Cão de água português: características, fotos, pelo, color…

Cão de água português, mejor conocido en español como perro de agua portugués, es una raza originaria de Portugal, calculándose aproximadamente desde el siglo XV. Existen indicios de que son descendientes de canes provenientes de territorios asiáticos, que habitaron desde el año 700 a. C. De ahí, se desconoce cómo fue que se trasladaron a Europa, para cruzarse y dar a lugar a la raza que conocemos hoy en día.

Se consideró como un perro de gran utilidad, siendo adoptado por los pescadores como acompañante para sus actividades. Al ser excelente nadador, se le entrenaba para que se lanzara al agua, y guiara a los peces hacia las redes. También, solían caminar sobre el barco con el fin de avistar otras naves, y dar aviso a través de ladridos de una posible colisión. Evitaron gran cantidad de accidentes.

Cão de água portugués

Pero durante el siglo XX, la pesca disminuyó, y con esta dejo de ser necesaria la presencia del cão de água portugués, con lo que la raza llegó a estar bajo amenaza de extinción. A fin de lograr reproducir nuevamente a la especie, se trasladaron dos ejemplares a un criadero, teniendo éxitos en la reproducción, y con el tiempo fue aumentando la popularidad de este perro.

Características del Cão de água português

El cão de água portugués se ha caracterizado por ser una raza de tamaño mediano, cuya altura ronda entre 43 a 52 cm, pesando de 16 a 22 kg las hembras, mientras los machos miden de 50 a 57 cm y su peso es de 19 a 25 kg. En sus inicios, era visto como un ejemplar de gran utilidad en actividades como la caza o la pesca, sobre todo en el último caso, ya que es habilidoso en el nado.

Su físico destaca por gran musculatura y  de contextura fornida. Su cabeza es grande pero proporcionada a su cuerpo, que se adelgaza hacia el hocico, el cual es relativamente fino. Hacia la parte superior, caen un par de orejas peludas y de tamaño mediano. Y los ojos oscuros y redondos, resaltan una mirada tranquila y pacífica. Sin embargo, posee una personalidad totalmente contraria, aunque nada agresiva.

Cão de água portugués

Es un perro enérgico, alegre y ágil, que ha logrado ganarse un lugar en los hogares, gracias a que es bastante dócil. Se lleva bien con personas de cualquier edad, aunque se ha considerado una mascota ideal para vivir con niños, ya que tiene una personalidad bastante juguetona y enérgica. Pero a la vez, esta característica obliga a sus dueños a ejercitarlo constantemente, siendo necesario por lo menos sacarlo a pasear con regularidad.

Esto está relacionado estrechamente con la salud de sus huesos, pero hay que destacar que es un espécimen bastante saludable, que hay que ocuparse nada más de revisiones de rutina y vacunación. Aun así, se han registrado en sus genes predisposición a enfermedades a nivel del corazón. Se considera un can de gran inteligencia, lo que le otorga esa cualidad de aprendizaje rápido. Y en lo que respecta a su periodo de vida, varía entre los 12 a 14 años.

Pelo del Cão de água português

Es un perro de pelo lanudo y crespo, cuya longitud puede variar de corto a largo. Sin embargo, requiere mucha atención, ya que si no se cepilla de manera regular, con la aparición de nudos, tiende a padecer de parásitos, pulgas o garrapatas. Si se atiende debidamente, se mostrará un pelaje brillante y lustroso. Muchos acostumbran a afeitar la zona trasera del cuerpo solo por estética.

Cão de água portugués

Color

Los colores de este ejemplar varían entre negro, marrón y blanco de distintas tonalidades, aunque también pueden presentarse combinaciones.

Hechos y curiosidades sobre la raza

Está entre los canes con orígenes que distan del nacimiento de Cristo, hasta más de 700 años antes, siendo la región de Asia Central el epicentro de su vida. Para más detalles sobres sus orígenes, no olvide de repasar el inicio de este artículo.

Pasaron 14 siglos antes de su llegada a Europa, en específico a la Península Ibérica donde comenzó en él un mito que hasta nuestros días continúa (con sus debidas variaciones, claro está). El Cão de água português era considerado un perro santo al que se le otorgaban los dones de ser el ángel que acompañaba a los moribundos hasta el lugar donde tendrían su juicio final.

Además era el protector de los bebés y las parturientas, otorgándosele el poder de beneficiar su salud que nada perturbaría los sueños de ambos mientras el can estuviere cerca, siendo él quien peleara contra las pesadillas que ellos llegaren a tener.

Este mito comenzó en base a sus habilidades naturales de guardián, sentir empatía por las personas en derredor y ser un animal de buena vibra y muy sano, que inspiraba a los demás. Además era muy fiel y se veía su llanto cuando sus dueños o alguien que la había hecho bien, moría.

Cuando se notó la fidelidad del can y su comprensión de quién era quién o en qué lugar se debían entregar las cosas, se comenzó a utilizar como mensajero entre los lugares cercanos a los puertos y los marinos mercantes, incluso entre los dueños de los barcos encontraban en el Cão de água português un guardián de sus secretos que eran entregados y recibidos intactos, incluso sí el can debía pelear con alguien.

Este perro también es un nadador nato, algo que ya desde muy cachorro demuestra, incluso más pronto que otros perros con gusto por el agua. Por eso se le encomendó la tarea de rescatar las redes que quedaban flotando en el mar o lidiar con algunos peces que se caían.

Incluso hoy por hoy comparte con los más jóvenes a las laderas de ríos y mares y les asiste en la pesca artesanal.

Para algunos marinos, el eco de su ladrido era una manera de guía, si el Cão de água português estaba en tierra podían los navegantes saber dónde se encontraba esta y calcular dónde era la mejor zona para desembarcar. Si el pero estaba en un bote, sus ladridos y sentido de la orientación le permitían indicar a los navegantes hacia dónde dirigirse. Por ende, desde tierra o desde el mar, este animal evitaba a los perdidos y naufragios en la mayor medida posible.

Pero el desarrollo de la tecnología se hizo enemigo de estas funciones en el Cão de água portugués, haciéndole cesar en estas funciones hasta causar un gran desinterés en el cruce y cría hasta que en 1972 en América se estableció el Clube do Cão de água portugués dándole difusión y trascendencia a la raza, en especial para quienes vivieran cerca de zonas fluviales. Paulatinamente se fue llevando a zonas urbanas donde el can se siente a gusto utilizando su ladrido como eco que bien sirve de orientación. Aunque no es muy regular por su costo de manutención, puede fungir como perro lazarillo. Es idóneo por igual para personas que practican deportes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies