Saltar al contenido

Lebrel Húngaro: características, fotos, pelo, color…

julio 29, 2019

Lebrel Húngaro: características, fotos, pelo, color…

El Lebrel Húngaro o Galgo Hungaro o Magyar Agarse cree que desciende de los perros que acompañaron al grupo étnico de Europa del Este, llamados magiares que se ubicaron entre Hungría en el siglo X. Este grupo corresponde a los actuales pobladores de Hungría. Para llegar al galgo húngaro que actual, se sabe que los lebreles asiáticos y greyhound estuvieron implicados, aunque no existen muchos detalles es  trata de una raza muy antigua.

Son muy conocidos y apreciados en Hungría y la zona rumana de Transilvania, pero fuera de estos países el galgo húngaro es muy poco conocido. En su país de origen, hoy en día se utiliza a los perros de esta raza para la caza menor y para las carreras. Son perros pacíficos, valerosos y portentosos.

Lebrel Húngaro

Características

Sus medidas presentan  la altura de la cruz entre 65 y 70 cm en los machos. Las hembras son un poco más pequeñas. Su peso esta entre 23 y 32 k.

Posee un cuello largo, fuerte, levemente arqueado y elegante; su cabeza es estrecha y larga, con forma triangular vista tanto por encima como de perfil, con un cráneo un poco ancho y de mejillas fuertes, terminando en un hocico fuerte no demasiado afilado. La nariz y los labios se ven bien pigmentados. Las mandíbulas poseen una dentadura completa cerrando los incisivos en tijera.  Los ojos del galgo húngaro son de tamaño mediano, de forma ovalada y suelen ser generalmente claros de color marrón. Tiene una mirada muy serena, inteligente y apacible. Las orejas son de tamaño mediano, ligeramente finas, implantadas bastante altas, semi caídas en forma de “V” y se muestran rectas cuando están en alerta.

Su cuerpo es muy bien fornido, ligero y fuerte. Presenta un pecho  profundo y no demasiado plano para dejar cabida a los pulmones y el corazón que es muy desarrollado. Caja torácica es un poco ancha y el vientre levemente recogido. La espalda es firme pero elástica, muy ancha, más bien recta o ligeramente arqueada en los lomos. Es de grupa ancha y poco caída.

Los miembros son extensos, secos y poderosos. Los ángulos de las articulaciones están muy bien definidos. El antebrazo es largo y recto, carpos cortos, patas enérgicas, bien clavadas en el suelo. Dedos ni muy cortos muy largos. Muslos largos y anchos, muy poderosos, con una fuerte musculatura. Corvejones largos y secos. Los tarsos son cortos y las piernas bien paralelas vistas por detrás. Andadura tranquila pero elástica, dinámica en la carrera. En cuanto  a la cola no es demasiado fina y caída hacia los corvejones, siendo la punta un poco encorvada, la cual no debe ser llevada por encima del horizontal.

El Lebrel Húngaro está capacitado para correr grandes distancias y tiene una gran resistencia física, aunque a simple vista sus patas puedan parecer frágiles por ser muy delgadas.

En cuanto a su comportamiento el galgo húngaro es una raza de perro muy afectuoso, equilibrado, estable y fiel. Muy apegado a su dueño y como es apacible se lleva bien con desconocidos y también con otras mascotas, siendo apta para todo tipo de familias.

Conviene que hagan ejercicio moderados, ya que con su intensidad puede causarles problemas como la torsión de estómago o la displasia de cadera o codo, no suele tener enfermedades congénitas relevantes.

Pelaje y Color

El pelo es muy tupido, corto y no demasiado fino, en invierno es grueso y  aunque crece y se queda más largo durante el invierno, siendo esto una curiosidad de esta raza. Puede ser de diferentes colores: blanco, bicolor, crema, fuego, atigrado y se admiten todos los matices lisos, moteados o mezclados. El mantenimiento de su pelaje es sencillo y basta con un cepillado semanal para retirar los pelos muertos.

Clasificación del lebrel húngaro

Al tomarse en cuenta su altura a la cruz de 64 y 60cm como máximo y peso alrededor de los 27 y 24 kilogramos tope (en machos y hembras, respectivamente), acompañado de sus aptitudes como perro de muestra polivalente, este can ha recibido una clasificación general como raza de perros grandes, recibiendo de la FCI la clasificación en el grupo 7, perros de muestra continentales y de la AKC el grupo 1, perros de muestra.

Aclaramos que la FCI y la AKC, toman en cuenta las regiones donde el lebrel húngaro hace vida y sus aptitudes, además de los lugares donde dichos centros pro canes tienen potestad. Pocas veces la federación y la asociación tipifican a un can bajo la misma clasificación, como en este caso.

Hechos sobre la raza

Aunque no es un híbrido, sino un cruce con estas razas en directo, el lebrel húngaro (o Vizsla como de común se le conoce en Europa central) reúne muchas de las virtudes del Braco Alemán y el Pointer.

Es por ello que se le aprecia tanto al tener en sincronía su sensible olfato con su velocidad que le hacen más proactivo a la hora de seguir rastros sea de personas, otros animales o cosas, diferenciándoles apropiadamente al momento de rescatar, disuadir o someter.

Aunque los musulmanes no le aprecian por ser una raza impura, el lebrel húngaro es parte del cruce de un Sloughi (lebrel árabe “bendición de Alá”) y un perro cazador de capa amarilla del siglo XVI aparecido en Hungría, siendo este can su único legado registrado.

En la primera mitad del siglo XX fue registrado por la FCI al existir una más clara documentación histórica y registro de sus padres como campeones en exhibiciones. Para la AKC quedó reconocido en 1960.

Sobre tener al lebrel húngaro en el hogar

El lebrel húngaro es muy inteligente e independiente, lo que permite que sepa adaptarse al ambiente en el que ha sido adoptado y hacer su espacio sin que incomode a sus propietarios.

Indispensable sacarlo a pasear a diario y dejarle correr a libertad. No es un perro que ataque sin razón ni desobedezca llamados, así que podrá dejarle usted a sus anchas mientras drena la energía, la cual repone con una muy apropiada cantidad de alimentos y agua.

Bien portado en el trato con niños y ancianos pero no es muy tolerante a los juegos u órdenes sin sentido.

Su entrenamiento es corto y acata bien la disciplina y normas del hogar.

Cuando se aburre puede volverse algo destructivo e inquieto. Para evitar esos episodios cuando usted no esté en el hogar, tenga siempre algún sonido programable que le anime y algunos juguetes para perros.

Puede presentar algunas alergias a garrapaticidas o jabones. Ante cualquier reacción consulte con el veterinario.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies