Pastor holandés; características, fotos, pelo, color…

El pastor holandés es un perro pastor originario de los Países Bajos, y se caracteriza por ser un perro con mucha energía y fuerza, al igual que muy leal con sus dueños.

Historia y origen del pastor holandés

Como su nombre nos indica estos perros tienen un origen Holandés y también reciben el nombre de dutch shepherds. Estos animales fueron usados como perros guardianes y de pastoreo.

Además fueron usados como perros policías, de seguridad y para tirar de los trineos. Debemos resaltar que estos perros son muy antiguos, de hecho provienen de una larga y antigua estirpe de perros pastores europeos, que con el tiempo se comenzaron a diferenciar.

Fue en el año 1830 donde el pastor holandés comenzó a diferenciarse del pastor belga, y esto se debe a la separación territorial que ocurrió entre Holanda y Bélgica.

Debemos indicar que en el año 1898 se realizó el primer estándar físico de esta raza, sin embargo no fue hasta 1960 cuando la Federación Cinológica Internacional (FCI) decidió reconocer a estos perros como una raza.

Características del pastor holandés

Características del pastor holandés

Estos perros son de talla mediana, sus medidas exactas van de 57 a 62 cm en el caso de los machos y 55 a 62 cm en el caso de las hembras. En cuanto al peso este puede ser de 30 kilos.

Su cuerpo por otro lado tiene una complexión media, con una buena musculatura y fuerza. Dando un simple vistazo podemos ver que son perros alargados, con cola curvada y una espalda recta y corta. Además tienen fuertes patas, cráneo plano, hocico alargado y ojos medianos con forma de almendra y de color oscuro.

Pelaje del pastor holandés

Una característica muy importante de estos animales es su pelaje, ya que este puede dividirse en tres variedades las cuales son;

  • Pelo cortó; Su coloración puede ser pardo o gris. Debemos destacar que cuando tiene este tipo de pelo, tienen una abundante lanita y se caracteriza por ser corto, duro y pegado al cuerpo.
  • Pelo largo; En este caso el pelo es áspero al tacto, pero liso, teniendo comúnmente una coloración atigrada.
  • Pelo duro; Para este caso el pelo se extiende de forma abundante por todo el cuerpo, a excepción de la cabeza donde encontramos una densa lanillas. En cuanto a los colores podemos decir que suele ser sal con pimienta y azul grisáceo.

Carácter del pastor holandés

Estos perros son fuertes, enérgicos, resistentes y muy activos. Debido a esto son excelentes compañeros para personas que disfrutan del deporte. Otros aspectos importantes de estos perros es que tienen una actitud muy fiel, cariñosa y dócil.

Es una de las mejores mascotas para familias con niños y ancianos, ya que estos perros logran un gran apego hacia sus dueños. Pero eso no es todo, ya que estos perros pueden socializar muy bien con otros animales.

Educación 

Educación del pastor holandés

Debido a que son animales inteligentes y muy dóciles, aprende con gran facilidad. Gracias a esto pueden aprender trucos y órdenes con pocos ensayos. Por todo esto el pastor holandés suele ser entrenado para competir en circuitos de agility.

Aunque no son perros muy agresivos, pueden ser recelosos y hostiles con las visitas de desconocidos. Debido a esto, parte importante de su entrenamiento, incluye que se les socialice adecuadamente.

Cuidados 

Debido a que estos perros tienen un pelaje pelicorto necesitan de un cepillado y peinado regular para eliminar los vellos muertos y sueltos. Al mismo tiempo debemos cortar el pelo en exceso de las orejas y dos veces al año debemos llevarlo con un profesional para que quite el pelo de alambre.

En cuanto a su salud podemos decir que estos animales no tienen predisposición a desarrollar enfermedades. Aun así hay casos donde pueden desarrollar displasia de cadera, debido a esto y para estar seguro de su salud debemos llevarlo con el veterinario regularmente.

Vídeo sobre el Pastor Holandés

https://www.youtube.com/watch?v=fuboC5XYI8o&vl=es

Hechos y curiosidades sobre la raza

Desde el siglo XIX hizo vida en la región de Bravante al sur de Holanda junto a la vecina Bélgica, quienes aún le conservan y por eso ambos comparten la guarda y nombre del Pastor holandés ante la FCI.

La división de sus distintos pelajes comenzó luego de acabada la Segunda Guerra Mundial, impulsada por las exposiciones caninas.

En los inicios de su vida como raza de perro, se le dieron diversos propósitos que paulatinamente fue cumpliendo, tanto de tirador de carritos, guardián del ganado, guía de rebaños, cazador de animales pequeños junto a sus dueños o cazador vespertino de alimañas que entraren en sus dominios.

También estuvo con quienes detentaban la seguridad, acción que se mantiene hasta nuestros días, por su agilidad y fiereza en los momentos que se requiere una captura.

Nacido para destacar

El Pastor holandés sabe apegarse  sus dueños granjeando su cariño. No es un animal que guste recibir dádivas, sino ganarse todo, incluso sí ha de portarse juguetón, payaso o demasiado cariñoso para conseguir el afecto.

Sabe compensar sus horas de trabajo con las horas de descanso, apagándose por completo, diferenciando así su tiempo de acción con su tiempo personal. Por ende, rara vez se le ve cansado o distraído.

Aunque es un perro de mucho carácter e independiente, tiene respeto y fidelidad a quien se demuestra como un líder o macho alfa dominante, sin importar que éste sea el hombre de la casa, su esposa o sus hijos. Puede quererlos a todos por igual, pero su mayor adhesión será quien le merezca respeto.

Sus instintos de perro pastor ovejero autentico no se paran allí. Sabe liderar y encausar a cualquier animal e incluso a los bebés y niños pequeños a quienes vigila de manera paternal.

La raza está inscrita en los altares de las competiciones caninas como una de las más fiables para ganar. No en vano muchos propietarios de granjas y criadores pagan altas sumas de dinero en entrenamiento para perros tan sólo por demostrar el valor de su can en competiciones.

El Perro holandés demuestra en competiciones o en la vida diaria por igual sus dotes innatas en la protección de animales de pastoreo, agilidad y obediencia.

Hay quienes dicen que es feliz con su trabajo, sólo por el hecho de que sus facciones parecen hacerle tener una gran sonrisa.

Se le ha de brindar el espacio personal que exige, especialmente las personas ajenas a él.

Gusta de recibir y aprender nuevas órdenes, mientras estas no sean de tareas tediosas y repetitivas o que contrasten con alguna lección ya dada. Su memoria es muy buena, por eso hay que estar muy al pendiente de lo que se le enseña o el perro por su protección, desobedecerá.

Ademas de conocer al pastor Holandés te recomendamos leer; Cao da Serra Aires y Mudi

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies