Saltar al contenido

Bulldog: características, fotos, pelo, color

julio 23, 2019

El Bulldog es a menudo considerado como un símbolo de Gran Bretaña y es una de las razas nativas más antiguas de la isla inglesa. Originalmente desarrollado para el potente deporte de caza con toros, el Bulldog vio un cambio de carácter luego que esto fuera prohibido en el siglo XIX. El Bulldog de hoy en día es un perro cariñoso, atrevido y de naturaleza bondadosa, que es bueno con los niños y que a menudo los protege.

BulldogSi bien muchas personas asocian la palabra “Bulldog” con luchadores feroces, estas increíbles mascotas son bastante amigable con un toque de terquedad. No hay una mejor raza que sirva para nombres de equipos de fútbol americano y hoy vamos a conocer todo lo que ocultan nuestros amigos de cabeza grande y piernas cortas.

Origen del Bulldog

Siendo una de las razas más antiguas de Gran Bretaña, su conocimiento en la historia se remonta hasta 1630; aunque, ya existían referencias anteriores a perros de un tipo similar en la época. La raza se usó originalmente para la tenencia de toros, cebos y peleas de perro. Es por eso que inicialmente se convirtieron en una raza con un cuerpo robusto, cabeza enorme en relación a las piernas y mandíbulas poderosas. Después que se prohibieran las peleas de perros en Gran Bretaña, el Bulldog se hizo más frecuente en América hasta que un resurgimiento de la cría en la isla inglesa llevó a la raza que conocemos hoy en día.

En el mundo moderno, con su personalidad de payaso y amabilidad innata, se ha convertido en el favorito de los dueños e instituciones de todo el mundo que lo usan como una mascota para denotar fuerza ante la adversidad y la batalla. Sobre todo en el Reino Unido, el ejercito de los Estados Unidos, el cuerpo de marines, empresas, universidades y equipos deportivos.

Detalles históricos relevantes

Es uno de esos ejemplares en el mundo que en su historia evolutiva de cientos de años, ha pasado por importantes cambios tanto en su morfología como su temperamento. Esto deviene que en sus orígenes eran perros de guerra o de otros tipos molosos. Y aunque para algunos historiadores su desarrollo evolutivo no esté del todo claro, sí se ha podido afirmar que las circunstancias les llevaron a cambios radicales para su subsistencia, lo que hoy en día se puede evaluar como 100% positivo.

Además de la guerra, los bulldogs en principio podían pastorear y proteger a los rebaños, lo que da a entender que para ello requería extremidades más larga o ser fisionómicamente más aptos para la agilidad y cruzar por debajo de los rebaños como hacen otras razas. Los cruces del Bulldog le llevaron a un tamaño y agilidad compacta y baja que obligaron a sus cambios actitudinales y de propósitos.

Se dice que el perro Bulldog recibió su nombre por la presa de toros, salvaje pasatiempo que se hizo deporte de apuestas en Inglaterra entre los siglos XIII y XVIII y que se realizaba en ring’s con pistas cubiertas. El Bulldog (en jauría) atacaba las orejas y ollares de toros atados que en sus bajos niveles de defensa llegaba lograr a malograr y matar a varios perros.

Su crianza era pues dirigida hacia la fiereza, el descontrol sanguinario, trabajo en equipo sin buen propósito. A su vez se les criaba para ser fuertes y valientes. Con la erradicación de tan horrendo espectáculo el Bulldog necesitaba nuevos propósitos y se aprovechó para bajar su fiereza y ataques sin que perdiese su valor y fuerza, dos elementos que acompañan a su aspecto, pero que son amalgamados por su buen y cariñoso temperamento de ahora.

Características del Bulldog

El cuerpo bajo y grueso del Bulldog, junto con sus hombros anchos, proporcionan un centro de gravedad bajo que le permite arrastrarse cerca del suelo. Originalmente era útil para mantenerse fuera del alcance de los cuernos del toro.

  • Color: abigarrado, rojo, rojo y blanco, adular blanco y cervatillo rojo.
  • Altura y Peso: No hay una altura ideal especifica para la raza, su peso varía de 23 a 25 kg, siendo las hembras ligeramente más pequeñas que los machos con características menos desarrolladas.

El Bulldog tiene un pelaje corto, suave y denso, que debe ser brillante y fino cerca del cuerpo. La raza tiene un aspecto potente, compacto, con un cuerpo relativamente corto y patas robustas, similares al Bóxer. El Bulldog posee un cuerpo grueso  y fuerte con un poco de piel alrededor de su garganta que conduce a los hombros y pechos. Una capa de bajo rendimiento es otra razón por la que los Bulldogs pueden considerarse un canino de bajo mantenimiento. Su pelaje es corto y no varía mucho en tonalidades.

Bulldog apariencia

Temperamento del Bulldog

Los Bulldogs pueden presentar personalidades complejas, un signo de su pasado un tanto contaminado. Dado que los “bullys” se usaron para algunas actividades como pelea de perros, se podría argumentar que hay cierto miedo en criarlo. Pero, del Bulldog de hoy en día es amables, cariñosos y valientes, con una tendencia a ser tercos en ocasiones.

Leales, confiables y audaces, es una excelente mascota de familia que muestra una naturaleza protectora alrededor de los niños. Dicha lealtad también puede significar que sufrirán de ansiedad por separación, pero no es especialmente común y el entrenamiento desde cachorro puede evitarlo. En conclusión, son buenos como mascotas y, a pesar de sus orígenes turbulentos, en la actualidad son reconocidos como buenos perros guardianes.

Ventajas de tener un Bulldog en el hogar

  • Los paseos diarios no son tan extensos. El perro sabe cuánto caminar para quemar energía y veinte minutos de caminata les aleja de la obesidad.
  • Hace buena vida tanto en casa como apartamento. Con disciplina respeta los espacios y enseres.
  • Se lleva bien con niños y demás animales, incluso con perros de raza dominante.
  • Tiene amplios destellos de genialidad y simpatía.
  • Para nada reacios al baño.
  • No entran en llanto o depresión o ladridos sin sentido al estar solos.
  • Muy tranquilos e higiénicos para trasladarlos en automóvil, motocicletas, bicicletas, bolsos o jaulas para perros.
  • Un excelso animal de compañía, especialmente para personas con depresión o convalecencia.
  • Con buen entrenamiento puede ser un excelente guardián del hogar.

Desventajas

  • Problemas de salud en la adultez.
  • Dificultad respiratoria en ocasiones y también del corazón.
  • Tiene ronquidos algo preocupantes.
  • De no limpiarse su piel entre los pliegues, su salud dérmica puede verse comprometida.
  • Debe atendérseles con mayor cuidado en épocas o lugares calurosos.
  • Suelen ensalivar a las personas, donde se acuestan y por donde van (esto último ocasional).
  • Sin el entrenamiento debido, puede ser engañado por Por eso se le considera más un animal de compañía que guardián, no con esto queriendo decir que no le será fiel. Sabe corresponder al cariño con lealtad y protección, así que de usted depende transformar sus debilidades en fortalezas.
  • Le gusta morder pantalones, calcetines y zapatos.

Salud y Vida

La vida útil para un Bulldog es entre 8 y 12 años. Es un miembro de la clase de raza braquiocefálica, lo que significa que tiene una cabeza corta. Esta característica puede llevar a una serie de posibles problemas de salud, incluidas: complicaciones en la nariz, ojo, diente y sistema respiratorio. Las fosas nasales son más estrechas, obstruyendo parcialmente las vías respiratorias, creando la posibilidad de generar futuras complicaciones respiratorias.

El calor también es una preocupación especial para esta raza, ya que no es capaz de enfriarse de manera eficiente a través del jadeo, como hacen otras razas. Debido a la cantidad adicional de trabajo que conlleva llevar aire al cuerpo, cualquier situación que requiera respirar con más fuerza puede provocar irritación e hinchazón en la garganta.

Cuidados Básicos

El Bulldog tiene un abrigo corto que puede desprenderse, pero no requiere de un aseo especializado. El cepillado semanal en casa debe ser suficiente para dejar de derramar pelaje por la casa. Muchos Bulldogs tienen exceso de piel y esto puede significar que sufren de irritación e infección , lo que requerirá de baños regulares o un cuidado de piel especializado. Sea con champús u otros tratamientos.

El Bulldog necesita alrededor de una hora de ejercicio al día para mantenerse sano y feliz. No son excesivamente energéticos, pero deben ser sacados para caminar y mantenerse saludables en un peso normal. Sin embargo, cuidado con los días calurosos, le harán daño y ocasionarán problemas para respirar.

Adopción y crianza del Bulldog

El Bulldog es un animal de bajo coste de manutención. Ante lo prolijo de las razas derivadas del Bulldog Inglés original encontrar perros con pedigrí es mayoritariamente posible en criaderos de la raza que tengan renombre internacional.

De adoptarlo en una camada, tenga en consideración siempre sus accesorios para dormir, paseo, alimentación y entretenimiento. Este perro es muy juguetón. Las hembras son en extremo cariñosas y gustan de ser mimadas además de dormir o descansar en superficies muy suaves. A esta raza no le molesta que les coloquen prendas de vestir.

Desde cachorro se recomienda el control de vacunas, desparasitación y de ser posible una tomografía, puesto que algunos podrían poseer males congénitos, especialmente si viene de razas mezcladas. Es usual que con tratamiento y adminículos se les pueda asistir y el perro pueda tener una vida activa ponderable.

Gustan de los snack, por ellos es recomendable comprar en las tiendas de mascotas los que sean apropiados para ellos. Tenga siempre medicamentos especiales para los ojos, ya que sus pestañas tan cercanas a la córnea le causan irritación con regularidad y pierden la orientación.

Si su perro ronca, es posible que sea necesaria una cirugía correctiva para ello, lo que mejorará paulatinamente su respiración.

Curiosidades sobre los Bulldog

  • Luego de la erradicación de las presas de toros, existieron peleas legales y clandestinas de Bulldog contra sus congéneres, entretenimientos barbáricos ingleses hasta que los costos, protestas y activistas de la nobleza pudieron acabarlos del todo.
  • El cambio de una raza peleadora a una raza familiar y de exposición fue la tabla de salvación de esta raza que pudo haberse extinto debido a que los promotores de las peleas perdieron interés y hasta les trataban de manera deleznable.
  • Los primeros cruces de la raza para exposiciones no tuvieron una calidad aceptable tanto en salud como para estándares de pedigrí.
  • El Bulldog Club de Inglaterra fue el primer club de perros en aparecer y se avocó a la mejora integral de la raza. Años antes de la fundación del Kennel Club de Inglaterra, ellos realizaron el primer certamen de belleza y obediencia de la raza, sentando con ello las bases actitudinales.
  • La exportación del Bulldog a los Estados Unidos y otros países crearon un boom de cariño e identificación poco visto para con otras razas. Este can, por buen semental y genética fuerte incluso en las hembras, pudo crear razas en cruces con otros canes americanos y las crías mantener una fisionomía y actitud que derivaba del Bulldog inglés. De la misma forma con otros países donde han desarrollado sus propios Bulldog, aunque éstos no sean reconocidos por la FCI, como lo son: Bulldog Americano, Bulldog Alapaha de Sangre Azul; Bulldog Campeiro; Bulldog del Valle; Bulldog Español.
  • Aunque ambas guerras mundiales mermaron la cría de la raza, un detalle a rescatar es que muchos de estos perros eran utilizados por los componentes militares estadounidenses como mascotas y perros mensajeros gracias a su aspecto fiero, disciplina y sigilo. Dicha tendencia se mantiene hasta nuestros días.
  • La belleza de esta raza no radica en su aspecto sino en su dulzura, porte, gracia, inteligencia y ternura, de allí se realizan las evaluaciones en certámenes tal cual como se perciben como rasgos valiosos para tenerle en el hogar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies