Perro de montaña de Formosa; características, fotos, pelo, color…

El perro de montaña de Formosa es una raza originaria de Taiwán la cual puede ser de tamaño mediano  pequeño.

Historia y origen del perro de montaña de Formosa

Como mencionamos estos animales son originarios de Taiwán, siendo descendientes del conocido perro de caza de Asia Meridional. Fue la Universidad Nacional de Taiwan, Japan Gifu y Nagoya, las que luego de uno estudios dieron a conocer que estos perros evolucionaron hasta convertirse en una raza separadas.

Debemos destacar que los aborígenes de Taiwán no practicaban la cría de perros deliberadamente. Lo que nos hace pensar que esta raza de perro se desarrolló de forma natural y se adaptó a la vida en la isla.

Esta raza es pequeña, y puede que esto esté relacionado con las situaciones de la isla. Debido a la falta de comida disponible, llevó a esta raza a ser mucho más pequeña. No obstante esto no limitó para nada a este perro, ya que el mismo se convirtió en un experto saltador y escalador, por las condiciones rocosas de Taiwán.

Gracias a su adaptabilidad los aborígenes decidieron usar este perro para diferente labores, entre ellas cazar y guardia. Actualmente además funciona como perros acrobáticos, de rescates y de compañía.

Por otro lado es importante resaltar que estos perros son mayormente conocidos en Taiwán. Aunque en el año 2004 recibieron el reconocimiento provisional por la FCI. Es importante resaltar que estos perros están en peligro de extinguirse debido al poco esfuerzo de los habitantes y gobierno de Taiwán.

Características de los perros de montaña de Formosa

Características de los perros de montaña de Formosa

Estos perros tienen una apariencia muy similar a otros perros primitivos, en particular con el Dingo y el Basenji. En cuanto a su tamaño podemos decir que va de mediano a grande, llegando a medir los machos 48 a 52 cm, con un peso de 14 a 18 kg. Mientras que la hembra llegan a los 43 o 47 cm, con un peso de 12 a 16 kg.

Por otro lado también se ha encontrado que ciertos miembros, sobre todo los más fuertes de esta raza, tienen un parecido con el Chow Chow. Dejando esto de lado podemos decir que esta raza de perros es muy atlética y se pueden notar a simple vista que tiene una constitución musculosa.

Los rasgos más primitivos de este animal lo podemos encontrar en su cabeza y rostro. Su cabeza por ejemplo es ancha y redondeada, con un cráneo y hocico que se mezclan casi sin interrupciones.

En cuanto a su pelaje, podemos decir que es corto, duro y ajustado, siendo mayormente recto, aunque también se pueden encontrar algunos ejemplares con rulos. Entre los colores permitidos tenemos el negro, atigrado, leonado, blanco, blanco con negro, blanco y leonado y blanco y atigrado.

Temperamento del perro de montaña de Formosa

Temperamento del perro de montaña de Formosa

Como se trata de un perro cazador podemos imaginarnos que es un perro con energía, entusiasta, valiente, perseverantes y muy vivaz. Cuando se trata de la familia estos canes son alegres, afectuosos y fieles.

Es importante mencionar que estos perros no suelen ser compatibles con otros perros, aparte llevan muy mal la soledad. En caso de quedarse solo por mucho tiempo se aburrirá, lo que hará que se vuelva destructivo, nervioso y ruidoso.

Cuidados del perro de montaña de Formosa

Para el cuidado de estos animales debemos realizar revisiones a su pelaje, orejas y ojos ya que son propensos a infectarse. En cuanto al ejercicio, estos perros requieren de actividad física diaria al aire libre. Es importante destacar que una vida sedentaria ocasiona que estos perros sufran de sobrepeso.

Su pelaje por otro lado es corto, así que no necesita de mucho cuidado basta con realizar cepillados ocasionales para quitar los pelos muertos. Por último se recomienda realizar baños al menos cada seis meses.

Vídeo sobre el Perro de montaña de Formosa 

Hechos y curiosidades sobre la raza

Pocas veces se reúnen tantas instituciones científicas y de amantes de los perros para determinar los orígenes de un can. Y aunque aquí en Amigos Perros, hemos suscrito sus orígenes al principio de este artículo, justo es describir la siguiente anécdota:

Las principales Universidades de Nagoya, Gifu y Taiwán se reunieron en sus cátedras de historia, arqueología, paleontología, veterinaria, patología, entre otros y convocaron a amantes de los perros para que llevasen razas autóctonas del Asia para analizar los orígenes del Perro de montaña de Formosa. La conclusión fue que este animal era una raza autóctona propia de Taiwán, que descendía de los perros cazadores del sudeste asiático.

Dichos estudios comenzaron en 1980 y duraron tres años. En el año 2003 se volvió a realizar una evaluación en conjunto a la FCI, BKC y científicos de la Universidad de Oxford, quienes refrendaron la información. Esto con la intención de crear una “internacionalización” de la raza, para hacerla próspera en Europa, hecho que bien se ha logrado en los últimos años con razas asistentes a concurso, con pedigrí certificado y en algunos casos, mejoramiento en la genética de subrazas cuando ha existido apareamiento natural por parte del macho con la hembra de cualquier otra especie, cuyos alelos sean adecuados.

Para el año 2004 la Federación Cinológica Internacional certificó el estándar de la raza gracias a estos nuevos análisis. Además de su internacionalización, despertó un nuevo interés en la raza como perro de compañía y de guardia.

El nombre con el que más se le trata es Pero de Taiwán, pero como manera más respetuosa y en homenaje a su porte se le conoce como Perro de montaña de Formosa.

Su clasificación

Tomando en cuenta su altura a la cruz de 52 y 46cm como máximo y peso alrededor de los 18 y 14 kilogramos tope (en machos y hembras, respectivamente), acompañado de sus aptitudes como perro de compañía apto para la guarda, este can ha recibido una clasificación general como raza de perros medianos, recibiendo de la FCI la clasificación en el grupo 5, perros tipo Spitz y tipo primitivo (sección 7: tipo primitivo / perros de caza). La BKC no ha concedido estándar, pero estimula la adopción del Perro de montaña de Formosa.

En el hogar

Lealtad indiscutible hacia su propietario, respeto guarda y compañía para con los miembros de la familia. Se lleva bien con los niños mientras no lo atosiguen. Se mantiene vigilante con los extraños, lo que hace fundamental el brindarse socialización desde cachorro. Su adaptabilidad a cualquier tipo de ambiente lo hacen idóneo para el hogar urbano o rural de todo tamaño, siempre y cuando se le brinden las condiciones mínimas de entrenamiento y recreación.

Otras razas de perros que te pueden interesar son; Pastor lapón de Suecia y Pastor islandés

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies