Saltar al contenido

Consejos para lavar a tu perro con éxito

abril 6, 2021
bañar a tu perro

Lavar a tu perro te parece una tarea imposible. Se presentan múltiples inconvenientes: corren, huyen, estrujan, evitan enjabonarse o responden con ladridos.

Bajo esas condiciones, bañar a un perro en casa, genera dolores de cabeza constantes. No obstante, la higiene es un elemento fundamental en la salud del canino.

El cuidado, y el bienestar en general de tu mascota, tienen que ser tu principal preocupación. Mantener ese abrigo en perfectas condiciones, ciertamente, es complicado; más no imposible.

Si se tienen los accesorios correctos, conoces las nociones esenciales para enjuagar y, además, sigues nuestros consejos, tu perro quedará encantado de bañarse.

En la siguiente publicación te ayudaremos a crear una rutina de baño para cachorros. ¿Tu perro sigue luciendo en mal estado incluso luego de un baño prolongado? Te ayudamos.

¿Cuántos baños necesita tu perro?

La frecuencia de los baños depende de diversos factores. Empezando por las características del abrigo del perro. Recordemos que existen: largos, cortos, medianos, etc. Para que tengas una idea:

como lavar a tu perro de forma exitosa

Perros de pelaje cortos:

  • Pug
  • Chihuaha
  • Pinscher Aleman
  • Border Collie

Perros de pelaje largos:

  • Galgo
  • Collie Barbudo
  • Yorkshire

Mientras más largo sea su abrigo, mayor número de baños necesitará. Ojo, frecuencia no es lo mismo que abusar. Incluso los perros con mayor cantidad barbuda deben bañarse solo cuando sea necesario; no cada día cuando se ensucien. En tal sentido: para abrigos cortos y medianos, una vez por mes. Para abrigos largos, una vez por semana.

Por otro lado tenemos la actividad del cachorro. Si le gusta jugar en entornos naturales, se ensuciará con mayor rapidez. Si le gusta echarse en charcos, mantenerse al aire libre, se relaciona con otros perros en el parque, y así sucesivamente. Evaluar la actividad de tu mascota te ayudará a conocer la frecuencia de baño.

Asimismo, la salud de la piel también es un elemento a considerar. Habrás escuchado de los perros de piel sensible. Es posible que tu mascota sea uno de ellos. De ser así, deberás evitar el mayor número de baños posibles para no lastimarlo.

Finalmente, otra razón para no abusar de los baños es cómo lucirá tu perro. Explicamos: los perros, como los humanos, tienen aceites que, entre otras funciones, mantiene la capa brillante y reluciente. Si los bañas constantemente, eliminarás esos aceites y el abrigo lucirá apagado. También regula los olores, por lo que notarás aromas desagradables.

¿Dónde lavar a tu perro?

De nuevo, depende de varios factores. Primero que nada, tienes múltiples alternativas: en el interior de la casa, con una bañera; o en el exterior y en prácticamente cualquier lugar donde alcance la manguera.

Entonces, ¿cuál es el mejor? Donde tanto tú, como tu cachorro, se sientan cómodos. Claro, deberás tener en cuenta factores como: tamaño, si es lo suficientemente grande para que tu mascota pueda moverse: la contextura del perro, etc.

Recuerda que se moverá, estrujará y, en ocasiones más estresante, logrará escaparse. Mientras más grande sea el espacio de baño, mucho mejor. Ah, preocúpate por la temperatura. Evidentemente, si hace mucho frío fuera, no lo expongas.

Consejos para lavar a tu perro con éxito

Muchos propietarios, sobre todos los primerizos, creen que lavar, enjuagar, enjuagar nuevamente, y secar, es suficiente para lavar a su mascota. No lo imaginas.

Si aplicas esa técnica, solo estarás exponiendo al perro a esteras, nudos e invasores, como las bacterias. También se expondrá a infecciones de oído y parásitos.

En tal sentido, si quieres evitar ser ese tipo de propietario, aquí vamos a recomendarte una serie trucos y consejos para bañar a tu perro de manera exitosa.

Comprar productos y herramientas claves

Todos los trabajos duros requieren herramientas profesionales. Los plomeros necesitan llaves y sierras; los electricistas necesitan destornilladores, alicates y multímetros. Tú, como propietario, para bañar a tu perro, necesitarás productos y herramientas. Visita Deco and Lemon y encuentra los mejores del mercado.

consejos para lavar a tu perro

Champú

Primero que nada, el champú. Por nada del mundo uses el champú para los humanos. El nivel de acidez de estos productos es demasiado alto para los cachorros. Para ello existen productos elaborados específicamente para pieles caninas.

Los perros tienen pH diferente al de los humanos, y si usamos champuses tradicionales, irritaremos su piel. Por tanto, compra un champú para perros especiales, con pH regulado. Eliminará los olores y dejará el abrigo en buenas condiciones.

En cuanto a los acondicionadores, es opcional. Lo mantendrán hidratado y saludable.

Cepillo de baño

Usar un cepillo de baño para perros es crucial tanto antes, como durante y después de los baños. Existen varias opciones en el mercado para usar en tu mascota:

  • Peine de doble cara
  • Cepillo flexible
  • Peine de goma

Esponja

Una esponja es una buena idea para el baño de los perros. Te ayudará con la higiene, abarcará zonas que el peine no alcanza y mantendrá los aceites en movimiento.

Paño

Un paño de microfibra, con características absorbentes, evitará que ellos se resequen. Si porciones de jabón, enjuague o acondicionador residuales permanecen en el cuerpo del cachorro, los producirá irritaciones y molestias incómodas.

Usar una técnica adecuada

¿Sabes cuál es la técnica correcta para bañar a tu perro de manera exitosa? Presta atención.

  • Atrae a tu perro al lugar de baño. No uses la fuerza, eso solo lo va a incomodar.
  • Antes de abrir el grifo de agua, cepilla a tu perro para eliminar nudos superficiales.
  • Abre el grifo, prueba la temperatura de agua y luego esparce el agua cuidadosamente por el cuerpo del cachorro. Si se mueve demasiado, endúlzalo con palabras bonitas, halagos, charla con él y hazlo sentir confortable.
  • Vacía pequeños tramos de champú en tu mano y usa el agua para espumarlo. La mayoría de los productos son espesos, así que esto lo suavizará.
  • Esparce y limpia el cuerpo del cachorro con champú para que elimine suciedad. Una sola vez no es suficiente, así que un segundo lavado es necesario.
  • Con el peine, cepilla el cachorro con cuidado. Con la esponja estruja meticulosamente las partes del cuerpo claves: axilas, pies, cuello, vientre, etc.
  • Usa el acondicionador para dejar el abrigo en buenas condiciones y posteriormente retira el agua.
  • La cabeza del perro es una zona más complicada. Por tanto hazlo por separado. Para ello, usa un paño húmedo y pásalo con cuidado por las mejillas, frente y nariz.
  • Antes de secar, revisa si el champú o acondicionador permanece en el cuerpo. Es peligroso, ya que le causará irritación. Seca con el paño y secadora.
  • Para finalizar, usa el cepillo nuevamente para eliminar pelaje muerto y enmarañado.

trucos para lavar a tu perro

¿Cuándo acudir a un profesional?

Acude a un profesional cuando: el abrigo del cachorro se encuentre demasiado enmarañado, necesite un champú médico, tenga pulgas o no puedes lograr controlarlo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies