podemos decir a ustedes que el punto clave son sus orejas, las del Norwich son más erguidas, incluso cuando se siente apenado o duerme.

Pasó casi un siglo para que se decidiera entonces tratar a ambas razas por separado y así se oficializara el estándar de la raza Terrier de Norwich.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies