Saltar al contenido

Braco italiano; características, fotos, pelo, color…

agosto 24, 2019
Braco italiano

Entre las razas de canes más antiguas del planeta podemos encontrar al braco italiano un perro cazador oriundo del norte de Italia. El cual es perfecto para llevar a cabo diferentes tareas, que incluso puede llegar a ser un perro de compañía.

Historia y origen del braco italiano

Como ya hemos mencionados esta es una de las razas de perros más antiguas que se pueden encontrar, de hecho existen escritos sobre ella que datan del siglo IV y V a.C. En cuanto a sus antecesores se piensa que estos probablemente se hayan originado del cruce de mastines de Asiria con perros de rastro egipcio. Estos últimos eran más ligeros y veloces.

Desde sus inicios estos canes fueron muy apreciados por la alta nobleza italiana, y así se mantuvo hasta que en los ingleses introdujeron otras razas en las cortes. Este punto es importante, ya que esto hizo que el número de ejemplares descendieran, y al caer la Segunda Guerra Mundial estuvo a punto de desaparecer.

Afortunadamente, los esfuerzos de trabajadores de la crianza la raza dieron frutos y se puedo salvar. Un punto importante que debemos destacar que hay dos variedades de esta raza, la de Piamonte y la de Lombardía.

La de Piamonte se caracterizó por ser más liviana y por tener colores claros, mientras que el de Lombardía es de color más oscuro y tenía una compleción mucho más gruesa. En cuanto al estándar italiano oficial de estas razas se dio a conocer en 1949.

Características 

Características del braco italiano

Las medidas de estos canes son el en caso de los machos son de 58 y 67 cm, y en el caso de la hembra está entre los 55 y 62 cm. En cuanto al peso este puede ser de 25 y 40 kg, según la altura del can.

Los mismos se caracterizan por tener un cuerpo musculoso y dinámico, lo que le permite desenvolverse bien en los llanos y zonas rocosas. Esto es importante, ya que estos perros desempeñan un papel importante en la caza de codornices y otras aves pequeñas.

Su cabeza podemos decir que es grande, con un hocico prolongado, orejas grandes y caídas y una nariz de color negro. Los ojos del braco italiano son de forma ovalada de color ocre o marrón.

En cuanto a su pelaje, podemos decir que es corto, denso y brillantes con una textura dura. Los colores permitidos para el mismo son blanco con manchas de diferentes tamaños y en tonalidades como; anaranjado, castaño o ámbar. Al mismo tiempo se puede encontrar blanco con manchas de diversas tonalidades marrones.

Temperamento 

Temperamento del braco italiano

Estos perros son inteligentes y muy leales con sus dueños, es por ello que se consideran muy fáciles de entrenar. Debido a que tiene un buen temperamento, se puede decir que son dóciles y amigables.

Sin embargo al quedarse solo en casa por mucho tiempo y sin ningún tipo de entrenamiento, se aburrirá y terminará volviéndose ladradores e inquietos. Recuerda que estos canes deben adiestrarse para labores físicas de tiempo prolongado, como el rastreo de personas y animales y el señalamiento de lugares.

Cuidados del braco italiano

Debido a que son perros resistente y de buena complexión, no suelen presentar problemas de salud. Sin embargo, por su gran tamaño estos canes pueden sufrir de displasia de cadera o de codo, ambas enfermedades comunes en los perros de gran tamaño.

Para su higiene es importante limpiar las orejas regularmente, ya que pueden proliferar hongos. Lo mismo ocurre con sus patas, ya que pueden contener parásitos, espinas y otros elementos nocivos.

Cómo debemos imaginar estos animales necesitan de ejercicio diario, y en lo que a su pelaje respecta este debe ser cepillarlo regularmente para eliminar el exceso de pelo muerte. Ten en cuenta que el cepillado debe ser mucho mayor, cuando están en épocas de muda. En cuanto al baño este debe hacerse únicamente cuando sea necesario.

Hechos y curiosidades sobre la raza

El Bracco italiano (nombre oficial de la raza) se une en el pundonor de Italia junto al Spinone Italiano como razas de muestra nacionales, las cuales ambas son por igual apreciadas más allá de sus territorios.

Y es que el Braco italiano proviene de una especie de bifurcación que le ha procurado poseer dos estándares ante la FCI, uno de ellos son los bracos italianos ligeros que se adaptan a las montañas, pudiendo realizar saltos, subir y bajar formaciones muy empinadas, soportar el clima en alto y bajo sin que se vea afectado sus sistema cardiorrespiratorio y además de cazar, puede ayudar en operaciones de rescate e incluso, con el entrenamiento debido, podría asistir a los perros de pastoreo, tarea que no debería ocupar del todo, pero en la que puede a bien colaborar.

El otro pertenece a los bracos italianos pesados que se adaptan a la llanura, pudiendo tener una mejor observación de a dónde dirigirse, cuál es el mejor punto para interceptar a la presa y aprovechar a la vegetación como especie de trampolines que ayuden a su velocidad y así disminuir las consecuencias de su peso, cosa que para nada le hace menos en la práctica de la cacería.

Aunque aquí en Amigos de los Perros nos apegamos a los orígenes descritos  al principio del artículo, bien podemos citar que el Braco italiano podría ser el resultado del cruce del mastín asiático, uno de los más antiguos de la raza, con el Segugio. Aunque también podría ser el resultado de uno de los múltiples cruces al selecto Perro de San Huberto. Esto se fundamenta en las habilidades innatas del perro que nos atañe tanto para el rastreo como para la muestra.

Fue una de las razas de mayor auge en la época del Renacimiento, conservándose algunos manuscritos donde de manera poética se hablaba sobre el can o al menos eso se ha querido dar a entender. Pero tal cual como ese período histórico, el Braco italiano fue perdiendo auge y no fue sino hasta el siglo XX cuando se retomó su auge y se le revalorizó, luego de la Segunda Guerra Mundial. Por fortuna, en las ciudades foráneas italianas siempre se le conservó y siguió dando utilidad para la cacería.

Fue una de las razas más utilizadas en la postguerra para el período de la reconstrucción, cuando las primeras necesidades eran la alimentación de las personas y su salud.

También te puede interesar; Setter inglés y Gordon setter

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies