Saltar al contenido

Podenco ibicenco; características, fotos, pelo, color…

agosto 15, 2019
Podenco ibicenco

Conocemos como podenco ibicenco a una raza de perro originarias de España, en específico de Ibiza. Los mismos fueron usados durante mucho tiempo para la caza de liebres y conejos.

Origen e Historia del podenco ibicenco

Como ya mencionamos estos perros son originarios de España, procedentes de la isla de Ibiza, la cual fue fundada en el 654 a.C. En cuanto a sus descendientes se piensan que estos vienen de los perros egipcios que fueron llevados a las islas por comerciantes hace mucho tiempo.

No obstante, hay un poco de controversia con esta hipótesis, ya que los estudios del genoma canino sugieren que estos perros son recientes. Debido a esto lo más probables es que el podenco ibicenco haya surgido cuando los primeros podencos fueron llevados a Ibiza.

Desde sus inicios estos animales eran empleados para cazar animales pequeños como los conejos y las liebres. Sobre todo durante la noche, ya que estos canes tienen muy bien desarrollado el sentido de la visión y del oído.

Detalles históricos relevantes

Sus orígenes se basan en su figura y el tomar en cuenta la apreciación de que tienen ancestros egipcios documentados en las pinturas, alfarería y labrados de tumbas que datan de más de 5.000 años cuando también habitaron la Isla de Formentera.

Para historiadores y criadores no queda duda de que el Podenco Ibicenco posee la genética del Pharaoh Hound, dato corroborado gracias a expediciones arqueológicas donde se encontraron huesos de esta raza provenientes del Período Protodinástico, del 4770 a.C.

Y mucho más atrás se han hallado pinturas rupestres en las cuevas Tassili en Argelia con una data superior a los 8.000 años donde las figuras de los perros que acompañan a los cazadores reflejan gran similitud con el Podenco Ibicenco actual y por ende toda su línea de ancestros. Las historias en ellas contadas muestran a perros que obedecen a los hombres, lo que indica una propensión tanto a la cacería como a la disciplina y compañía/dirección de seres humanos.

Es el Medio Oriente rico en imágenes que representan a los antepasados de Podenco Ibicenco en labores de caza, pastoreo, guarda y compañía de faraones (hallados elementos relacionados al can en la tumba de Tutankamón), reyes y nobles; una de las razones es su estoica mirada y porte firme e inmutable que lo hace de respeto e intimida a los atacantes. Además la deidad egipcia Anubis era representada por ello con la imagen de un Pharaoh Hound que es actualmente la genética del Podenco Ibicenco.

Su llegada a las Islas Baleares

Los fenicios llegaron a la Península Arábiga a la fundación de ciudades en el Norte de África y hacia Europa Occidental, llegando a la ciudad de Gades (actual Cádiz). Paulatinamente llevaron a sus perros a las Islas Baleares, siendo la más habitada y fecunda en reproducción la isla de Ibiza, terminando por brindarle su nombre a esta raza.

Así como en la Isla Fomentara, en Ibiza se crió a los Podenco Ibicenco para la caza menor, inculcándoles tácitamente que de su cacería saldría su sustento diario y el de su familia. Los cachorros o adultos débiles eran ahogados en el mar; por ende muchos propietarios les hacían sacar el máximo de su potencial para ser supervivientes. Esta tendencia se fue insertando en la genética del perro y hoy por hoy su estirpe sabe valerse correctamente en cualesquiera sean las situaciones adversas.

Su desarrollo en España

Gracia a su agilidad para la cacería por realizarla en combinación del olfato, vista y oído acompañados con su habilidad para trepar y además erguirse en sus patas posteriores, su utilidad en España va dirigida a la caza de conejos, ciervos y el jabalí.

Por ser una raza en extremo dominante y territorial, la caza es realizada por varias canes femeninas con o sin un macho. Lamentablemente la competitividad y dominio no permite lanzar varios machos juntos, so riesgo de que terminen peleándose entre sí. Dicha jauría así nivelada sabe trabajar en equipo y rodear a su presa evitando que huya o darle mordiscos innecesarios.

Los cazadores y criadores españoles aman a los Podenco Ibicenco por resultar un espectáculo visual en el acto de la cacería, dando saltos a gran altura con giros acrobáticos incluidos, tanto para la intercepción de las piezas como su visualización.

En las Islas Baleares y toda España el desarrollo de este can ha sido portentosa y su desarrollo en más del 80% del planeta se comenzó a consolidar a mediados del siglo XX gracias a la marquesa de Bélgida, doña María Dolores Olives de Cotonera que desde su criadero realizó la mayor campaña de concientización y mercadeo que persona española haya podido hacer por un animal.

Características del podenco ibicenco

Características del podenco ibicenco

Empezando por las medidas de este animal podemos decir que las hembras tienen una altura de la cruz de 60 a 67 cm, mientras que el macho llega a los 66 y 72 cm. Su peso en ambos sexos fluctúa entre 20 y 25 kg.

Aparte estos animales se caracterizan por tener un cuerpo atlético y elegante, con una cabeza delgada, cara larga y una nariz del mismo color de su piel. Sus ojos por otro lado suelen ser pequeños, oblicuos y de color ámbar claro.

Las orejas en cambio son rígidas, alargadas, romboides y grandes, estando erguidas cuando el perro está atento a su entorno.

En cuanto a su pelaje este puede ser de tres variedades, una es pelo liso; se caracteriza por ser fuerte y brillantes, pero no sedoso, otra es el pelo duro; que resulta ser áspero y denso y la última es el pelo largo; que suele ser suave y tiende a medir 5 cm de longitud.

Su coloración por otro lado puede variar, yendo de rojizos a blancos o alguna combinación entre ambos colores.

Apariencia general del Podenco Ibicenco

Cabeza: Es larga y estrecha con forma de cono algo truncado. De cráneo largo y semi aplanado, frente estrecha.

Nariz: Ligeramente convexa, fosas nasales medias y muy perceptivas.

Ojos: Son pequeños y de forma oblicua. Su salud se denota en su característico color ámbar claro.

Orejas: Anchas, erguidas y muy móviles. En el acto de caza o guardia comienza sus movimientos lego de “sintonizar” con ellas la dirección de los sonidos irregulares, cual radar.

Figura: De cuello largo, fortísimo y arqueado en manera elegante. Su tórax es alto y estrecho además de profundo. El Podenco Ibicenco tiene un característico lomo recto que le brinda prestancia y estoicismo; el área de los riñones está arqueada y su vientre retraído.

Cola: Está insertada y baja, es espigada y larga. Su estado de ánimo está ligado a ella.

Patas: Las cuatro son largas, fuertes y enjutas. Sus pies poseen unas uñas blancas de gran longitud y dedos muy juntos y largos con almohadillas bastante esponjosas que les permite realizar sus portentosos saltos, además de poder transitar por zonas calientes o intrincadas con bastante agilidad y resistencia.

Pelo: En este punto el Podenco Ibicenco se divide en dos variedades: el de pelo corto, que es brillante, resistente más no sedoso (las hembras son en su mayoría así). Y el de pelo largo el cual es abundante y áspero con una barba destacada de mismas características.

Color: Son de común blancos con rojo, blanco con leonado, blanco total, rojo o leonado. Para algunos criadores y cazadores los demás colores deben ser excluidos, pero gracias a los derechos de los animales el rescate y adopción de los mismos les han hecho ser paulatinamente una raza más protegida y con opciones de mejorar en dos o tres décadas con este humanista proceder que se aleja a las acciones barbáricas de siglos anteriores.

Temperamento del podenco ibicenco

En términos generales podemos decir que estos animales son muy tranquilos. Pero les gusta llamar la atención. Al mismo tiempo son independientes, curiosos, dinámicos y enérgicos. Lo cual se debe mayormente a su instinto cazador.

Por otro lado hay veces en la que se vuelve un poco testarudo, y esto es mayormente por su tendencia a ser independiente. Aunque disfruta de la compañía de su familia, debemos darle tiempo para estar solos.

Adiestramiento del podenco ibicenco

Adiestramiento del podenco ibicenco

Si es un adiestramiento tradicional, este no dará resultado. El podenco ibicenco es un animal que responde bien al adiestramiento canino siempre y cuando apliquemos el refuerzo positivo. Ten en mente que estos perros son muy sensibles al castigo.

En caso de que la educación de este perro no sea la correcta puede sufrir daños mentales y físicos graves. Si en cambio es adiestrado y educado, de forma correcta no presentara ningún tipo de problemas.

Alimentación del podenco ibicenco

Como ya hemos mencionados estos canes se caracterizan por ser muy enérgicos. Debido a ello necesitan de una buena alimentación, donde se aporten proteínas y nutrientes, que le ayudan a recuperar su energía y a mantenerlo sano, fuerte y activo.

Si no sabes que dieta debe llevar tu perro lo mejor es preguntar al veterinario, de este modo él puede orientarte.

Cuidados del podenco ibicenco

Debido a que son perros atléticos esos canes necesitan de una buena rutina de ejercicio diario. Lo mejor es sacarlos a pasear dos veces al día. En cuanto al cuidado de su pelaje este puede variar, dependiendo del tipo de cabello.

Si es de pelo liso no requiere de mucho cepillado, en caso de ser pelo duro se recomienda cepillar una vez a la semanas. Pero si es largo se debe cepillar dos veces por semana.

Curiosidades sobre el Podenco Ibicenco

  • Se dice que menos criadores se interesan ahora de su reproducción en España. Más el Podenco Ibicenco ya ha cubierto más del 80% del planeta así que la raza se mantiene asegurada. Además en las Islas Baleares es una raza protegida y querida que no se detendrá por ser representativa y nacional.
  • Llega a ser un solitario, ama su espacio personal y sabe en qué y cuándo entretenerse, compartir y/o ejercitarse.
  • Para congeniar con el Podenco Ibicenco se le debe mostrar respeto antes que afecto. No es fácil de comprar con comida o juegos, más bien aprecia la firmeza de las palabras y un tono de voz no estridente.
  • No es muy adepto a los niños o animales en los que note se les dé más cariño que a ellos. Sus celos son notorios y los demuestra con indiferencia y gruñidos esporádicos. Más no es común que muerdan o rompan algo en su molestia.
  • No es sumiso pero sí muy dócil para quien le cría y con quienes sea presentado.
  • Le gusta el mar aunque no es un gran nadador. Además el atrapar la pelota y el freesbee le atraen por la oportunidad d demostrar sus innatas habilidades gimnásticas.
  • Bastante pulcro, educado, servicial.

Vídeo del Podenco Ibicenco

Otras razas de perros que te pueden interesar; Keeshond y Pastor islandés

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies