Saltar al contenido

Terrier escocés: características, fotos, pelo, color

agosto 16, 2019
Terrier escocés

Los perros de raza terrier escocés tienen un carácter afable, son muy cariñosos y desarrollan lazos afectivos con los amos. Originario de las islas británicas, el terrier escocés fue criado para vivir en el campo y para la captura de alimañas subterráneas o habituadas a los escondrijos. Sin embargo se ha adaptado a la vida urbana.

Son perros valientes procedentes de Escocia, formando parte del grupo de cinco razas terrier que se originaron en este territorio. Son indiscutible compañía de los niños a quienes cuidan con gran atención. Otros rasgos resaltantes son la fortaleza interna, patas y hocico fuerte que le permiten un rápido desplazamiento y la captura de presas pequeñas y medianas.

Es una raza muy antigua, que se desconoce su origen real, sin embargo, se sabe que pertenece a los terrenos de Escocia. Hasta llegó a ser una raza que pertenecía a los círculos de los reyes. Y a pesar de ser concebido como un excelente cazador, ha sido durante años, el acompañante perfecto para las familias de todo el mundo.

Terrier escocés

Características terrier escocés

El Terrier  Escocés o Scottish Terrier es una raza terrier ancestral, perteneciente al tronco terrier Skye. Por su resistencia se le utilizó para cazar animales pequeños y medianos, tales como zorros y tejones. Entre sus rasgos distintivos, se ha resaltado su independencia y terquedad, lo que a veces lo lleva a tomar decisiones más allá de lo que se le ordena. Esto no anula su excelente obediencia, que le ha otorgado lugar dentro de los concursos de perros. También es valiente, y posee una gran resistencia y fuerza en su cuerpo.

Es un animal de cuerpo bajo y complexión robusta. Las patas son derechas, cortas y fornidas, apropiadas para excavar, y es algo propio de las razas terrier, por lo que sería muy inusual que no fuera apto para esta actividad. Su cabeza es alargada y desproporcionada respecto al cuerpo, tiene ojos pequeños, muy brillantes y de color marrón intenso.

Terrier escocés

Posee orejas erguidas. La nariz del terrier escocés es muy pronunciada, la mandíbula superior es más larga que la inferior. La altura a la zona más alta del omóplato es de 25 centímetros aproximadamente. El largo del cuerpo es de 28 centímetros, el peso no excede en el macho a los 10 kilos, mientras que en las hembras solamente llega a los 9 kilos. La esperanza de vida es de 13 años. El terrier escocés resulta ser un buen perro guardián.

Pero dentro de su genética, se encuentra a padecer dos enfermedades. La primera de ellas es la enfermedad de von Willebrand, que se trata de afección en la función plaquetaria, que dificulta la coagulación, lo que conlleva a hemorragias. Se encuentra en tres clases: Tipo I, Tipo II y Tipo III, siendo la primera la más común e esta raza, además de la más leve. Mientras que la otra enfermedad, se trata de la osteopatía craneomandibular, que afecta el crecimiento del hueso de la mandíbula inferior, llegando a ser más grande de lo normal, dificultando el masticar.

Pelo del terrier escocés

El pelo del terrier escocés lo defiende de las bajas temperaturas del invierno europeo. A través del tiempo logró desarrollar una capa doble, la superior o externa es gruesa y áspera, mientras que la interna resulta ser muy suave y densa. El pelo es más denso en algunas regiones del cuerpo como son la mandíbula inferior, cejas, patas y zona inferior del cuerpo. En cambio la capa es corta a nivel de la cabeza, orejas, cola y espalda. Hay la creencia que los terriers escoceses son negros, sin embargo los hay atigrados.

Terrier escocés

Color

Los colores son variados, van del gris oscuro a negro azabache. Se dan casos en los que el pelo es casi blanco o color trigo.

Hechos y curiosidades sobre la raza

Para quienes tienen pre-fijada la imagen de los escoceses, con sus Kirk, gaitas, bailes, parajes, whisky y demás, el Terrier escocés es parte indispensable en tal escena preconcebida. Aunque es un poco prejuicioso, realmente que este can representa a Escocia.

Y dicha representación es en porte, calma, observación, laboriosidad, el tránsito de la persona común a través de grandes distancias, lo respetuoso para con los demás y el prestar atención y comunicar lo que ve y siente con total libertad. Es realmente plausible entender la identidad de un país a través de los ojos de un perro y mucho más, en sus nobles acciones.

Siempre ha destacado como cazador – atrapador de conejos y perdices y un feroz eliminador de ratones y otras plagas contra las cuales siente un gran desprecio, aunque no es un can que pierda los estribos en el fragor de la cacería; ello se comprueba cuando acata los llamados a detenerse y recogerse por parte de su amo cazador.

Es también un animal cobrador de piezas en el agua, sabiendo nadar, asirlas y llevarlas a tierra firme sin problema alguno.

La manera anglo de referirse al Terrier escocés Aberdeen Terrier, aunque los norteamericanos más jóvenes le llaman Scotties, no de manera displicente contra el gentilicio escoces, sino que lo asocian con el nombre de Scott, muy popular en los Estados Unidos.

Una de sus cazas favoritas era la del tejón, porque éstos creaban sus madrigueras en los sitios más intrincados y con hoyos muy pequeños. El Terrier escocés les demostraba su poder y velocidad como cavadores, resultando así una manera de intimidar y agobiar a la presa que caía más fácilmente y sin batallar.

Una de sus virtudes más características es la fortaleza de la cola. Ello fue un empeño de los criadores con el fin de que un Terrier escocés pudiera sacar a otro que pudiere haberse quedado atascado en una de sus excavaciones o estuviere en una parte intrincada y profunda. A manera de juego, los cachorros en sus primeros meses acostumbran seguir a sus padres asidos de su cola, lo que va sembrando en ellos la habilidad y propósito que por naturaleza, ya traen.

Al Terrier escocés le resulta muy incómoda la inactividad. El tiempo de descanso lo decide él. Incluso las hembras al dar a luz, en menor tiempo que las de las otras razas ya están de pie y presta para la acción, no sin antes atender a sus cachorros, los cuales a poco de nacidos, ya irán de paseo agarrados de la cola de sus padres.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies