Saltar al contenido

Drever: características, fotos, pelo, color

agosto 12, 2019
Drever perro

El Drever es un perro que aparece regularmente en la lista de las 20 razas más populares de Suecia. Mejor descrito como un Corgi con ropa Beagle, esta distintiva raza pequeña a mediana tiene una historia que se remonta a un poco más de un siglo de antigüedad.

Si el Drever tiene una leve similitud de apariencia con un Dachshund, es porque sus ancestros lejanos eran de hecho un sabueso alemán, el Dachsbracke. Ese cuerpo largo y patas cortas son una adaptación para ayudarlos a rastrear liebres y zorros que caen al suelo cuando están amenazados.

Es un personaje encantador que se describe como cariñoso y dulce. También tiene la reputación de llevarse bien con otros perros y es un compañero familiar indulgente, por lo que hemos decidido crear un artículo sumamente completo sobre esta raza. ¡Acompáñanos!

Historia del Drever

El Drever ha existido durante aproximadamente un siglo. Fue creado a principios de 1900, cuando los criadores suecos decidieron que era hora de tener un perro de caza que se adaptara perfectamente al terreno y la vida silvestre nativa.

El Dachsbracke fue importado y criado con perros locales para crear el stock de cimientos. El perro resultante era lo suficientemente diferente a la raza anteriormente mencionada como para justificar su reconocimiento por derecho propio. Este canino musculoso y un poco más grande que el stock de los padres, estaba perfectamente adaptado para conducir el juego hacia el cazador.

En lo que quizá sea la primera vez para las razas de perros, en 1047, el nuevo nombre fue decidido por un concurso de periódicos. El nombre Drever se hizo oficial y fue reconocido por el Kennel club sueco.

Características del Drever

DreverPara el ojo inexperto, el Drever podría verse un poco desproporcionado con su espalda larga y piernas cortas. Sin embargo, este físico no es un accidente. Es un perro robusto y musculoso que es más liviano que un Basset Hound pero más pesado que otros sabuesos sueco.

El Drever tiene una cara inteligente con orejas caídas y una nariz de buen tamaño. Aunque no es el perro más alto, es fuerte con un largo nivel de espalda que le da un centro de gravedad bajo que le permite pasar la nieve con profunda facilidad.

El Drever tiene una capa corta, que se extiende sobre el cuerpo. Viene en una variedad de colores de pelaje, incluidos tricolor, blanco y negro, o atigrado. Sin embargo, siempre deben tener patas blancas y punta blanca en el extremo de esa cola feliz ondulada.

Temperamento del Drever

Son razas de perros que destacan por su carácter. Es un perro amigable que ama a las personas y su cola nunca está quieta cuando está en presencia del dueño. Una de las muchas razones para su lugar habitual entre los 20 perros más populares de Suecia es que es amable, confiable y le encanta jugar.

Drever perroSin embargo, este modelo de perro de cuatro patas tiene algunos inconvenientes. Su herencia de caza le ha regalado un fuerte ladrido, que no tiene miedo de mostrar. Cuando está emocionado, o simplemente aburrido, el Drever recordará a las personas que necesita atención alzando la voz. También es algo así como un cavador, y no piensa en pasar toda la tarde ajardinando el jardín de sus familias.

También es un sabueso talentoso, experto en seguir un rastro de olor y es propenso a distraerse con los olores.

Salud y Vida

El Drever es el más feliz de las razas de perros, ya que no están vinculados a ningún problema de salud hereditario especifico. Sin embargo, para mantenerse saludables necesitan del cuidado de un propietario responsable. Pueden vivir fácilmente unos excelentes 10 a 14 años.

Cuidados Básicos

Como perro de trabajo, el Drever tiene altos niveles de energía y una resistencia considerable. Lo hace mejor cuando se combina con una familia activa que ama las actividades al aire libre, como caminar, andar en bicicleta o correr.

En cuanto al aseo, no es un perro que necesite pasar tiempo en el aseo personal. Su pelaje corto es grueso y el barro generalmente se seca y limpia solo.

Hechos y curiosidades sobre la raza

Por naturaleza no es un animal nervioso, miedoso ni agresivo como resultas de esto. De manifestar tales actitudes, se debería considerar la atención de un especialista canino que pueda mejorar las rutinas del mismo, especialmente si no se le dio el entrenamiento canino pertinente en su más corta edad.

El Drever destaca por una musculatura que le permite utilizar su cuerpo para embestir, crear tropiezos, intimidar a animales de su talla y a algunos humanos con el uso de sus ladridos pertinentes y continuos y lo que podría llamarse su juego de piernas, que n es más que una serie de saltos y movimientos laterales que no permiten saber si hará un ataque, distrayendo a la presa o perseguido mientras llega la ayuda.

No destaca por ser veloz y menos por ser refinado, pero sí por flexible y potente, además de poder realizar grandes faenas de rastreo e intimidación, según sea el caso o uso que se le dé.

Las características morfológicas de las hembras de la raza Drever difieren a las del macho, al ser más estilizadas, sin que ello disminuya sus posibilidades de fuerza. Ellas puede hacer movimientos más precisos antes del período de gestación.

Su boom comenzó a partir de 1930, cuando los cazadores prestaron mayor importancia a los sabuesos de patas cortas, especialmente para la caza del ciervo. El motivo es la ventaja de camuflarse y/o hacerse parte del paisaje que tienen estos rastreadores bajos, lo que les permite acercarse con mayor eficacia y obligar a la presa a movilizarse en sentido hacia el cazador y no al contrario, por lo que este y demás perros de presa, culminan la labor iniciada por el Drever.

De  padres alemanes, este can se desarrolló en Suecia, país que lo reconoció como una de sus razas oficiales en 1953. Las habilidades de las camadas han ido mejorando y ajustándose esencialmente para el clima y terrenos suecos.

No se sugiere como perro de compañía, ya que es algo intolerante a ciertas actitudes; esto se atribuye a que percibe los interiores de las cazas como un encierro que no les permite realizar su actividad natural. Muy poco ejemplares de la raza Drever se habitúan a la vida hogareña desde cachorros, salvo que convivan con otros animales domésticos y siempre se le brinde un entorno de tranquilidad y sus paseos sean estrictamente con correa, tratando así de mantener su adrenalina al mínimo.

Dicha actitud pacífica no asegura que supere su tasa de longevidad de 12 a 13 años humanos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies