Saltar al contenido

Terrier inglés miniatura: características, fotos, pelo, color

agosto 16, 2019
Terrier inglés miniatura

El terrier inglés miniatura, también conocido como English Toy Terrier, es un perro pequeño que no excede los 30 centímetros de altura. Sus orígenes se remontan a la raza de terriers utilitarios ingleses del siglo XIX. Al igual que muchos de sus similares, se le utilizaba para combatir la invasión de ratas que afectaba a las ciudades industriales de la época. Su presencia era infaltable en las fábricas. Mediante cruces se fue logrando una raza de perro miniatura.

Este animal de muy pequeño responde al temperamento de los terrier, resultan ser cariñosos, apegados y totalmente dados a su familia. Se adaptan fácilmente lo mismo a las zonas rurales como a la ciudad, pudiendo criarse en casi cualquier entorno. Es una de las razas más preferidas, ya que funcionan muy bien en compañía de niños con edades superiores a los 6 años.

Terrier inglés miniatura

Características del terrier inglés miniatura

Se le considera un perro compacto, bien proporcionado y de gran energía. No es un animal fácil de adiestrar, ya que muestra una actitud terca ante mandatos. Se le reconoce por sus características básicas: la altura mínima es de 25 cm, y alcanzando un máximo de 30 cm, y llega a pesar de 2.7 a 3.6 kilogramos. Se debe tener en cuenta que no debe superar este rango, ya que pueden llegarse a presentar problemas de salud.

Las patas rectas no se consideran ni cortas ni largas, más bien corresponden a la talla del can. Las orejas siempre permanecen arriba, lo que le permite estar alerta y atento a cualquier evento. Posee una cola delgada y afilada, pero que en la base es un poco más gruesa. Posee una cabeza relativamente pequeña, con un cráneo angosto y plano; el hocico es largo y tiene un par de ojos pequeños que permanecen muy abiertos.

En el terrier inglés miniatura tanto la mandíbula superior como la inferior permanecen juntas; la fuerza de su mordida es bastante eficaz por la alineación de la dentadura, por lo que hay que tener cuidado si hay extraños cerca, ya que puede llegar a morder si desconfía demasiado. Por otro lado, es un perro brioso, valiente y muy atento a lo que acontece a su alrededor, parece un vigilante nato. También destaca como animal manso lo que lo hace apropiado como acompañante, y la mascota perfecta de la familia.

Terrier inglés miniatura

Asimismo, la estructura ósea es fina y recuerda a la del galgo italiano. Manifiesta gran desconfianza ante la presencia de extraños. Su cuerpo está configurado para carreras de velocidad, es un perro de gran agilidad y viveza. Al desplazarse recuerda el trote de los caballos. La esperanza de vida va de los 12 a los 13 años.

Las patas de los miembros anteriores caen directamente de los hombros, de allí su frente recto. Los pies anteriores tienen apariencia delicada y compacta; los dedos apretados y en forma de arcos, que albergan uñas negras. En los miembros anteriores se observan glúteos redondos y con hundimiento entre ambos.

Pelo del terrier inglés miniatura

El pelo del terrier inglés miniatura es corto, mullido y de mucho brillo. Se encuentra pegado a su cuerpo, lo que lo hace liso al tacto. Sin embargo, posee una textura gruesa. Para lograr que el pelaje se mantenga brillante y saludable, se aconseja que sea cepillado de manera regular. Además conviene que se le proteja en época de frío utilizando un pequeño abrigo.

Terrier inglés miniatura

Color

A diferencia de otras razas terrier, el inglés miniatura se destaca por un color negro brillante, que lo hace muy llamativo y saludable. En ciertas partes del cuerpo, sobre todo en la zona del pecho, las patas y el hocico, se puede observar un color rojizo.

Hechos y curiosidades sobre la raza

Aunque suene a cliché, por el hecho de ser inglés, pero este can es uno de los de comportamiento aristocrático más frecuente. Aunque a la hora de la algarabía y en especial con quienes la comparte, puede llegar a ser un simpático majadero; estas virtudes le hacen un amigo fiel por saber adaptarse a las situaciones que puedan estar viviendo en su hogar, algo que otros animales (y muchos seres humanos), no poseen: ser consecuentes con el prójimo.

El Terrier inglés miniatura es una versión a escala (para algunos 2:10) del Manchester Terrier; por algo se le llama originalmente (angloparlantes) como English Toy Terrier. Para algunos autores y amantes de la raza, debería ser llamado en castellano Terrier Inglés de Juguete color Negro y Fuego. Pero muchos otros (con quienes nos suscribimos en esta opinión), argumentan que es ofensivo y problemático llamar “juguete” a un ser con vida, ¡y vaya que demuestra con su energía el estar lleno de vida!

Su andar es lo más elegante e inusual que hay. Se siente, se cree y se comporta en grande, aunque su tamaño no le represente. Por eso cuando camina pareciera que estuviere emulando el trote largo de un caballo, con una formalidad tal que pareciera estar entrenado cuán soldado en el paso marcial.

Desde siempre su función ha sido el laborar como perro de compañía, pero bien que puede fungir como perro de alarma y además perseguir y ahuyentar a pequeños animales como insectos, reptiles y roedores que se adentren al hogar.

Es un can que bien puede “esconderse” en los grandes bolsos o maletines de las damas e ir en el transporte público sin atender las prohibiciones de “No se admiten mascotas” que pululan por allí. Obvio, esto se deba hacer con mucho cuidado, no vayan a sofocar o lastimar algún miembro del Terrier inglés miniatura, aunque éste colabore siendo discreto en la travesía.

Otro can con el que tiene parecido por parentesco y puede llegar a causar confusión entre quienes conocen poco o nada de los perros –pero buscan uno bajo sugerencia oral o imagen referencial- es el Whippet. Aunque para diferenciarlo sólo deben ver la curvatura del lomo que es un poco más pronunciada en el Terrier inglés miniatura que en el Whippet.

Utiliza su tamaño y delgadez a su favor, especialmente por ser un perro levemente “aerodinámico”, y que sus orejas y forma del cuerpo ofrecen menor resistencia al viento y eso les permite correr con más ligereza y dar buenas zancadas a manera de saltos para aumentar su velocidad.

Además de escuchar y acatar órdenes, utiliza su inteligencia y habilidad para transformarla en agilidades innatas, una de las más comunes es la gimnasia, por lo cual realiza piruetas o saltos hacia adelante y hacia atrás, cayendo en sus cuatro patas de manera correcta. En una etapa de su existencia y cuando eran permitidos, los Terrier inglés miniatura hicieron muchos actos circenses.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies