Boyero de las Ardenas; características, fotos, pelo, color…

El Boyero de las Ardenas es un perro muy peculiar muy resistente, al mismo se le caracteriza por ser un perro rústico. Con un aspecto huraño, fornido, robusto y mucho más.

Origen del perro Boyero de las Ardenas

Se trata de perro cuyo país de origen es Bélgica, el mismo forma parte de los 3 pastores belgas, que existen y no se conoce mucho sobre su historia. De hecho, sus primeros registros provienen de las Ardenas, y no se parece que la raza estuviera en otros lugares antes del siglo XX.

En cuanto a su desarrollo, algunos afirman que se desarrolló por perros locales que con el pasar del tiempo cambiarán a una variedad local distinta.

Características de los perros Boyero de las Ardenas

Son perros que llegan a medir 62 cm en cruz, llegando a pesar 22 y 35 kilos. El mismo dispone de un pelo semilargo, tosco y rizado, esto provoca que salga nudos si no se le realiza el correcto cuidado a su cabello.

En cuanto a su aspecto físico podemos decir que tienen un tamaño mediano, con una inusual y robusta doble capa. Debido a que se tratan de perros adaptados a aire libre, tienen un pelo grueso e impermeable. Además tiene barba corta y bigote.

Es importante destacar que estos perros pueden encontrarse casi en cualquier color, sin embargo cuando es blanco puro no se considera una raza autentica.

En cuanto al cuerpo encontramos que es cuadrado con miembros largos y delgados, perfectos para correr. Podemos decir que es un perro musculoso, aunque no lo aparente, por su largo pelaje.

Carácter del Boyero de las Ardenas

Carácter del Boyero de las Ardenas

La personalidad de este perro se puede definir como muy trabajadora y cariñosa. La primera lo hace un perro perfecto para estar al aire libre donde puede realizar diferentes tipo de tareas. Mientras que la segunda lo hace un perfecto compañero de familia.

Estos animales tienen un carácter muy decidido y obediente, con la capacidad de formar vínculos grandes con sus dueños. Aunque son propenso a sufrir de soledad, por lo que no se deben dejar solo de lo contrario sufrirá de ansiedad por separación.

Además de esto debemos mencionar que son animales desconfiados y reservados con los desconocidos.

Por último estos perros requieren de adiestramiento desde una edad muy temprana, ya que pueden llegar a ser hostil. Además se debe tener en cuidado con los animales pequeños, debido a que el Boyero de las Ardenas en la naturaleza suelen cazar presas más pequeñas. Para evitar todo estos se recomienda adiestramiento.

Convivencia del Boyero de las Ardenas

Si se trata de familias con niños que ya el perro conoce no habrá ningún problema, recordemos que su personalidad también es tranquila y enérgica.

No obstante, debemos tener cuidado porque puede que intente morder los tobillos de los niños. Esto último lo hacen por instinto, ya que es un perro de pastor que muerde las patas de las vacas para realizar su labor.

En cuanto a su convivencia con otros animales, estos deben ser de buen tamaño. Cuando se trata de animales pequeños pueden mantener vivo su instinto de caza, recordemos que estos suelen cazar animales pequeños.

Cuidados para el Boyero de las Ardenas

En cuanto a su cuidado debemos tener en cuenta su pelo, ya que este es uno de los que más problema causas. El mismo puede tener nudos, por lo que se recomienda cortarlos con regularidad, al igual que realizar cepillado diario.

Como parte de su cuidado también necesitan de ejercicio diario, de lo contrario puede aburrirse con facilidad. Sino mantiene una buena rutina de ejercicio se torna nervioso, destructivo, compulsivos y ladradores.

Vídeo sobre el Boyero de las Ardenas

Hechos sobre la raza

Es considerada una raza rara, solamente por su resistencia y la “displicencia” con la que trata a la adversidad, una cierta indiferencia al cansancio y un apasionamiento por las labores que lo hacen atípico para algunos.

El Boyero de las Ardenas fue criado desde su cruce inicial en Bélgica para el cuidado y conducción del ganado vacuno, actividad que sigue desarrollando además de ser un perro familiar (mascota). De hecho, es recomendable seguir su apasionamiento natural por el cuidado de otros animales menores o mayores y fincas.

Su resistencia consiste en el soportar los cambiantes climas (frío o calor intensos) y poder transitar en caminos sinuosos, terrenos escarpados o relieve accidentado con tranquilidad y astucia, como podría tener una cabra montesa.

Además son resistentes por genética ya que en una época no bien delimitada, la pobreza de la región azotó a esta raza y estuvo a punto de extinguirla debido a la hambruna, haciendo que los que nacían fuesen criados para resistir con diversidad de nutrientes distintos a los que los perros debería comer; ello derivó en una mejora genética que les hace aprovechar lo que comen y mantenerse linealmente fuertes.

Uno de sus períodos más oscuros fue a finales del siglo XIX y el primer tercio del siglo XX cuando su crianza y uso fue por parte de cazadores furtivos que aprovecharon las circunstancias de migración de animales ante el azote de las dos guerras mundiales para la cacería ilegal.

Paralelamente en el primer cuarto del siglo XX algunos amantes de los perros forman una sociedad para el mejoramiento del Boyero de las Ardenas, brindándoles las características, promoción y defensa que reciben todos los perros pastores, haciéndoles volver a una senda correcta. La FCI los acredita desde 1963.

Mantenerle en el hogar

Siendo espacios grandes o con posibilidades de estímulos para actividades lúdicas y de ejercicios diarios, bien puede el Boyero de las Ardenas habitar en las ciudades y sentirse cómodo, más sigue siendo recomendable el que habite en granjas, fincas o sea guardián de galpones o áreas industriales para que se sienta a sus anchas.

Su adaptabilidad a cualquier tipo de clima y terreno le hacen idóneo para todo el orbe; para ello hay que brindarle la disciplina adecuada, por lo que se recomienda adoptarles desde cachorros, para que sepan atender las normas y con quienes han de hacer vida diaria y las condiciones para el trato con los extraños, esto último es muy importante porque estos canes son muy desconfiados y protectores, colocándose en defensa pro ataque si perciben hostilidad, especialmente las hembras en época de celo o crianza.

Con educación y cariños, se hace un excelso guardián de hogares e infantes.

Además del Boyero de las Ardenas, te puede interesar El Mudi y El Boyero de Appenzell

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies