Pastor de Valée; características, fotos, pelo, color…

Conocemos como pastor de Valée una raza de perro conocida sobre todo por ser muy lanuda y tener un tamaño mediano.

Historia del pastor de Valée

La historia del pastor de Valée comienza desde el siglo XV, o al menos esto es lo que se tiene registrado. Desde sus inicios estos perros comenzaron a ser usados como perros de pastoreo y como perro guardián usado para vigilar.

En cuantos a sus orígenes muchos criadores de perros aseguran que es pariente cercano y posible progenitor del Bobtail. En parte esto se debe por las características del manto que son muy parecidas y porque a ambos perros les falta la cola.

Por otro lado debemos resaltar que su manto ondulado puede tener varios colores, y se cree que pudo contribuir a la formación del Collie Barbudo.

Además de todo esto luego de la Segunda Guerra Mundial, esta raza estuvo al borde de la extinción. Pero con la ayuda de la Doctora Danuta Hryniewicz y su perro Smok, se logró recatar esta raza.

Características del pastor de Valée

Características del pastor de Valée

En términos generales podemos decir que estos canes tiene un cuerpo cuadrado y compacto, de hecho podemos decir que son perros musculosos. Además de esto hay que resaltar que este perro tiene una cabeza cubierta de un largo pelo que cae sobre los ojos, de igual forma el cabello le cubre las orejas.

En cuanto a su tamaño y peso estos animales tienen un tamaño que va de los 47 cm en el caso de los machos. Pero la hembra es más pequeña, en específico suele medir 45 cm. El peso de ambos por otro lado está entre los 30 kg.

Si hablamos de su pelaje, podemos resaltar que tienen un doble manto grueso. El manto interior es suave y denso, pero el exterior es largo por todo el cuerpo, duro y puede llegar a ser ondulado y liso, sin embargo no puede ser rizado.

En cuanto al color estos animales pueden tener una coloración de blanco, gris y marrón. Sin embargo hay casos donde se presentan manchas, si esto ocurre lo normal es que se presenten en las orejas y las patas.

Comportamiento del pastor de Valée

Lo primero que podemos decir de estos animales es que tienen un carácter muy cariñoso y activo. Pero eso no es todo, ya que también se caracteriza por ser un animal inteligente, fiel y obediente hacia sus dueños.

Gracias a esto último se considera un excelente animal de compañía, y para familias con niños. Debemos tener en cuenta que estos animales son muy reservados con los extraños, por lo que son usados como perros guardianes

Además de todo esto podemos decir que estos perros pueden acostumbrarse perfectamente a diversos climas y lugares. Esto último se debe a tienen una gran resistencia y vitalidad.

Cuidados del pastor de Valée

En cuanto a los cuidados hacia estos animales debemos tener muy en cuenta sus cabellos, ya que como mencionamos es muy lanudo. Debido a esto es un animal que necesita de cepillado diario para mantener limpio su largo manto.

Al mismo tiempo el cepillado diario permite evitar la formación de molestos nudos. En cuanto a su baño, este debe hacerse de forma frecuente.

Por otro lado debemos destacar que estos animales son muy saludables, pero pueden padecer displasia de cadera y algunos problemas oculares. Volviendo a su cabello es importante cortarlo sutilmente, sobre todo alrededor de los ojos.

Esto último es importante para evitar problemas oculares, resequedad y hongos. Además se recomienda realizar visitas periódicas al veterinario.

Estos perros no se recomienda tenerlos en lugares pequeños como apartamentos, debido a que necesitan de largos paseos todos los días. Todo esto es importante ya que los ayuda a mantener su vitalidad.

Hechos y curiosidades sobre la raza

Entre las variadas presunciones sobre la raza, de las cuales nos quedamos con la que presentamos al inicio de este artículo, se estima que esta raza provino de un antiguo semítico que ocupó el corredor del litoral sirio, llevado entonces por los fenicios a lo que luego se conocería como Polonia.

El nombre completo del Pastor de Valée es Pastor Polaco de Valée, uno de los baluartes caninos que Polonia ha dado al cuido de animales de granja, guía de ovejas y disuasión, adorado por las familias gracias a su gracia, quizá iniciada por su lanudo pelaje.

Se estima que la raza Puli sea uno de sus ancestros, lo que daría a entender que el Dogo del Tíbet puede ser parte de la genética de tan noble animal, sinónimo de fiabilidad.

Otra historia describe que un comerciante polaco llevó un cargamento de grano para su ganado ovino en Escocia, utilizando como guías del mismo al Pastor de Valée. Un granjero escocés quedó impresionado de la habilidad del animal que realizó un provechoso trueque por un macho y dos hembras de la especie. No existió en principio un cruce controlado, sino que las crías de los perros ya descritos comenzaron a mezclarse con los perros autóctonos escoceses, teniéndose la fortuna de una sana raza de unos Bearded Collie.

La invasión de Alemania a Polonia en la Segunda Guerra Mundial llevó a este can a casi su extinción, tanto por el arrase como por la huida de algunos ejemplares que no pudieron sobrevivir sin apoyo en tierras inhóspitas.

El perro Smok (Dragón) es considerado el padre de todos los ejemplares actuales del Pastor de Valée. Fue cruzado con algunas hembras Pumi quienes podían mantener los alelos originales. Para 1950 se obtuvo la primera camada renovada de verdaderos canes de esta raza.

El trabajo de cría y documentación fue tan estupendo y completo que pudo recibir de la FCI el primer estándar oficial de la raza a finales de los 50 del siglo XX. Su llegada a occidente fue tras largos 40 años, logrando al siguiente año el reconocimiento de la AKC, quien felicitó sus habilidades de pastoreo.

En el hogar

El Pastor de Valée conoce su fuerza y sabe administrarla para la guía de animales de rebaño, así como tener cuidado en el trato con las personas y sus objetos, lo que le hace fiable para tenerle en el hogar.

Requiere de un líder para que coordine sus actividades, de lo contrario puede mostrarse dominante e indiferente. Su manera de actuar es reposada pero vigilante, lo que le hace un guardián que no se agota mucho, con su presencia, ladridos en el momento indicado y refilar – enfilar con su cuerpo, le basta para que sus órdenes sean acatadas. Por ende quienes están en el hogar deben hacerle saber quién manda o podría él o ella apoderarse del control.

Aunque no gasta mucha energía, su consumo de alimento e higiene son considerables.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies