Corgi galés de Pembroke: características, fotos

Con su adorable apariencia, y siendo uno de los perros más populares del mundo, no es de extrañar que el Corgi galés de Pembroke sea el favorito de la Reina Isabel II. Pueden ser pequeños de estatura, pero están llenos de carácter y para su tamaño, tienen un ladrido impresionante.

Corgi galés de pembrokeTienen mucho que ofrecer y están felices de vivir tanto en un apartamento como en una mansión enorme con un patio rural. Es audaz, pero amable, y le gusta estar a cargo, o al menos constantemente involucrado de todo lo que está sucediendo.

Si quieres saber por qué es uno de los perros más queridos en la comunidad canina, permanezca con nosotros y aprenda todo sobre los Corgi galés de Pembroke.

Origen del Corgi galés de Pembroke

El Pembroke se originó en Gales hace unos 1.000 años. Se cree que fueron llevados al país europeo por tejedores flamencos y durante el siglo XIV hasta el siglo XVIII, fueron utilizados para llevar ganado al mercado. Hay una leyenda que cuenta que los Corgi galés de Pembroke eran la montura de las hadas galesas y por eso es que los nativos le colocaban montura en la espalda.

Tanto los Corgi galés de Pembroke, como los Corgi galés de Cardigan fueron empleados en el sur de Gales como guardianes y pastores. Sin embargo, la raza Cardigan se originó en el condado de Cardiganshire, mientras que la línea Pembroke comenzó en el condado de Pembrokeshire. De ahí sus nombres. Fueron considerados la misma raza hasta que en 1934 se estableció el distintivo.

Hoy en día, son famosos porque la reina Isabel II se enamoró de estos perros cuando era una niña y comenzó a criarlos. Son uno de los caninos más conocidos en el mundo occidental, y con frecuencia, muestran sus habilidades en concursos de perros y comparten hogares con miles de familias en el mundo.

Detalles de su desarrollo

El Corgi galés de Pembroke desciende del perro que los visigodos llevaron a Gales a mediados del siglo IX, dividiéndose en 2 razas distintas: El Corgi Galés Cárdigan y el Corgi galés de Pembroke, siendo este último el resultado del cruce del Cárdigan con los perros nórdicos además del Valhund Sueco que fueron llevados a Gales por tejedores flamencos gracias a su predisposición a liderazgo y conducción del ganado vacuno y lanar y a su locomoción práctica hasta por debajo de los animales para poder moverse entre los arreos sin miedo a ser pisoteados.

Para algunos historiadores existe una confusión en la bibliografía existente desde su aparición, documentos perdidos en las guerras o redactados antes de la aparición de la imprenta. Lo más recurrente en el anecdotario de esta raza es su tendencia instintiva a morder a la altura de los talones a las personas, instinto que quizá deriva de sus tiempos en el arreo y control del ganado. Dicha tendencia continúa hasta nuestros días.

Características físicas del Corgi galés de Pembroke

Esta raza tiene mucha fuerza y poder para tener un cuerpo pequeño. Los Corgí galés de Pembroke son largos y cortos, pero robustos. Sus piernas, aunque no precisamente largas, son gruesas y resistentes. Sus cabezas son bastantes parecidas a las de los zorros, y los perros siempre tienen una mirada aguda e inteligente en sus ojos.

  • Color: Ellos pueden ser de color rojo, beige, negro o marrón tostado. También pueden presentar marcas blancas en las piernas, pecho y cuello.
  • Altura y peso: Son más pequeños que los Cardigan, ya que oscilan en altura entre los 25-30 cm. Mientras que su peso ideal varía entre los 10 a 12 kg para los machos, y 10-11 para las hembras.

El Pembroke tiene orejas de tamaño medio ligeramente redondeadas. Gozan de una mandíbula fuerte con una perfecta mordida en tijera donde sus dientes superiores se superponen cuidadosamente a los inferiores. Con un cuello bastante largo, y las patas inferiores más corta, es necesario que siempre se mantengan rectas.

Corgi galés de pembroke perro

Apariencia general

A primera vista: Más largo que alto, pequeño y compacto, osamenta pesada y pecho profundo.

Cabeza: En forma y pelaje asemeja a un zorro con trufa generalmente negra y prominente. Cráneo ancho y plano con ligero inflado a la altura de sus cejas.

Nariz: Larga (unos cuatro quintos del cráneo), fosas nasales separadas y destacables.

Hocico: El Corgi galés de Pembroke es de Stop muy moderado, dentadura en choque muy bien desarrollada y mandíbulas fuertes.

Ojos: Color oscuro con forma de almendra, distintos en lo claro en los Corgi galés de Pembroke de color mirlo.

Orejas: Grandes, siempre erectas, anchas en la base y con dirección hacia adelante.

Figura: Cuello musculoso de buen desarrollo que se une de manera armoniosa al tronco con alzada a la cruz de 30cm. Tronco alargado con pecho prominente y algo profundo, poseyendo costillas redondeadas.

Patas: Tanto sus extremidades delanteras como traseras son cortas con musculatura prominente. Sus pies son compactos y con almohadillas plantares muy resistentes, solventando su no tan prominente velocidad con pequeños rebotes que le hacen notar ágil y astuto. Pueden frenar en seco y retroceder para esquiva, agilidad genética que se cree proviene de su tránsito por debajo del ganado.

Cola: El Corgi galés de Pembroke carece de cola.

Pelaje: De longitud media y algo áspera. Es una raza algo más colorida que otras ya que va del color arena, rubio, fuego unicolor (rojizo), crema, leonado, leonado rojizo, poseyendo relativamente prominentes pelos negros y claros entremezclados. Por ser un perro que gusta de aparearse con toda raza de bajo tamaño, las crías pueden llegar a poseer pigmentaciones distintas pero mayoritariamente el dominante es el macho del Corgi galés de Pembroke. Estos casos se dan más hacia occidente, ya que la crianza británica es muy meticulosa de la salud y reproducción de esta especie.

Es un perro muy higiénico por instinto y por poseer un sub pelaje interno muy suave pero denso que le protege del frío y de la suciedad, pero que le ralentiza al mojarse. Muchos criadores ven con recelo cuando un Corgi galés de Pembroke es de color netamente blanco, ya que le consideran impuro o insano.

Temperamento del Corgi galés de Pembroke

En general es feliz y enérgico, siempre tienen una sonrisa en su rostro. Si bien son amigables y leales a su familia, no están entre las razas de perros más sociables. Estos perros tienden a ser cautelosos con los extraños y agresivos con los desconocidos. Por lo anterior, es importante socializarlos como cachorros para evitar complicaciones en su personalidad como adultos.

Son caninos muy inteligentes a los que le gusta estar ocupados, aunque una vez que se han ejercitado, ya es suficiente para ellos y se echan a descansar. Que su tamaño no te confunda, son resistente y les encanta estar al aire libre con la mayor frecuencia posible.

Están muy entusiasmados con todo lo que sucede alrededor, lo que los hace muy divertidos. Son una buena opción para los propietarios primerizos porque están ansiosos por complacer a sus amos y aprender cosas nuevas rápidamente.

Ventajas de poseer un Corgi galés de Pembroke

  • Tal cual como fue utilizado para el pastoreo, el Corgi galés de Pembroke puede ser utilizado para el control de filas en multitudes. De hecho es una de las razas que son copartícipe del entrenamiento militar en algunos países europeos y occidentales.
  • Perro sensitivo que sabe acompañar sentimientos y actitudes de sus dueños sin anteponer del todo sus necesidades o querencias.
  • Celoso guardián de hogares e industrias.
  • Idóneo para estar en hogares con niños pequeños. Son una raza pequeña pero dominante, así que tener a otro macho dominante lo pone en modo gruñón y puede realizar el primer ataque, situación que se subsana con entrenamiento debido desde cachorro e interacción social frecuente.
  • Se mantienen alerta ante desconocidos que interactúen con su familia y pueden ladrar y atacar a extraños que vulneren el sitio que consideran su hogar si sus dueños no están cerca.
  • Todo tamaño de casa es práctica para ellos siempre y cuando se les dé el paseo correspondiente y/o se les permita correr en sitios espaciosos.
  • Se adaptan perfectamente a todo clima.
  • Muy obediente y fácil de disciplinar. No lloran, ladran o aúllan incesantemente cuando están solos salvo que detecten una situación irregular.

Salud y Vida

Todos los perros tienen el potencial de desarrollar problemas genéticos de salud, al igual que todas las personas tienen el potencial de heredar una enfermedad en particular. El Pembroke tiene algunas complicaciones de salud que pueden llegar a ser preocupantes, especialmente si no es cauteloso, como:

  • Displasia de cadera
  • Problemas oculares
  • Displasia de retina
  • Hipotiroidismo

La esperanza de vida promedio de un Corgí galés de Pembroke es de 12 a 15 años cuando se cuida y alimenta adecuadamente una dieta adecuada de buena calidad para adaptarse a sus edades.

Otras herencias devenidas de sus orígenes cruzados con el Corgi Galés Cárdigan son la tendencia a la obesidad, molestia entre pierna y patas (muñecas en lenguaje coloquial); se debilitan paulatinamente sí se les hace subir y bajar muchas escaleras.

De manera poco frecuente pueden llegar a tener cálculos en la vesícula o urolitiasis, mielopatía degenerativa y afecciones oculares. Algunos ejemplares pueden llegar a ser epilépticos y otros contraen la enfermedad de Von Willebrand.

Cuidados Básicos

Mantener cuidado a un Corgí galés de Pembroke es bastante fácil. Por lo general, es suficiente con cepillarlos dos veces a la semana, y no es necesario bañarlos con demasiada frecuencia. De hecho, los baños frecuentes pueden dañar las protecciones naturales de su pelaje y ser contraproducentes.

Siendo perros de pastoreo, los Corgí galés de Pembroke necesitan mucho ejercicio y compañía. Como son pequeños, no requiere tanto ejercicio como los “ “, pero sí necesitan dos caminatas moderadas al día y tiempo para jugar.

Consejos para quienes adopten un Corgi galés de Pembroke

  • Lo más recomendable es buscarles desde cachorros para así enseñarles con quienes interactuar y subsanar con prontitud su tendencia genética a morder a la altura de los tobillos.
  • Por ello se recomienda buscar criaderos que estén familiarizados con el cruce, cuidado y entrenamiento debido del Corgi galés de Pembroke.
  • Debe estar claro para qué desea tener un Corgi galés de Pembroke: para guardián de una empresa, para perro familiar o mascota para competiciones caninas. De ello saldrá el entrenamiento y adopción debida.
  • De lo anterior también puede devenir el precio del mismo en caso de que no sea un centro de adopción. Muchas familias venden a las crías (que vienen de 5 a 6 por parto) según la pureza y entrenamiento que hayan tenido sus padres. Considere ello a la hora de hacer su presupuesto.
  • Asista a la federación canina o asesórese con un profesional de la veterinaria sobre el pedigrí del animal; como dijimos, el Corgi galés de Pembroke gusta de reproducirse con toda especie pequeña y su raza es dominante, lo que a primera vista parece un perro puro puede ser la mezcla con otro.
  • Solicite el cartón de vacunas y comprobante de desparasitaciones.
  • No acepte cachorros que no hayan estado los 2 meses con su madre, so riesgo de traumarse o enfermarse por falta de los nutrientes propios de la lactancia.
  • Cepíllelo 3 veces por semanas. Un baño cada 21 días en caso de habitar en zonas calurosas y cada 5 semanas si habita en zonas frías.
  • Colocarle gotas para los ojos y atender su salud bucal frecuentemente.
  • No darle comida para personas (snacks).
  • Recortar sus uñas periódicamente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies