Saltar al contenido

Buhund noruego: características, fotos, pelo, color

agosto 16, 2019
Buhund noruego

Noruega se destaca por tener las razas de perro con más pelo, y es que con las bajas temperaturas que se registran en este país, la naturaleza ha sabido protegerlos del frio con pelajes densos. Una de las especies que más llama la atención, es el Buhund Noruego, considerado uno de los más antiguos de esta zona.

Su origen se data aproximadamente para el año 800 D.C. Es un tipo de perro Spitz, considerado dentro de la categoría de pastor nórdico. En la edad media, tuvo gran popularidad, siendo una de las razas más solicitadas por los cuidadores de ganado, inclusive renos.

Formó parte de la sociedad vikinga, donde fueron encontrados los primeros huesos que permitieron identificar el tiempo que llevaban andando sobre la tierra.Para el año 874, viaja con los colonizadores a Islandia, estableciendo poblaciones de Buhund en esta isla. Con el tiempo, fue expandiéndose a otras tierras, como Inglaterra y Australia. Ha sido nombrado como perro nacional de Noruega.

Buhund noruego

Pero la raza que actualmente se encuentra en el mundo, es una versión moderna de su antepasado. En los años 20, John Saeland se dedicó a la cría y selección de perros de esta clase, que cumplieran con características de mejorar la raza, tomando en cuenta su fortaleza y capacidad de trabajo. Sigue siendo tomado en cuenta como un perro pastor, aunque se ha adaptado a la vida del hogar.

Características del Buhund Noruego

Aunque su pelo lo haga parecer más grande de lo normal, se trata de una raza mediana de perro noruego. La altura y el peso de su cuerpo son diferentes tanto en machos como hembras: en el primer caso, llega a medir entre 43 a 47 centímetros y pesan de 14 a 18 kilos, mientras que en el otro sexo, miden de 41 a 44 centímetros, y de 12 a 16 kilos, siendo estas de menor tamaño.

Su cabeza es de forma triangular pero delgada, con orejas  siempre erguidas. Más abajo, se ubican los ojos, ovalados y de color castaño, que desprenden una mirada tenaz. Su hocico es estrecho, pero con una mordida fuerte, de donde despunta una pequeña nariz negra. Sus extremidades permiten que su lomo este recto, dándole un porte elegante. Al final de su cuerpo, aparece una cola peluda rizada, de longitud media.

Se ha considerado perfecto para el pastoreo de ganado, porque el rápido y puede recorrer fácilmente grandes extensiones de tierra. Son inteligentes, por lo que su entrenamiento para esta actividad no resulta difícil, siempre que sea con constancia. Y debido a que requiere mucha actividad física, se ha recomendado no tenerlo en apartamentos o casas sin patios.

Buhund noruego

Sin embargo, se reconoce su personalidad alegra y dócil, lo que lo ha hecho formar parte de la familia. Puede convivir hasta con niños, sin ningún problema. Es un perro muy fiel y cariñoso, llegando a formar fuertes vínculos con sus dueños.Pero al tratarse de un animal activo y juguetón, hay que cuidarse de que se aburra. En esto casos, toma una actitud malcriada, considerándose como un comportamiento inadecuado. Puede llegar a destrozar mueblería con su mordida, solo por sentirse ignorado.

Hay que tener un poco de cuidado, ya que al estar rodeado de personas extrañas, puede mostrarse desconfiado, ya que es muy territorial. Y no debe mantener cerca de otros animales pequeños, aunque si puede lograrse que congenie con otros perros. Su esperanza de vida es de 13 a 15 años.

Pelo del Buhund Noruego

Presenta un pelaje abundante, pero que tiende a mantenerse cercano al cuerpo, de textura densa. Suele desprender mucho pelo, en ciertas épocas, ya que muda su manto dos veces al año. Se recomiendo cepillarlo diariamente.

Buhund noruego

Color

Se caracteriza por encontrarse en dos colores: el pelaje puede ser crema o negro.

Hechos y curiosidades sobre la raza

Podría llamarse a esta raza parte de la “trinidad” de pastores Spitz, por ser parte de los favoritos de Noruega e Islandia, junto al Jämthund y el Icelandic Sheepdog, con quienes además de tener estrecha relación, son los favoritos para la guarda de fincas en ambas naciones.

“Bu” en noruego significa granja; y “Hund” es sabueso o perro. De allí su sencillo y fáctico nombre Buhund noruego, agregando lo último como manera de reseñar el país donde se inició la cría, tal cual como se hace con muchas razas.

Pareciera que diera órdenes a ladridos a los demás animales, en especial a los que pastorea y éstos en vez de temerle, le obedecen. Gusta de ir delante de ellos para enseñarles el camino, vigilando de cuando en cuando ante rezagos, desobediencias o cualquier percance. Camina entre ellos cuando pastorean y sus ladridos de aviso de retorno son inmediatos a las señas que haga su dueño o el caporal con el que cumple sus labores.

Los primeros datos sobre el Buhund noruego se encontraron en los restos del Barco de Gokstad que se hallaron sepultados en la Granja de Gokstad en Sandar, Sandefjord, Vestfold (Noruega), hacia 1880. Pocos documentos históricos sobre perros –sin contar los egipcios- se han podido hallar así y ayudar a verificar la data de inicio de la raza y el cómo se mantuvo su pureza.

Lo más impresionante de tal hallazgo fue el esqueleto de un hombre vikingo al lado de los esqueletos de seis perros distintos, cuyas osamentas (las de 5 de éstos canes) coincidieron con el Buhund noruego actual en diversas etapas de su vida. Tal entierro coincide con las “tradiciones culturales” vikingas, en las que eran sepultados con sus valores más preciados para reencontrarse con ellos en la próxima vida.

Si usted está de visita en Oslo, podrá comprobar este hecho histórico visitando el Museo de los Barcos Vikingos, donde aún se muestran 2 de los 6 esqueletos caninos.

En algún momento de la historia se llegó a pensar que tales esqueletos eran de antecesores del Buhund noruego actual. Pero las pruebas genéticas y el Carbono 14, además de comparaciones con algunos de nuestros tiempos ratificaron que eran los mismos, pero con diversas condiciones de tonificación muscular y estructura ósea, lo que demuestra que para el año 900, cuando se estima surgió la raza, estaban aún en proceso evolutivo y además, su alimentación y estilo de vida eran mucho más intensos; recordemos que los vikingos eran descontrolados y beligerantes en todas las facetas de la vida, obviamente ese modus vivendi era transmitido a sus canes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies