Grifón de Bruselas; características, fotos, pelo, color…

El grifón de Bruselas, es un perro relacionado con el grifón belga y con el Pequeño brabantino, el cual es originario de la ciudad de Bruselas, Bélgica.

Historia y origen del grifón de Bruselas

Lo primero que podemos decir de estos canes es que descienden del smousje, un antiguo perro de terrier propia de Bruselas. Fue por el cruce de este perro ratonero, con otras razas como el pug y el King Charles Spaniel, que se dio origen a esta raza de perros.

Desde sus inicios estos perros se mostraron muy populares en toda Bélgica y Europa, sobre todo cuando la reina María Enriqueta, decidió criar a estos canes. Debido a esto su popularidad aumentó.

Sin embargo estos canes estuvieron a punto de sufrir un destino terrible, ya que luego de las dos Guerras Mundiales, su población descendió drásticamente. Afortunadamente, pudieron ser salvados y se logró una repoblación gracias a los criadores ingleses.

No obstante, recuperar la popularidad que tenía antes les fue casi imposible, de hecho en la actualidad fuera de su país de origen no son muy conocidos. En su país de origen, aunque no son tan populares como antes, si se les puede encontrar como mascotas domésticas.

Características del grifón de Bruselas

Características del grifón de Bruselas

A simple vista podemos notar que estos perros tienen un tamaño pequeño, pero también que son robustos y con un perfil cuadro. En específico podemos decir llegan a medir unos 18 o 20 cm, con un peso de 3,5 y 6 kilogramos. Sin embargo, su pequeño tamaño no, nos debe engañar, ya que tienen un pecho amplio y movimientos muy elegantes.

Algo que destaca mucho de estos perros es su cabeza, ya que esta es grande, ancha y redonda. No obstante, también tienen un hocico corto, nariz negra, ojos grandes, redondos y oscuros y orejas pequeñas de inserción alta y con una gran separación entre sí.

Un punto importante con respecto a los ojos, es que estos no deben ser prominentes según la FCI, sin embargo este criterio no suele cumplirse al 100%. Con relación al pelaje de estos animales podemos decir que es duro, largo y levemente ondulado, el cual cuenta con una capa interna.

En cuanto a los colores aceptados para el mismo tenemos el rojo y rojizo, aunque también se aceptan que tengan un poco de negro adornando la cabeza.

Temperamento del grifón de Bruselas

Estos perros se caracterizan por tener un comportamiento activo, alerta y valiente, pero también son canes muy apegados con sus dueños. Debido a esto necesitan pasar la mayor parte del tiempo en compañía. Recuerda que si pasan mucho tiempo solos lo más probables es que se tornen labradores. Al mismo tiempo pueden volverse destructivos y sufrir depresión por ansiedad.

Por otro lado es importante tener en cuenta que estos canes pueden ser algo dominante con las personas y con otros perros. Debido a esto se recomienda educarlos desde una edad muy temprana para que puedan tolerar bien a otros animales y personas.

Educación

Educaciones del grifón de Bruselas

Como venimos mencionando estos canes deben aprender a socializar desde una edad temprana, pero también necesitan de una adiestramiento temprano. Recuerda que son canes con una fuerte personalidad.

Al momento de entrenar a tu mascota, debemos hacerlo siempre con refuerzo positivo, de lo contrario no tendrá buenos resultado. Una buena opción es usar el adiestramiento con clicker, para que los resultados sean óptimos.

Cuidados 

Afortunadamente estos perros no presentan problemas de salud con frecuencia, por lo que se considera una raza saludable. No obstante debemos estar muy atentos a sus cuidados.

Empezando con el cepillado este debe hacerse 3 o 4 veces por semana, para eliminar pelos muertos y suciedad. De igual forma cada 4 meses, debemos eliminar los pelos muertos de forma manual, aunque si no tienes experiencia puedes visitar al peluquero canino.

Con relación al ejercicio este debe hacerse de forma diaria, en específico debes sacar a pasear dos o tres veces al día. Además para completar su ejercicio te recomendamos jugar con ellos. Esto último puedes realizarlo en casa ya que son perros pequeños.

Vídeo sobre el grifón de Bruselas

Su clasificación

Este es otro de esos casos donde no existe un registro oficial sobre la altura a la cruz del can; cuando revisamos la web de la Federación Cinológica Internacional o del American Kennel Club, encontramos divergencias, opiniones divididas y sendas omisiones de los reales motivos para no brindar una información tan siquiera cercana a la realidad, para que los nuevos adoptantes no tengan dudas. Son esos vacíos burocráticos existentes pero que, por fortuna, no afectan al perro.

Su peso se encuentra alrededor de los 3 y otros de 3 a 5 kilogramos en los machos y hasta 6 kilos en las hembras. Acompañado de sus aptitudes como perro de compañía, este can de color de capa bermeja (como usual en pureza) ha recibido una clasificación general como raza de perros pequeños, recibiendo de la FCI la clasificación en el grupo 9, perros de compañía y juguete y de la AKC el grupo 5, perros de juguete.

Aclaramos que ésta paridad entre la FCI y la AKC no es por concertación entre ambas, sino la suma de sus maneras de denotar al canino, tomando en cuenta las regiones donde el Grifón de Bruselas hace vida y sus aptitudes, además de los lugares donde dichos centros pro canes tienen potestad.

Hechos y curiosidades sobre la raza

El nombre oficial de la raza es Griffon Bruxellois, teniendo uno de los apodos más despectivos pero apegados a la realidad que existen, el cara de mono.

La raza pertenece a una triada que proviene de común origen, junto al Grifón belga y el Petit Brabançon.

Los tres son razas rateras, encargados de aniquilar a dichas alimañas de los establos y paulatinamente en la erradicación de las mismas en las grandes ciudades.

Entró también en el despreciable mundo de las apuestas por parte de los hombres inescrupulosos quienes se lucraban de sus habilidades cazando en pozos infectos, donde las ratas superaban al número de animales desafortunadamente participantes y en algunas ocasiones morían a mordidas o con la peste.

Los que sobrevivían, tampoco eran tratados como unos campeones, ya que entre las condiciones económicas de quienes fingían ser sus dueños como los problemas de las sociedades, los Grifón de Bruselas y otros perros ratoneros tenían todas las de perder.

Afortunadamente, estas prácticas terminaron con sendas prohibiciones y los apoyos de cinólogos y criadores quienes dieron a los perros cazadores de alimañas como el Grifón de Bruselas mejores hogares para sus años finales, aprovechando también sus capacidades reproductivas para la prosecución de la raza.

También te puede interesar;  Boston terrier y Chihuahua

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies