Saltar al contenido

Lebrel Italiano: características, fotos, pelo, color…

julio 29, 2019

Lebrel Italiano: características, fotos, pelo, color…

El Galgo italiano, también llamado Lebrel italiano, Piccolo Levriero italiano, Galgo miniatura o Galgo enano, es el más pequeño de todos los galgos o lebreles. Es una de las razas más antiguas. Se cree que desciende de los perros del antiguo Egipto con más de 5000 años de antigüedad. Upuat, Dios del infra-mundo para el antiguo Egipto, es representado en numerosas piezas de cerámica como un Galgo italiano. En  la época del Renacimiento en Italia, se usaba como cazador de conejos y otros animales pequeños. Se convirtió en una raza muy valorada entre la aristocracia. En sus orígenes su tamaño era superior, pero con el tiempo la raza evoluciono y en el siglo XIX se estableció la raza como lo es en la actualidad, siendo el galgo más pequeño del mundo.

Lebrel Italiano

Características del lebrel italiano

Los galgos italianos son perros de tamaño pequeño, con unos 4-5 kilogramos de peso y una altura de entre 32 y 38 centímetros hasta la cruz, no existiendo diferencias destacables entre machos y hembras.

Tienen una figura  esbelta y alargada, pero guardando unas equilibradas proporciones entre la longitud y la altura de su cuerpo que es refinado y de huesos delgados. A diferencia del común de los galgos en que su espalda no se arquea, sino que es recta. Sus extremidades son finas y largas,  que van de acuerdo a su potente musculatura, lo que hace que sean perros muy rápidos y que pueden alcanzar unas extraordinarias velocidades, y es que, debido a la morfología de su cuerpo, el Lebrel italiano puede galopar de tal forma que alcanza los 40km/h. Esto solo es posible gracias a su reducido abdomen, que le permite efectuar movimientos más extremos que otras razas a la hora de galopar.

La cabeza del galgo italiano es también fina y alargada. El hocico es largo y estrecho. Presenta una trufa proporcionalmente grande y de color oscuro. Sus orejas son de inserciones altas, anchas, pequeñas y finas doblegadas en ángulo recto hacia la nuca. Los ojos son oscuros, grandes y muy expresivos. La cola es delgada y de inserción baja.

La esperanza de vida para esta raza es de 13 a 14 años.

En cuanto a su comportamiento presenta un a forma de ser dulce e inteligente, que requieren de la atención de la familia humana con la que les gusta participar en juegos y actividades de acción y de tranquilidad y descanso. Son animales tranquilos, no nerviosos y silenciosos y sensibles ante situaciones impredecibles y nuevas. Son excelentes compañeros para personas mayores o familias con hijos mayores, son muy sociables y cariñosos con las personas en quienes confían.

Respecto a sus cuidados se recomienda bañarlos una vez al mes y protegerlos del frío ante situaciones extremas. Es importante la limpieza de los dientes una vez por semana, porque desarrollan sarro fácilmente. Es necesario mantener sus uña bien cortadas, sus ojos y orejas limpios y alimentarlos de forma balanceada, cubriendo todas sus necesidades nutricionales, las cuales varían según su edad y nivel de actividad física.

Los pequeños lebreles italianos no presentan grandes enfermedades congénitas. Debido a su tamaño y fragilidad es preciso estar pendiente para evitar posibles fracturas durante su desarrollo.

Es necesario proporcionarles tranquilidad, afecto y cariño, porque son sensibles al estrés y a la ansiedad, para tener una mascota feliz.

Pelaje y Color

El pelo del galgo italiano es ceñido, corto y fino; es únicamente de un tono liso y según el estándar FCI, los únicos colores admitidos para el Lebrel italiano son el negro, el gris e isabelino (amarillento o beige pálido) en todas sus tonalidades, más sin embargo, pueden tener manchas blancas en el pecho y en los pies. Se recomienda un cepillado semanalmente.

Lebrel italia

Clasificación del lebrel italano

Al tomarse en cuenta su altura a la cruz de 38 y 33cm como máximo y peso alrededor de los 5 y 4 kilogramos tope (en machos y hembras, respectivamente), acompañado de sus aptitudes como perro de trabajo, perro de deporte y perro de compañía, este can ha recibido una clasificación general como raza de perros pequeños, recibiendo de la FCI la clasificación en el grupo 10, lebreles de pelo corto y de la AKC el grupo 5, perros de juguete.

Aclaramos que ésta no es una disparidad entre la FCI y la AKC, sino que ambos toman en cuenta las regiones donde el lebrel italiano hace vida y sus aptitudes, además de los lugares donde dichos centros pro canes tienen potestad.

Hechos sobre la raza

Si bien el lebrel italiano o galgo italiano no es el perro más pequeño que existe, sí lo es entre los de su especie.

Sus ancestros ya correteaban en las cortes de los faraones. Existen leyendas de que Moisés cuando era criado por los egipcios, regalaba pequeños perros a quienes eran de su estima; ésta debió ser la raza, según comparaciones con efigies esculpidas que datan de esos tiempos y relatan la historia pura.

Aunque su tamaño era un poco mayor al de ahora, su competencia con el Whippet por el afecto de los públicos terminó obligando a los cinólogos – criadores a empequeñecer más al animal para superar al otro que también es pequeño.

Cómo tener al lebrel italiano en el hogar

El afecto hacia el lebrel italiano se le demuestra no gritándole ni brindarle grandes sorpresas o períodos más extendidos de soledad, ya que el stress lo abate, acaba con su dinamismo y procede a enfermarlo o hacerlo muy asustadizo.

Evitando lo anterior, encontrará en esta raza mucha amistad, agrado, cariño, obediencia casi en grado de sumisión, aunque no es extraño que el can quiera hacer su voluntad al usar su capacidad de determinación.

Gusta de jugar con niños y personas mayores, además de hacer muchas payasadas y maromas, brincando, trepando y corriendo sin cesar. Hay que tener mucho cuidado de no pisarle cuando pase raudo entre sus piernas.

Al estar solo y poseyendo ya costumbre, no llora, aúlla o ladra incesantemente; igual cuando su familia duerme.

El lebrel italiano adoptado de cachorro debe ser entrenado sobre su rol en el hogar, incluyendo cuándo y dónde hacer sus necesidades; sí él lo decide y lo hace donde a usted no le convenga, será difícil quitarle tal hábito.

De resto es un animal muy pulcro, de fácil aseo y cortes de pelo. La inversión en comida y salud es de baja a moderada, lo que la hace una mejor opción como mascota.

Algunos productos de limpieza del hogar le son dañinos, consulte al veterinario en caso de alergias, desánimo o tos incesante en su lebrel italiano.

Si necesitas un veterinario urgencias 24 horas te re recomendamos pinchar en el enlace.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies